Equivocaciones cuando estamos borrachos

¡Me gusta este tema! ¡Además que aquí no se salva ni Dios!... ay ay... si es que no falla... es emborracharnos y empezar a hacer el tonto!

Y ya no os digo si por lo que sea, nos quedamos solos. Yo aquí me declaro culpable, señoría. Si en condiciones normales ya hago muchas tontás... borracho ni os cuento. Así que he tenido unas cuantas.
Además yo cuando bebo me pongo muy caliente y me desinhibo totalmente de las consecuencias que puedan tener mis actos o decisiones. Y esto amigos... es un cocktel peligrosísimo.


Recuerdo que una vez con 17 años... (esta es inocente) en una de mis primeras borracheras con un amigo... tuvimos la feliz idea de probar a entrar en un puticlub. A los 17 años la idea de entrar en un puticlub es totalmente inviable.
Además, ambos teníamos la edad justa que aparentábamos. Pero cuando bebes, las cosas se ven de otro modo. Así que nos acabamos las copas y nos dirigimos andando (con carreritas tontas incluidas) al puticlub mas cercano.
Obviamente cuando vieron de llegar a dos enanos como nosotros.... y seguramente que iríamos haciendo eses, el de la entrada hizo el gesto de que nos diéramos media vuelta. Bueno... había que intentarlo.

Las veces que intenté ligar o entrarle a una chica cuando ni siquiera podía vocalizar correctamente me las voy a saltar... porque seguro que habréis visto situaciones similares... son todas iguales de vergonzosas, pero en fin.

En una ocasión que iba muy muy ciego... decidí ir a casa de una transex (que para ser una transex os juro que estaba cañón) que había conocido tres
semanas antes. Ya os conté en una ocasión como surgió esa experiencia. Si queréis leerlo pinchar en Me gustan las transexuales y ahí hablo de como conocí a esa "chica traviesa".
Pues bien... yo voy y me presento en su casa... ciego perdido... y dobladisimo sin saber muy bien que quería.
La transex la verdad que fue muy educada, dadas las circunstancias. Estaba con una chica (creo que era chica de verdad) creo que de chachara. No dejaron que me fuera en el coche. Llamaron a un taxi y me dejaron en el asiento trasero.
Ahora lo recuerdo y me da una vergüenza horrible.

Otra que recuerdo muy curiosa fue después de pasar el día en una especie de despedida de soltero en otra ciudad. Serian las 10 de la noche o mas, pero decidimos cortarlo para descansar porque ya llevábamos casi 24 horas de marcha y nuestros cuerpos no daban para mas. Yo era el desplazado. Es decir... los amigos y el novio vivían en Sevilla y yo era el único que venía de fuera. Así que me despedí de ellos para irme al hotel a recargar pilas.


Pues bien... de camino al hotel paso por una "Sauna para hombres" Sabía que era una sauna gay, pero aunque no quisiera hacer nada, tenía curiosidad por saber como son esos sitios por dentro. Ya sabeis, por mi puta curiosidad me he metido en más de un lío alguna que otra vez.
Os juro que no pensaba hacer nada, simplemente quería ver y en mi inocencia pensaba que podría haber alguna que otra mujer, o vete a saber que podría haber dentro. Pues nada... allí que entré. Me costó trabajo hacerme entender con el de recepción porque recuerdo que los oídos aun me tronaban.
Me dieron una toalla y unas llaves y me tuvieron que indicar dos veces donde estaban los vestuarios.
Fui, me desnudé, me puse la toalla alrededor del torso y empecé a deambulear.
Coño! Son rarisimos esos sitios... la iluminación es muy escasa (cosa que a un borracho le viene fatal), con cantidad de pasillos y laberintos raros. Además mi capacidad de memorización de los pasillos era prácticamente nula.
Lo que llegué a ver de esos sitios es mucho sobeteo y pajeo entre tíos, como no. Hay habitaciones con pelis pornos y cama pero dejan la puerta abierta... como exhibiéndose invitándote a entrar o algo así.
Yo no hice nada... tan sólo pasee, estuve en una especie de piscina y en el jacuzzi... hasta que me espabilé un poco con el agua y me fui.
Lástima que no haya esos sitios para chicas y chicos. Es una pasada la promiscuidad que tienen los gays... siento envidia de verdad.

Os juro que estas experiencias fueron tal cual. Equivocaciones totales desde luego. He tenido más equivocaciones, muchas más pero no son dignas de contar ya que son las típicas gilipolleces. Y otras que por culpa de malas decisiones en ese momento salieron cosas muy buenas, pero este no es el momento de contarlas.

¿Que? ¿Y vosotros? ¿Alguna metedura de pata de las gordas cuando fuimos bajo el bello influjo del alcohol?

Os recuerdo la forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

1 comentario :

  1. Pues en mi caso mi equivocación estando borracha es haberme besado con el hermano mayor de mi ahora exnovio.
    Estaba borracha para cometer ese error pero no tanto como para no saber que hacia. Siempre me puso el hermano de mi entonces novio. Era como mi novio pero mas atrevido, sociable y decidido. y su personalidad siempre me atrajo. Una noche en casa mientras mi novio estaba duchandose me encontré con su hermano en la cocina y me morreé sin pensarlo.Error gran error. Nunca se lo contó a su hermano, pero desde entonces noté claramente como toda su familia se puso en contra mia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...