Pequeños detalles

A veces un gesto o cualquier pequeño detalle sin importancia hace que la balanza en una cita con una chica se incline a un lado u a otro.

¡¡Si es que los humanos a veces somos muy quisquillosos!! Y cualquier cosilla hace que cambiemos
radicalmente de opinión.
Seguro que sabéis a que me refiero.

A mí me ha pasado muchas veces... hablando con amigas... cuando ya tienes confianza con ellas... que me revelaran algún detalle chorra que ocurrió en nuestra primera "cita" que yo no había caído en la cuenta pero ella lo tomó como el "detalle definitivo".

Puede haber sido un simple beso o algo más grande.

En una ocasión quedé con una chica simplemente para dar una vuelta. Mientras andábamos sin rumbo me preguntó si no me importaba acompañarla a una tienda de informática para ver si ya le habían reparado su ordenador.
En el trayecto me comentó todo los detalles del problema que había tenido con la tienda de informática esa.
Yo como no tenía nada que hacer, le dije que si. Total que vamos y le dicen que aun no y le ponen mil pegas. Mi amiga que se nota que empieza a perder los nervios y a gritar.
El encargado que empieza a gritarle también y mi amiga buscando su móvil para marcar el número de la policía porque ya nos estaban echando de la tienda de malas maneras.
Yo viendo que se iba a liar un pifostio interesante... decidí meterme. No soy persona de meterse en cosas donde no le llaman, pero yo por lo que veía era un problema más bien de comunicación. Así que decido intermediar... le pido pararlo todo y hablarlo con el dueño de la tienda. Lo llaman al móvil y me lo pasan. Al final el dueño resultó ser un tio comprensivo y conseguí arreglarlo todo sin gritos, ni peleas, ni leches... y ambas partes tan contentos.

Cuando salimos de la tienda mi amiga estaba flipada. Me miraba como si tuviera la cura contra el cáncer. Joder tio... me ha impresionado con la forma con la que has llevado toda la situación, se nota que tienes mucha experiencia en el trato" me decía.
(Sinceramente eso da igual porque a veces das con gente muy cerrada y no hay solución posible, pero en este caso se dio todo de cara conmigo... simplemente eso. Para ser honestos fue un reconocimiento inmerecido).
A partir de ese momento esta chica estaba conmigo enganchada. Ese fue el detalle definitivo.


Por no darme bombo... voy a poner otra experiencia que precisamente fue el detalle definitivo pero en plan negativo:

Recién me había venido yo de Madrid... había alquilado un apartamento en Marbella. Pasados tres meses decido comprar mi propio piso y como me lo daban en 20 días... pensé en irme a vivir a casa de mis padres y no pagar otro mes mas.... que no es que estuviera muy boyante en ese momento.
Total que 20 días viviendo en casita como los niños... y yo ya con 26 años.

(Esta es la discoteca en cuestión. Está pegada a la playa... una preciosidad de sitio. Pero en agosto se pone a tope).

En eso que un amigo me invita a un desfile de modelos en La Suite (la discoteca que tiene el Hotel Puente Romano en Marbella). Nos presentan a las chicas (porque mi amigo trabajaba con esa firma de ropa) y en concreto yo le eché el ojo a una de ellas. La "mushasha" era la típica chica que sólo te mira si tienes pasta.
Eso se nota por las preguntas que hace y en las cosas en que se fija. Yo que en ese momento estaba muy bien de dinero (salvo esos días por el super-entradón que tuve que dar por mi nuevo piso) y mejor aún: sabía aparentarlo... se quedó prendada de mí.
La invito a cenar el sábado al mejor (o casi) restaurante de Marbella. Ojo, que antes de quedar ya me había preguntado "donde vamos a cenar".  Eso no lo pregunta una chica que se ha enamorado de tí... lo pregunta una chica que está pendiente de tu cartera. Pero como la niña tenía un señor polvazo... pues yo quise tirármela... y la manera de hacerlo era deslumbrándola... follármela y a otra cosa. Ese era el plan. ¿Que pasa? Egoísta ella... egoísta yo. ¿no?

Habíamos quedado el sábado por la noche. Y ya por la mañana el coche se me para en medio de la autovía y a llamar a la grúa. Me comentan que se ha roto la correa de distribución... total... que me olvide del coche ya hasta el martes/miércoles como poco. El coche os puedo asegurar que era muy muy muy llamativo. Era ideal para deslumbrar.
Joder... al final hablo con los amigos y uno de ellos me deja su "segundo coche" que tiene. Un utilitario simple con unos 15 años de antigüedad. Imaginaos... ¿como voy a recoger a la tia con eso? Pues ale... con dos cojones... vamos allá! Yo pensé... total no vamos a hacer más de 5 kmts ya que el restaurante y la zona de marcha está cerca... así que tampoco tiene que ser tan negativo el tema del coche.


La recojo... la chica estaba monisima y con un vestido super elegante.... quizás demasiado elegante. Os juro que por un momento vi en sus ojos dudar entre montarse en el coche o salir pitando de ahí dejándome tirado.
Le expliqué lo que me ocurrió (ella no conocía mi coche) pero no se quedó muy convencida. De hecho se sentó en el coche con cierto asco. La verdad que el coche no estaba precisamente limpísimo, pero tampoco era para tanto.
La noche fue genial... lo pasamos muy bien... cenamos de puta madre... luego bailamos en Puerto Banús... ella sorprendida de que yo conociera a todos los rrpp de los sitios y me trataran bien... bebimos bastante y llega el momento de irnos. Le digo... ¿te llevo a casa? y me dice: mejor llévame a la tuya.
Ole ole y ole!... a follar! Pensé que me iba a costar más trabajo, pero no.
Pero... yo no tenía casa! Estaba en proceso de "transición" y vivía con mis padres.
La chica que empieza a sobarme la pierna y lo que no es la pierna... y yo ya dejé de pensar... mis piernas hicieron el resto del trabajo para llevarme a casa de mis padres.
Cuando entramos en casa y le digo "No hagas ruido que no quiero despertar a mis padres"... FLIPABA! Imagino que ella se esperaba un apartamento de lujo o algo así y no... era una casa normal familiar. Y el dormitorio... jajajaja... pensad que desde los 19 años yo no vivía alli. Sólo algún que otro fin de semana de visita. Así que mis padres apenas cambiaron la decoración de mi dormitorio. El típico dormitorio de un adolescente de 18 años.
Apuntito estuvo de irse... al final la sobé y la calenté y echamos un polvo algo extraño... pero la veía y tenía muy claro que a esta no la iba a ver mas. Ni ganas yo... y seguramente ella menos ganas aun.
Pensaría que era un tio que aun vivía con sus padres... y encima con un coche destartalao.

En fin... cosas que pasan.

¿Que detalles habéis visto vosotros/as que os hayan hecho decidiros? Tanto detalles buenos como detalles negativos... al final de todo esos detalles tontos son los que marcan la diferencia, ¿no creéis?

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...