Con los ojos vendados


Veamos... hace un tiempo leí un relato erótico que trataba de un matrimonio maduro en el cual el marido como regalo de aniversario le había preparado una sorpresa a su mujer. Os lo resumo un poco:

El marido le preparó una noche especial a la altura de unas fechas tan señaladas. Con su cenita romántica,
sus copas posteriores y al acabar la noche... a un hotel, sin hijos que molesten.

A la mujer aquello le pareció la típica noche romántica de aniversario y ella estaba encantada. Aunque le pareció algo repetitivo... todos los años lo mismo.

Al salir del bar pararon a un taxi ya que ambos estaban achispados y en ese estado no conviene conducir. El marido al llegar al hotel le dijo "Tengo una sorpresa en la habitación para tí". Y a continuación en tono inquietante "Por favor no te asustes".

Ella por más que le preguntaba no consiguió sacarle nada. Llegan a la habitación y ella se va al baño a prepararse. Sale y se tiende en la cama... pensaba que igual el marido le propondría algún juego morboso de cama.
El marido saca una especie de venda y una cuerda. Y de nuevo la advertencia "Por favor no te enfades... déjate llevar". Haz todo lo que yo te diga.

Ella entre divertida y juguetona obedeció y se dejó vendar los ojos y atar las manos. Recientemente había leído las 50 putas mierdas de Grey y estaba entonada con el asunto.

Se escucha como el marido usa el móvil para hacer una llamada y cuelga. Y a continuación no había pasado ni 20 segundos cuando se escuchan unos tímidos golpes en la puerta.

La mujer... ¿que es eso??? ¿quién llama a esta hora? El marido le dice: Ssssshhhh!!!! Déjate llevar cariño.

La mujer en bragas y sujetador atada en la cama, sin ver nada. De pronto nota por los ruidos que alguien entra y cuchichea con el marido.

Ella recuerda una conversación reciente que tuvo con su marido sobre la idea de hacer un trió, quizás HMH o MHM, pero ella aunque le confesó que le gustaría le dijo a su marido que le daba muchísima vergüenza. Que no se atrevería.

Ella preguntó a su marido varias veces sobre lo que pasaba pero la única respuesta que obtuvo es "Déjate llevar. Prometiste no enfadarte".

Ella escuchaba susurros del marido diciéndole al invitado "ponte en el otro lado". Tenía el corazón a mil. De
pronto notó una mano acariciándola por el lado derecho de la cama... y de seguido otra mano por el lado izquierdo... primero por su tripa... luego por sus piernas... otra tercera mano... desde luego allí había alguien mas. No era un truco ni nada. En ese momento se puso muy nerviosa, su cuerpo temblaba.

Olía a perfume de hombre pero no podía asegurarlo. El marido la besa... ella le pidió que la desatara. Que no le gustaba eso. Quítame la venda por favor Antonio!
Y el marido insidia... por favor no cortes el juego. No vas a hacer nada que no quieras.

Notó una mano tocándole el lateras de las braguitas... que por cierto eran transparentes y a poco que hubiera luz... el invitado le estaría viendo todo el coño.

De pronto a la mujer le cambió el chip y decidió hacerle caso a su marido... dejarse llevar. Cuando se hartaron de tocarla y de quitarle la ropa el marido le dijo "te voy a desatar, pero no te quitas le venda, ¿vale?" Vale.
La desataron ambos y cogieron sus manos y las llevaron a sus pollas. Ella agarró las dos pollas... una era la de su marido y la otra era una polla bastante más grande y gruesa. Hasta se le notaban las venas, como si estuviera grabada en Braille. Era una polla como de más macho.
Ella masturbó ambas pollas con mucha energía. 
La excitación y la adrenalina la tenía al límite. Nunca se había imaginado tener de verdad dos pollas a la vez en sus manos y estaba fuera de sí.
El marido la puso de lado y le metió la polla sin ninguna dificultad ya que el coño lo tenía chorreando. Y el invitado le puso le polla rozándole los labios. La mujer preguntó inocentemente al marido: ¿que hago?
Su marido le dijo: Haz lo que más te apetezca.
Ella abrió la boca y se metió aquella polla en la boca. Jamás había chupado una polla distinta a la de su
marido. Y aquella le parecía algo totalmente nuevo... un grosor muy distinto... un sabor también ligeramente distinto... y unas venas muy marcadas.
Intentaba chupar mientras su marido se la follaba por detrás y aquello era mas como una guerra que un movimiento orquestado.
Ella se corrió mucho antes que ellos. La leche del invitado la recibió en la boca que inmediatamente escupió a las sábanas. Y el resto fue a parar a sus tetas y abdomen.
Cuando el marido se corrió se hizo el silencio. Sólo se escuchaba la respiración agitada de la pareja. El hombre le dijo al invitado: "Gracias por todo. Ya te puedes marcha"
Un par de minutos después se escuchó abrir la puerta y volverla a cerrar. Y fue entonces cuando su marido le quitó la venda.
Ella no sabía realmente quien era. Sólo sabía que tenía una complexión atlética y una buena herramienta, pero nada de su edad, de si era guapo o feo, de su voz... nada.

Yo sé que esto como fantasía pues si... mola mucho... claro que si. Pero... ¿y si tu marido o novio te lo hiciera a ti de verdad? Me refiero que una noche te proponga una sorpresa especial y acabe siendo algo como esto... un tío que entra en vuestra habitación y tú no puedes ver nada.

Quiero que hagáis un ejercicio de sinceridad y digáis realmente que haríais. ¿Os gustaría quitaros la venda para ver quién anda por ahí? ¿Preferís no verlo? ¿Llegaríais a dejaros follar por un desconocido así?

A mí la verdad me parece una apuesta muy fuerte. Corres el riesgo de que salga mal... quizás la chica pase demasiado miedo... o ella cuando note una tercera persona corte el tema de raíz. Lo veo... peligroso. Pero peligroso por hacer algo tan bestia sin decírselo a ella. ¿Que decís vosotros? ¿Os molaría hacer algo así con vuestra chica? ¿Os lo habéis planteado alguna vez? ¿Que creéis que diría vuestra chica en ese punto?

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

2 comentarios :

  1. Me he puesto mojadisima leyendolo. Ojalá mi marido me hiciera algo asi a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pregunta: ¿Él sabe que a ti te daría morbo algo así?

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...