Una persona, una hormiga

Hoy no vamos a hablar de sexo. Os quiero contar una cosa que he vivido hace poco y me ha hecho que pensar. Os cuento:

Hace dos meses un cliente mio me cuenta que él está metido en una organización comercial privada que le resulta muy rentable. Y que me quiere meter a mi también.
¿Pero de que va eso? (Pregunto yo).
Y me dice: No te lo puedo contar, es mejor que lo veas tu mismo.
¿Pero no me puedes decir un poco de que va todo eso?
No no. Es muy privada. Te puede interesar mucho.


Tal y como me lo contaba, parecía que hablara más de una secta que otra cosa. Pero mi curiosidad siempre puede conmigo y acabé aceptando. Sólo voy a curiosear, le dije.

Total, que me cita un día a una hora en un chalet de Marbella a una hora muy intespectiva. Mal
empezamos.
Aun así decido ir... llamo a la puerta del chalet y me abre una persona que me lleva a un vestíbulo y allí unas 25 personas. Todos con una chapita en la solapa de la chaqueta con su nombre y si posición en la organización.
Me presentan uno por uno y todos me saludan muy efusivamente, a pesar de que nunca los había visto.
Eso hace que mi cerebro se ponga a la defensiva. Incluso algunos conocían ya mi nombre. Sabían que iba a asistir a una de sus reuniones.
No me dejaron sólo ni un momento.

Todos son empresarios, para mas señas: directores de pequeñas y medianas empresas de la zona de Estepona y Marbella.
Había un constructor, un asesor, un arquitecto, un abogado, la dueña de una inmobiliaria, el dueño de una empresa de limpiezas... y así todo.
Me dan una chapita para que yo también me la ponga. En mi caso ponía "Invitado". Me advirtieron que no podría hacer fotos de la reunión. Todo un poco rollo secreto.

La "reunión" duró alrededor de 120 minutos. Básicamente se trataba de hablar de ellos mismos, o más bien de su empresa.
La organización consiste en reclutar gente (generalmente empresarios) para que mutuamente entre todos se obliguen a buscar trabajo (a través del boca-a-boca) a los demás dentro del grupo.

Es decir que si yo entrara, debía buscar trabajo para ellos (cada uno dentro de su sector) y ellos buscarían trabajos (o presupuestos) para mi. Como una gran familia.

¿Que gana la organización con ello? Básicamente pasta. La matrícula para entrar en la organización (prefiero no decir el nombre) cuesta unos 200€ y la cuota anual es 800€.

¿Como se obligan a buscarse trabajos? Pues una vez a la semana, en cada reunión tienen que decir públicamente que trabajo han conseguido, con el importe concreto y a la empresa del grupo a la que se lo ha conseguido. Y el beneficiario (o sea la empresa que ha ganado el trabajo) debe levantarse de la mesa y darle las gracias. Todo esto delante de todos.
Y en el caso que no hayas conseguido esa semana ningún trabajo para nadie de ese grupo... lo dices y digamos que los demás te dan palabras de apoyo para que la semana próxima aumentes tus esfuerzos.

Raro ¿verdad?

Otra cosa que me chocó es que la mitad del grupo (de unos 25, unos 12 o así) tenían obligaciones en

la "organización. Es decir, uno era el encargado de alquilar el sitio para la reunión semanal. Otro era el encargado del catering. Otro era el encargado de llevar la contabilidad. Otra era la encargada de presentar y ayudar a los nuevos (o sea... Yo).
Todo muy muy muy jerarquizado, de forma piramidal.

Todo esto sobre la teoría es muy bonito... no es ni mas ni menos que asociarse a un grupo para intentar buscarle trabajo a los demás y ellos a ti. Ayudarse mutuamente comercialmente hablando.

El problema... el problema es que tienen muchas exigencias:

1. Se exige no faltar a las reuniones. (Como mucho 3 veces en un año). Y se reúnen una vez cada semana. Y encima en horarios muy extraños.

2. Te exigen buscar más "socios".

3. Obviamente pagar la matrícula y cuota anual.

4. Te adjudican un trabajo dentro de la organización, lo que te toque. Puede ser desde el catering hasta la realización de los powerpoint de las presentaciones.

5. Tienes que firmar un contrato de confidencialidad en el que no puedes hablar con nadie de lo que se habla en esas reuniones.


Una vez celebrada la reunión me preguntaron y decliné la oferta de hacerme socio, a pesar de que reconozco que la idea no es mala. Pero los horarios que manejan esta gente me matan. Además de las exigencias. Por último yo no soy persona de ir buscando "socios" a nadie. Soy bastante individualista.

Aproximadamente hay unos 10 grupos en Málaga y en toda España unos 500. Es un sistema en el que económicamente beneficia a unas personas que están arriba. Y los de abajo (los socios) se encargan de hacer su trabajo de hormiguita para conseguir más socios y que el dinero siga fluyendo hacía arriba.

Pero sobre todo, decliné la proposición porque vi ahí mucho adoctrinamiento. Vi que la mayoría de los socios del grupo defendían la idea por encima de todo. Casi casi como si fuera una religión: "Todos nos ayudamos", "Somos una familia", "La unión hace la fuerza".

Me sentía como si tuviera que rendirle obediencia al grupo por encima de todo.

Todos cumplían con sus obligaciones de forma impecable. Entre otras cosas porque si no fuera así, se recriminaría en la reunión delante de los demás. Algo así como cuando estábamos en el cole y el profe nos castigaba delante de todos.

¿Que pensáis de todo esto?

A mi lo que más me sorprendió es la capacidad de auto convencimiento que tenían todos en que eso era lo mejor... y aunque te ordenaran hacer tareas estúpidas, tener que acatarlas por obligación.
Como ejemplo os diré que la persona encargada del catering (osea de traer los bollos, cafés y demás) era un empresario con más de 25 trabajadores a su cargo. Y el tío estaba ahí como un simple camarero. Que curioso, no?

Si este nivel de obediencia ciega lo consiguen con una simple organización comercial... ¿que no se conseguirá con una religión o una secta?

Me doy cuenta que gran parte de nosotros (los seres humanos) deseamos pertenecer a un grupo y obedecer a unos estamentos superiores sin cuestionarnos si está bien, mal o se puede mejorar.
Tenemos una mentalidad esclava. Deseamos servir.

Y a mi sinceramente esto... me da mucho miedo. Ahora comprendo el genocidio de Hitler. Él no mató a 200.000 personas. Las mató las miles de personas que seguían ciegamente su ideología sin cuestionarselo lo más mínimo.

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

2 comentarios :

  1. Pues acabas de explicar lo que es una estafa piramidal del libro. Eso de que tengas que ir captando a otros, y esos otros a otros, da muy mala espina...
    Todas estas "pirámides" en principio, desde fuera, tienen muy buena pinta, claro, y no parece nada malo meterse en ellas, pero ay, luego te das cuenta de que no es oro todo lo que reluce.
    Y te lo digo por experiencia.
    Cuidadito.
    Pablo G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo.
      Yo soy un tio muy independiente y estas cosas, por muy buena pinta que tengan no me va. Pero a lo que yo voy es la capacidad de autoconvencimiento que tiene el ser humano de meterse hasta el fondo en estas cosas. Asumen un papel en la pirámide y lo realizan ciegamente.
      Me da miedo.

      Y créeme que esta gente no son idiotas ni paletos precisamente. Son empresarios con cierto éxito.

      En fin... me pareció una buena experiencia para mi ver este tipo de organizaciones desde dentro y me pareció interesante compartirla.

      Saludos tío y gracias por comentar.

      Eliminar