Olvidados

Imagina que te despiertas esta noche en plena madrugada. Te sientes algo confuso, mareado.
Miras a tu alrededor y efectivamente estas en una cama. Sólo que no es tu cama. Ni te suena a tu alrededor... ni la cama, ni la habitación ni nada.


¿Que haces?

Seguramente te sorprederías mucho. Te levantarías y investigarías un poco por la casa... a ver de quién es... Tu mente pensaría mil cosas distintas, pero te sientes como borracho y no puedes pensar con claridad.

Sales de esa extraña casa... a la calle... a buscar algo que te suene, pero son las 3 de la mañana y no hay nadie por las calles de esa urbanización.

¿Raro, verdad?

Pues eso es lo que le pasó la semana pasada a un vecino mio. Es inglés, pero lleva muchos años aquí. Tiene sobre 70 años. Yo me lo he cruzado muchas mañanas... él a sacar al perro y yo a trabajar. No hablamos demasiado, las anécdotas de la urbanización y tonterías de esas. Pero no hace falta hablar mucho para darse cuenta que este hombre ha sido una persona importante.

Bueno, eso y que en el garaje tiene dos coches que valen un dineral. jeje

El caso es que la semana pasada, llegando yo de la cena de empresa a casa vi a este hombre a la salida de la urbanización, fuera del recinto. Serían las 3 de la mañana.
Al principio no lo reconocí. Pensaba que era un indigente, pero estaba con una camiseta interior de manga corta y unos pantalones de pijama. Me sorprendió eso... que estaba en mangas cortas y hacía bastante frio.
Aminoro la marcha para verlo bien y... ¡¡Hostias, pero si es mi vecino!! Paro el coche y salgo.

Pensaba que le habían robado o algo así.

Lo llamo por su nombre pero no me contesta. Le pregunto que hace ahí pero me mira sin responderme. Le hago sentarse dentro del coche (que se estaba más calentito) e intento que se tranquilice para que me responda. El señor estaba temblando.

Le vuelvo a preguntar y me dice algo en inglés que yo no logro entender. Habla como si estuviera borracho. Balbucea, como hablando para si mismo.

Yo no entiendo nada. ¿Que coño ha pasado?

Se me ocurre preguntarle si sabe donde está y me dice que no. Le digo que lo voy a llevar a su casa... pero yo no se donde vive. Se que es vecino, pero se en que bloque y que piso vive. Le pregunto si tiene llaves y me dice que no sabe.

Le digo que se mire en los bolsillos... nada. Ni llaves ni nada.

Pensad que son las 3 de la mañana y que yo estaba deseando llegar a casa... pero no lo puedo abandonar. Se su nombre pero no sus apellidos.
Mi plan al principio averiguar donde vive y meterlo en su casa. Intuyo que vive sólo con el perro porque yo los 4 años que llevo en mi urbanización no lo he visto con nadie.

Mientras lo acompaño por los portales buscando su nombre de pila en los buzones veo que llegan unos vecinos y cuando ven el panorama flipan, pero como no los conozco ni conocen a este hombre me dicen que llame a la policía y se van.

Pues nada... viendo que no logro localizar donde vive, decido llamar a la policía. Aunque lo averiguara, dudo que podamos entrar sin llaves.

La policía me llama dos veces antes de venir pidiéndome más datos... si el hombre se tiene en pie, si tengo algún sitio donde dejarlo y bla bla bla.
Al final vienen dos coches después de casi media hora. Unos vestidos de policía y otros de paisanos. Me dicen que se llevan esta noche a este hombre y que mañana me presente a las 8.30 en comisaría.

Pues nada... me voy a casa y a dormir con la mala sensación de que podría haber hecho mucho más por él.

Apenas pude dormir. A las 7.30 ya estaba localizando al presidente de la comunidad para que me ayudara a averiguar donde vive este hombre. Localizamos el piso. Voy a la puerta de su casa y está cerrada.
El presidente (que también es inglés) me cuenta que este hombre vive solo y que cree que no tiene familia.
A las 8.30 llego a comisaria y me ponen en contacto con una persona de servicios sociales. Me cuentan que me van a acompañar su casa y que tienen que abrir la puerta.

Llegamos a la puerta y en 5 minutos ya la habían abierto (los típicos trucos de cerrajero). Entramos en la casa con el fin de buscar documentación y yo a su perro. Ni rastro del perro. Encontramos documentación diversa. Un móvil pero apagado. Lo encendemos para ver si en la memoria tiene números de familiares pero tiene número pin. Es un móvil algo antiguo.

El chico de servicios sociales me cuenta que el hombre no ha recordado nada. Que esto a veces pasa. Y que lo recuerdan a los pocos días o nunca. Y que al ser extranjero se complica mucho el tema de la documentación.

Y así se ha quedado todo. Me han dicho que esté disponible por si me necesitan para algo.

Este tema me ha dado que pensar... da igual quien seas y lo que hayas hecho en esta vida, que si pierdes la memoria dejas de ser alguien. En mi caso sería más sencillo, ya que yo tengo familia, pero si no lo tienes... ¿que pasa? Dejas de existir.

Lo que más me impactó es que le preguntaba cosas sencillas como donde vive o su nombre y se quedaba mirándome como diciendome... ¡Coño, que no recuerdo como me llamo!

Yo conocía el Alzehimer, pero pensaba que era una enfermedad que iba mostrando síntomas progresivamente. Jamás creí que puedes olvidarte de todo de un día para otro.

Por lo visto este hombre le dijo a los servicios sociales que estaba durmiendo en su casa de Brighton y se despertó ahí.

Siento si no es un artículo muy alegre para estos días, pero es que me marcó mucho y quería compartirlo con vosotros. Además estoy muy sensibilizado por este tema porque yo a veces siento que pierdo memoria por momentos.

P.D.: Del perro no sabe nada. Raro raro.

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

8 comentarios :

  1. A un familiar mio le pasó algo asi de la noche a la mañana. Es muy dificil de explicar como se vive con una persona que no te recuerda a tí, ni a sí mismo ni a nada.

    ResponderEliminar
  2. Adri, intuía que te había marcado, pero me lo acabas de confirmar. En mi familia por desgracia tenemos un par de casos de Alzehimer, pero están siendo o han sido progresivos, y es duro.
    Ah, que sepa usted que es tu blog y puedes escribir lo que te de la gana, que no te vamos a dejar de querer (al menos yo) por no poner tetas todos los días. Muaaaaaaaaaaaks bichejo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo que me de cuenta que este blog es mio y publico lo que me apetezca. Y si alguien no le gusta no tiene más que dejar de entrar.

      Lo siento Pi. Saludos!

      Eliminar
  3. El alzheimer es algo a lo que todos tenemos pánico, olvidar tu pasado, tu familia, a uno mismo debe ser horrible y si encima no tienes a nadie para que te cuide y te recuerde quien eres cada día uffff
    Un beso malagueño y estas historias también vienen bien como dice Pi no todo van a ser tetas y culos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me da mucho miedo porque yo pierdo mucha memoria. Me doy cuenta día a día.

      Saludos Lady Rose!

      Eliminar
  4. Vaya `por Dios. Yo tampoco sabía que podía pasar de un día para otro.

    Pobre hombre y menos mal que estabas tú por allí. Que eres buena persona. No como esos otros vecinos que se desentendieron sin más. Eso es lo fácil...tsk.

    ¿Y qué ha pasado con ese señor?¿Sigue viviendo en su piso sin recordar nada o se lo han llevado a algún centro?

    Qué extraño. Quizás el perro salió cuando el hombre se fue a la calle y se perdió o se lo llevó alguna familia.

    Está bien compartir estas experiencias o tus sentimientos. Gracias

    ¡¡Y un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te informaré cuando me entere de algo. Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...