Complementos para hombres

Soy de los que piensan que la vestimenta de una persona y sus complementos dice mucho de esa persona, aunque sea de forma totalmente inconsciente a la persona que los lleva.


Tal y como reza un famoso dicho... "Vístete para el trabajo que buscas". De igual forma no sólo para el tema laboral, sino también para el tema personal y nuestra relación con los demás.

(Este post ya ha sido publicado anteriormente)

No voy a hablar de la ropa para tíos, ya que en verano es complicado. Gracias a Dios la moda
masculina no está tan encasillada como en la de las chicas. En ropa veraniega para hombres hay muchas líneas a seguir, según nuestros gustos. Y no estoy yo aquí para imponer ningún estilo completo.
Pero sí quiero centrarme un poco en los complementos que a veces solemos llevar. Y ya de paso pido vuestra opinión a ver que os parece.

Vamos a comenzar con lo más clásico: El reloj.
El reloj es uno de esos complementos que ya no tienen razón de ser. Realmente no lo necesitamos. Nuestro coche, nuestro smartphone, nuestro ordenador e incluso nuestra tostadora tiene reloj. Pero aún así muchos de nosotros lo llevamos.
Ha pasado de artículo de necesidad a moda y estilo.

Yo no se si las mujeres os soléis fijar en ellos. Yo reconozco que bastante. No se da siempre, pero la mayoría de las veces un reloj dice mucho de su dueño.
Actualmente los jóvenes usan mucho reloj de usar y tirar. Son relojes de plasticote de colores chillones... para mí son algo así como que intentan ir a la moda. No me parece mal, pero no es mi estilo.

Otros hombres suelen llevar relojes deportivos tipo G-Shock. Pienso que este tipo de personas suelen ser de edad media que de una forma u otra les interesan los deportes. Al menos esa es la actitud que proponen esos relojes.

Y por último... los relojes elegantes, pijos y de lujo. Marcas de gama media como Lotus, Viceroy, Sandoz... que no pasan de los 400 euros. Quienes los usan, a menudo son personas que les atraen los artículos de marca.
Y ya si nos vamos a un escalón más alto empiezan los de 500 hasta el infinito. Los pijos y después los de lujo. Esto ya son para los típicos que tienen mercedes... audis de gama alta y hacía arriba.

Hay una cuota de mercado que yo personalmente aborrezco, que son las imitaciones cutres. Odio esos relojes que venden los negritos en los paseo marítimos que por 30-40 euros te crees que llevas un reloj valorado en 15.000 euros y que da el pego. No amigo no. Un reloj de 30-40 euros no da el pego.

Yo reconozco que antiguamente si he comprado algunas imitaciones de Hublot (que me encantan sus diseños) pero que me costaron sobre 300 euros cada uno. Pero esos no se venden en la calle. Esos sí que dan el pego.
Pero los de 30 euros... mejor olvídalo.
Y aun así yo ya he cambiado y paso de llevar imitaciones, tanto si son de 30 como si son de 300. No necesito aparentar nada. Eso antes.

Ahora me ha dado por marcas no conocidas, con diseños interesantes. Siempre relojes que se salgan de lo normal. Nunca vulgar.
Y para el día a día... un reloj más práctico.

Además de los relojes... ¿que más se pone uno encima un tío? Pulseras.

Vale, yo con las pulseras tengo una especie de amor/odio. Porque pienso que la línea entre una pulsera bonita y una fea es una línea muy fina. Para empezar... yo odio profundamente las pulseras que intentan imponernos las mismas firmas de relojes, tipo Lotus y demás. Son una mezcla de cuero y metal que intenta ser elegante, pero a mí al menos no me gusta.

Yo pienso que tanto una pulsera como un colgante debe hablar de nuestra personalidad. No algo de marca y ya.
Personalmente me encantan las pulseras y colgantes de cuero. Nunca de oro o plata. Cosas juveniles y playeras. Además a veces contrasta muy bien con un traje cuando estás en el trabajo y cosas así. 

(Soy muy poco amigo de los colgantes religiosos. No tengo nada en contra de ellos, pero me parece un poco moda gitanuca).

Y desde luego nunca pulseras o colgantes gordos. Jamás. Eso lo dejo para la raza gitana.

Por ultimo... los bolsitos, riñoneras y bandoleras. ¿Que somos, maricones? Venga yaaa!!!! Un tío no debe llevar encima nunca más del móvil, la cartera y las llaves. Entonces... ¿pa que coño tenéis que llevar una bandolera??? ¿Para llevar los klinex? Amos no me jodas!!!

Yo lo siento, pero cuando veo un tío con algo de esto... es maricón! No hay más.

(Aquí podéis ver un maricón negro y otro maricón rubio. Juzgad vosotros mismos).

Por cierto, todo esto son opiniones personales, si no os gustan...  ya sabéis.

¿Que piensan las chicas sobre los complementos de los tíos? ¿Que cosas os molan? ¿Que cosas os dan grima? Contadme un poco.

Os recuerdo la forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario