¿Porqué las chicas tienen curiosidad por los puticlubs?

Es muy curioso lo que piensan algunas mujeres sobre el mundo de la prostitución. En una primera instancia todas dirán que es algo asqueroso, tanto las mujeres que se tienen que prostituir como los hombres que las solicitan.

Si si, pero me ha ocurrido en varias de mis amigas que una vez entrados en confianza e indagando sobre ese tema, hay algunas que han mostrado cierta curiosidad sobre ese mundo. En concreto quieren saber como son los clubes, que tipo de gente va y demás.


Yo si cojo confianza con una chica, si que le puedo decir abiertamente que alguna que otra vez me he ido de putas. Nunca he usado los "servicios" de un puticlub, pero si he estado alguna vez pagando en un piso. Por experimentar, mas que nada. Lo he hecho por varios motivos, por curiosidad, por morbo o simplemente por experimentar. Pero no necesidad, la verdad. Si fuera por eso no me daría cosa reconocerlo.

Y es al contarlo, cuando las chicas me preguntan cosas acerca de esos sitios.

Por no hablar ya de la fantasía que tienen muchas chicas sobre ese tema.

Pues resulta que a mi novia también le da curiosidad. Me dí cuenta hace un par de años, una noche que hablando con ella y su amiga íntima me contaron que una vez con más alcohol que sangre en las venas, quisieron entrar en un puticlub de Benalmádena (American Show). Por lo visto el de la puerta les negó el acceso.


Yo les pregunté sobre su curiosidad y me contaron que sólo querían ir a ver. Yo conozco a la amiga y aunque es muy morbosilla también, me sorprendió porque jamás habría apostado por ninguna de las dos que se atrevieran a hacer eso. Además ellas dos solitas.

El verano pasado salimos con unos amigos a Puerto Banús. Cenamos y luego las copitas. Ellos quisieron retirarse antes y nosotros nos quedamos en un pub viendo la música, las gogós y todo el ambientazo guiri que había. Salimos de camino a otro pub y pasamos por la puerta de un puticlub.
Muchas veces cuando mi novia y yo pasamos por la puerta de algún puticlub hacemos alguna que otra bromilla en plan "Venga voy a entrar un ratito, me esperas fuera" y tonterías de esas.
No se que broma fué pero el caso es que ella hizo el amago de dirigirse a la puerta.
Le dije... ¿es que quieres entrar?
Y ella con el cachondeo me dice: claro que si.
Ah pues vamos.
Y me dice "Si claro, que seguro que me van a dejar entrar".
Y yo todo un valiente que soy (a veces me paso de idiota) le dije: Pues lo intentamos y si no se puede nos vamos.

Venga vamos, le dije.

A veces me sorprende mi chica sobre las cosas que es capaz de hacer. Y sin embargo otras cosas mucho menos "fuertes" no es capaz, se muere de verguenza.

Yo sinceramente pensaba que al ir acompañado de una chica no me dejarían entrar.
Nuestra sorpresa fué grande cuando el típico chaqueta negra de la puerta nos da las buenas noches y nos abre la puerta. jajaja vale vale.
Entramos... y mi chica: Ostias, que nos dejan entrar.
Yo todo normal... claro ¿porqué no?


Allí dentro el típico ambiente de puticlub de Marbella... muchos extranjeros cuarentones con camisa de La Martina, de esos que por las mañanas los ves jugando al golf.
Y las putitas de todas clases y colores.
Habría unas 30-40 chicas y otros tantos hombres.
Mi novia nada más ver el panorama me dice: No se te ocurra soltarte de mí. jajaja
No no tranquila.
Nos vamos a la zona de la barra. Nos sentamos en dos taburetes y pedimos un par de copas.


Mi novia estaba flipandolo. Los ojos como platos sin pestañear, viendo todo el jaleo.
No perdía detalle.
Le pregunté que le parecía y me dijo que le resultaba divertido. Ver tantos hombres mayores... ¿donde estarán sus mujeres? me dice. Y otra cosa que le llamó la atención es lo mucho que se acercan las chicas para hablar con ellos. Una puta no se acerca como en una discoteca una chica, una putita de estas te invade el espacio vital. Se acerca e intenta que te fijes en ella y en sus tetas o en las armas que tenga a su disposición.

En el tiempo que estuvimos se nos acercó dos chicas preguntándonos si queríamos algo. Le preguntamos el precio y que podíamos hacer, por curiosidad mas que por otra cosa, pero desde luego no llegamos a hacer nada.
También me hacía muchos comentarios mi chica acerca de la ropa de las prostitutas, algunas en lencería y otras vestidas de calle con vaqueros y blusa normal. Por lo visto no se lo imaginaba así. Ella me comentaba que de haber visto a esa chica en otro sitio... no se hubiera imaginado que es prostituta. Por la ropa se refería.
Ah y por último le sorprendió que haya algunos chicos muy jóvenes, apenas cumplirían los 20 años y ya estaban allí.


Es interesante ver la curiosidad que tienen algunas sobre estos lugares. Y realmente no son nada del otro mundo. No difiere mucho de una discoteca cualquiera, salvo por varios detalles:
Suele estar más iluminado. Solo hay hombres de pié con copas en la mano o en taburetes. No hay chicos bailando, solo las prostitutas. Y bueno... la música es mas variada: alternan música moderna con cosas mas antiguas. Hay que respetar el gusto de los clientes. jeje

¿Alguna vez vuestras parejas o amigas os han mostrado curiosidad acerca de estos lugares?

Os recuerdo la forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

4 comentarios :

  1. A mi me da mucha curiosidad ver lo que se cuece dentro de los puticlus. Aqui en Malaga el mas famoso es el Escandalo y me gustaria poder entrar a verlo que tipo de gente hay como son las chicas y todo eso, pero creo que no dejan entrar a chicas dentro asi que me quedare con la duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es mas parecido a una discoteca de lo que te puedas imaginar, sólo que con chicas muy ligeras de ropa y todas mirandote como si fueras Brat Pitt.

      Ah! Y con clientela de toda clase... desde el típico fontanero guarro hasta los chiquillos adolescentes de 19 años.

      Por lo demás nada del otro mundo.
      Pero a ver... yo creo que en algunos si dejan entrar.

      De hecho... yo estuve una vez con una amiga en uno de Benalmádena.

      Eliminar
  2. Pues al leer tu post me ha venido a la mente un amigo que tenía que era usuario compulsivo de puticlubs. Tanto que en un viaje, justamente desde Málaga a Valencia, me empezó a hablar de todos los establecimientos con "lucecitas" que nos encontrábamos por el camino, y encima me los valoraba como si de hoteles se trataran (en plan "esas muy caras", "en este sólo rumanas" o "muchas negritas"). Era como un Tripadvisor pero enfocado en el puterío de carretera. Por suerte nunca me dijo de acompañarle, que no sé qué hubiese hecho yo en un sitio así, jeje.

    Saludos.
    Pablo G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja no te veo en un sitio de esos, pero tampoco pasa nada por entrar a uno.

      Yo entré una vez en una casa cutre de esas con lucecitas en la autovía y madre mia que susto... eso sí que es El Pasaje del Terror. jeje

      No comprendo como el ser humano puede entrar en esos sitios buscando meter.

      Eliminar