Bajos fondos

Hace un año me hablaron de una especie de club liberal para gays muy extraño, pero ni siquiera sabía ni donde ni interés en saberlo. Pero hace un tiempo o así pasé con el coche por Torremolinos y de casualidad lo vi. Reconocí el nombre.

Que llama Querell.

Yo no soy gay, pero mi curiosidad me puede. Además pienso que por tocar un poco a un tio que me toque no pasa nada. Tengo claro que lo que me gustan son las mujeres.
Y si alguien no piensa así... me la suda. Yo tengo claro lo que soy y lo que me gusta.

Así que lo organicé todo para realizar una escapadita un sábado noche entre la cena y las copas con los amigos y visitar este sitio tan extraño.

Os cuento paso a paso para que flipeis tal y como hice yo:

Llamo a la puerta y me abre un chico muy amable.
Nada más entrar me dice: Hoy hay fiesta de máscaras. Tienes que desnudarte y pillar una máscara de entre estos tres tipos: "activo", "versatil" o "pasivo".
¿Me tengo que desnudar totalmente?
Si, menos los zapatos.


(Esta foto precisamente la hice para que veáis los antifaces. Los blancos son para los pasivos. Los blanco y negros para los versatiles y los negros para los activos).

Pues nada. Por un momento pensé... ¿donde cojones te has metido, Adri? Pero ya que estaba ahí pensé... que cojones? Voy a probar. Además yo tengo muy claro que a mí nadie me va a obligar a hacer nada que no quiera, así que le eché un par de huevos y pasé a la habitación con las taquillas.

Me resultó extraño quedarme totalmente en bolas con la polla al aire, pero con el calzado puesto. Además llevaba botas militares... así que imaginaros el cuadro.

Escojo mi antifaz... el "activo" y me dirijo al bar.  En la barra había tres camareros jóvenes también con antifaz y suspensorios. Son los único que iban con la polla tapada.
Además de los camareros habría 5 o 6 hombres mas. Todos en bolas.

Pillo mi ballantines & redbull y me dispongo a realizar mi primera inspección. Además de la zona del bar, hay un pasillo con diferentes habitaciones a los lados.
La primera es una especie de mini laberinto con agujeros. La segunda es una especie de mazmorra. La tercera es una cama redonda grande. La cuarta y última es una sala con televisión (con una peli muy educativa como dos chicos comiéndose las pollas) y con mesas altas y bancos típicos de bar.

En varias habitaciones vi a varios hombres liados. Mas o menos la media de edad rondaría los 40 años. Al menos no se veía viejos.

Diría que las tres cuartas partes de los antifaces que vi eran "pasivos". Curioso ¿verdad?

Resulta cómico cuando me cruzaba con un tío y lo primero me miraba a la cara y seguidamente a la polla. Al llevar antifaz el campo visual es más reducido, por lo que los movimientos de cabeza para mirar a la polla eran muy muy descarados.

Lo bueno es que la iluminación de todo el recinto es tenue y entre esto y los antifaces... no llegas a reconocer a las personas.

Me terminé la copa en lo que tardé en dar dos paseos y volví a la barra para pedir una cerveza. Entre la copa que me bebí y las que ya llevaba de antes... iba con el puntito ese que aun controlas pero que empieza a desinhibirte totalmente.

Cojo mi cerveza y me largo a la sala donde había la peli, para sentarme en un banco y bebermela para irme. En los pasillos noté muchas miraditas, a las que yo no hice caso. Pasé con mirada altiva, como Isabel Presley en las recepciones del embajador.

Cuando llevo un par de minutos sentado viendo la peli se acerca un chico joven de unos 25 años, calculo yo, pero a saber. Al menos no tenía apenas vello en el cuerpo. Tenía el antifaz de pasivo. Se pone al lado mía y se arrodilla. Me acaricia un poco la pierna y yo pensando... ¿que es esto? ¿un perrito?
Me acaricia la polla muy sutílmente. Reconozco que mi polla estaba en un estado de semi erección desde que entré en el recinto. Yo que no hago ni digo nada. El chico se ve que se toma mi actitud inanimada para acariciármela como el que acaricia un gatito.
Os reconozco que estaba caliente.
El chico abre su boca para preguntarme: ¿Quieres que te la chupe?
Yo decidí no decir nada y cogerle la cabeza con una mano y con la otra me cojo la polla y empiezo a pasársela por la cara. El chico saca un poco la lengua, pero en ningún momento se queja.
Le estaba dando pollazos en los mofletes ni muy fuertes ni muy flojos y él con la boca abierta como esperando a que se la metiera.
Paro para coger del cenicero de la mesa un condón, que estaba lleno de ellos y me lo pongo. El chico en todo momento en una actitud muy muy sumisa. De rodillas, como esperando acontecimientos.

Termino de ponérmelo y le dejo mi polla dura mirando al techo pero sin decirle o hacer nada. El chico no paraba de mirar mi polla, pero no hacía ni decía nada. Cuando ya me pareció que había pasado un tiempo más que prudencial le digo en plan autoritario: Cómetela entera.

Dicho y hecho... el chico mamaba polla con una maestría digna de una persona que se nota que disfruta haciéndolo y ha nacido para ello.

Me dispongo a disfrutar de mi cerveza en la mano y ver la peli mientras el chico trabaja y de pronto entran dos hombres y se quedan en un rincón viendo el panorama. Ambos con las pollas empalmadas. Ahí se veía un poco mejor por la luminosidad de la pantalla.

Se arrodilla uno y empieza a copiar mi situación. Estuvimos así como 5 o 10 minutos... hasta que vi que me iba a correr. Y como yo tenía el modo "cabrón" activado, decidí sacar mi polla de su boca y quitarme el condón para acabar yo mismo... frente al chico... llenándole toda la cara y pecho de leche.
Pobrecito. Lo dejé hecho un cristo.

Fue todo un espectáculo ver como le brillaban las gotas de leche blanca por todo el cuerpo debido a la luminosidad de la pantalla.

Me levanto con intención de irme y el chico que me dice: Gracias. Le digo yo: De nada (que para eso soy un tío educao).
Cuando pasé al lado de los otros dos, uno de ellos alargó su mano para rozarme el cuerpo.

De camino a la entrada vi en la cama redonda que había 3 tíos y en la sala de sado al menos 4 o 5 tíos.

Pagué mis copas, me vestí y me fui.

Lástima que no existan sitios así para chicas y parejas. Yo creo que sería la bomba que una chica entrara a un sitio así y eligiera por el código de colores de un antifaz si quiere ser sumisa, ama, o quiere hacerlo solo con parejas o cosas así. ¿No os parece?

He dudado sobre publicar esta experiencia, porque se que mucha gente no lo va a aprobar, pero yo soy como soy... curioso por naturaleza. Y me gusta experimentar.
Tampoco se trata de que se deba estar de acuerdo conmigo. De hecho, ni yo mismo entiendo muy bien las cosas que soy capaz de llegar a hacer. Simplemente es probar algo nuevo y ver que en el mundo hay sitios muy extraños y curiosos, que antes yo no sabía ni que existieran.
Por eso lo he titulado "Los bajos fondos".

Tengo claro que no repetiré, Ya lo he vivido y se lo que es.

Ese pub está en Torremolinos en la Av. Carlota Alexandri y se denomina "Bar de cruising".

Desconozco si en todas las ciudades hay lugares así. De hecho tan sólo he estado un par de veces en bares de ambiente gay, y sólo era porque me arrastraron amigas (si, amigas) en plan de cachondeo.

¿Habéis estado en algún sitio así alguna vez? ¿Os da morbo o por el contrario os repugna? Y las chicas... ¿os gustaría que hubiera algo así para chicas y chicos en plan heteros? ¿seriáis capaces de entrar?
No os cortéis en comentar, sea malo o bueno.

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

6 comentarios :

  1. Que huevazos tienes tio. Yo también soy hetero pero me da morbo eso aunque no seria capaz como tu de ir a probarlo. Al menos lo he podido vivir a traves de ti. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos mensajes que a veces me escribís me ayudan a comprender que yo no soy tan raro, simplemente que a veces me atrevo demasiado a experimentar. jeje

      Saludos y gracias!

      Eliminar
  2. Locales de este tipo los hay en muchísimos sitios, solo hay que rascar un poquito y los encuentras. Estaría bien que los hubiera para todo tipo de orientación sexual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo.
      Reconozco que me gustaría mucho que existiera un lugar asi hetero o con otros estilos.
      Los gays es que son la leche!

      Saludos.

      Eliminar
  3. Buena experiencia!!! Hace uno tiempo fui a una.discoteva gay en Buenos Aires. En teoría íbamos con un grupo de amigos del trabajo a festejar el cumpleaños de uno que era gay. íbamos parejas, solos, heteros..la salida se desarmo porque el cumpleañero se enfermó..yo me quedé con ganas y fui solo...
    Todos me miraban y después de ir al baño veo a unos chicos que subían una escalera, los sigo y era un túnel.. había.himbres follando y mamando, me caliente y seguía mirando hasta que uno le toca la polla y al no rechazarlo se arrodilló y la empezó a mamar con preservativo..excelente mamada y me fui..nunca más repetí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me asombra la capacidad que tienen los gays de ir directamente al lio. Supongo que no es cosa de ser gay, es más bien cosa del ser humano, pero en el mundo hetero hay un protocolo impuesto por la sociedad y ya está.

      Excelente experiencia.

      Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...