Cuando no es lo que parece

Que morbazo da conocer a una timida que en la cama es un volcan... o una leona que en la cama se convierta en una gatita tímida y asustada.


Al igual que a algunas personas no les gusta en absoluto las sorpresas, a otras (como yo) las adoran.

¡Y es que de todo debe haber en la viña del Señor! jeje

Yo soy una persona que le gusta la adrenalina, las cosas nuevas y supongo que por extensión... pues
que me sorprendan.

Hoy quería hablar de eso... de personas que no son lo que parecen. ¿No os ha pasado nunca de haber conocido una persona que aparentemente es una cosa... y luego ya en confianza en la cama resulta ser algo totalmente opuesto?

Pues a mí eso me encanta.

Ya sabéis que mis tiempos de ligoteo han pasado... no es que ahora sea un monje tibetano, aunque casi. Pero hace unos años si tuve mi momento de apojeo.

Adoraba todo el ritual del ligoteo... elegir a una chica, conseguir conocerla... imaginar como sería en la cama... hacerle la corte completa... y finalmente... llevármela al huerto. Y es ahí donde de verdad sale la personalidad real.
Y a veces ocurría que externamente era igual a como luego resultó en la intimidad. Pero otras veces... me llevaba unas sorpresas increíbles.

Sorpresas de ese tipo me he llevado muchas, por suerte.



De las que más me chocaron es la de la Friki Sumisa. Ya os lo conté una vez toda esta historia... la publiqué en el blog. Si pincháis en el nombre os llevará a ella.
Os diré brevemente que se trataba de una chica absolutamente inexperta que poco a poco se convirtió en toda una aprendiz ávida de conocimientos sexuales de toda clase. Hasta tal punto que me terminó agobiando.

Otra de las sorpresitas de la vida fue con una chica pija que me presentaron muy ardiente, pero como no podía llevarla a mi casa (porque por aquel entonces yo vivía con mi novia) se me ocurrió darle una excusa y decir que si nos íbamos a un hotel.
Esto parece que a ella le ofendió profundamente. Se lo tomó como si yo la hubiese llamado "puta". Se enfadó tanto que me pidió cortar todo contacto con ella. Cosa que yo hice, hasta que pasada una semana ella misma sin decirme nada reservó una habitación de hotel y me llamó para que fuera a verla... vestidita con un picardias muy sexy... al mas puro estilo de una prostituta. De ahí que lo hubiera titulado Personalidad Bipolar. Si pinchais también podeis leerlo entero.



Y por último, quería contaros una que creo que no había contado antes. Una camarera de una cafetería. El típico tonteo, y a la segunda me dejó su tlf. El siguiente paso es el tonteo con mensajitos.
Hasta que la invité una noche a salir conmigo y unos amigos... en calidad de amiga.

A veces quedar así con una chica nueva me venía muy bien porque al ser la primera cita, quedaba un poco menos cortante... menos formal... algo así como juntarnos un reducido grupo de amigos. Y yo ya según veía como se desarrollaba la noche... o me quedaba con mis amigos y mandaba a mi amiga a casita... o me escapaba con la chica.

Esta vez ella se comportó bien con mis amigos, aunque un poco intimidada. Y conmigo si hubo más complicidad.
Era bastante tímida. Pero claro, eso en su trabajo (de camarera en una cafetería) no se aprecia tanto.
Y físicamente muy guapa, aunque con una cara muy inocente.

Pues nada... le pregunto si tiene que darle cuentas a alguien o se puede quedar conmigo... y me dice: No tengo problemas.
Pues a mi casa que la llevo.

Empezamos a besarnos casi nada más llegar... como veo que es tímida decido apagar las luces y tomarlo con tranquilidad... es un pajarillo y no quería asustarla.

Poco a poco nos íbamos excitando mutuamente... yo empalmado perdido de acariciar sus curvas por encima de la ropa y ella besándome y con su respiración agitada.

Decido que hace mucho calor ahí para toda la ropa que llevábamos y empiezo a quitarme algo... y también a ella.
Le susurro al oído "¿Estás segura que lo quieres hacer?"... cosa que queda muy de guays y como pidiéndole permiso.
Me dice que si.
Nada más desnudarme yo me coge la polla... como el que coge el pomo de la puerta y ya no me lo suelta.
Y me suelta así de buenas a primeras "¿quieres follarme?" Me sorprendió porque de ella no habría esperado esa forma de preguntar, pero me gustó. Y le respondí con la cabeza afirmativamente.

A partir de ahí empezó a hablarme mucho. Prácticamente yo lo único que decía era monosílabos.
Decidí quedarme en segundo plano, tan sólo contestando porque me estaba gustando hacía donde iba la mosquita muerta.
Era un gustazo ver como ella dejaba salir su verdadero yo... se notaba que lo estaba disfrutando. Yo no se si es que había visto muchas pelis pornos o que, pero os juro que su forma de hablar se parecía mucho a los diálogos de cualquier peli pornográfica.

Ella me preguntaba si quería comerme su coño. Si le iba a meter la polla hasta el fondo. Si la iba a regar con mi leche.... decidme si no es típico de peli porno todas esas preguntas. jeje

Tengo que decir que por muy morboso que fuera su forma de hablar tan guarrona... verla con esa cara de niña inocente y ese tono de voz tan niña... quedaba extraño... algo así como si estuviera actuando. No parecía algo natural.
Yo he tenido chicas con aspecto de niñas buenas y luego ser unas leonas y quedaba más normal. Pero en esta chica daba la sensación que era todo una puesta en escena.

Al acabar el polvazo, le pregunté ¿Quien era esa la de hace un rato? Y me dijo que le gustaba así. Que si me había molestado. No no, para nada... pero no me lo esperaba.

Fue una noche divertida. Quedamos unas cuantas veces más y fue mas de lo mismo... la cosa poco a poco se fue enfriando, hasta que perdimos la comunicación.

Pero vamos, ese primer polvo tan sorprendente no se olvida nunca.

Y es que en la noche... uno nunca sabe de verdad a quien se lleva a la cama.

¿Os ha pasado alguna vez de sorprenderos en una primera cita de cama?

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

6 comentarios :

  1. Si es como cuentas en esa última historia mola, una chica con aspecto inocente, de mosquita muerta y que al final resulta ser una leona. Pero si te toca un perro ladrador y luego cuando te pones a la faena es Miss Remilgos no mola nada malagueño, te lo aseguro jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy con esta chica.
      A mí me ha pasado un par de veces de ligar con el tipico macho alfa que te insinua todo el tiempo que en la cama me va a dejar reventada y cuando llegamos, se tumba boca arriba y no hace nada.
      Y si se corre ya se acabó la fiesta.
      Estoy harta de que me engañen. Prefiero un chico mas callado y que luego me sorprenda para bien.

      Eliminar
    2. Emmm, gracias, pero soy chico jejejejeje. Aunque es cierto que estas situaciones pueden aplicarse perfectamente a ambos casos xD

      Eliminar
    3. Como todo en la viña del Señor... hay sorpresas agradables y desagradables.

      Y si. Está claro que esto ocurre en ambos sexos.

      Saludos a "las dos". jajaja

      Eliminar
  2. Buff...a mí también se me viene a la cabeza una desagradable sorpresa.
    Era con un tio con el que ya había follado antes. Me dijo que fuera a su casa, que tenía leche para darme de todas las maneras. Que me iba a llenar el coño, el culo y aún sobraría para correrse en mi cara.

    me fui enseguida con unas ganas que no me aguantaba... Y cuando llego, a penas se la chupo un poco, se me corrió en la cara (que eso me encantó, sí), pero...es que no llegó a nada más. No se le volvió a levantar. Y él ni me tocó. Vaya que me fui más cachonda de lo que llegué... Vayaa... vaya desastre de tio.

    Mejor uno que no sepa como calentar el ambiente por wasap...Y luego en la cama me lleve a la luna.!!

    ResponderEliminar
  3. Eso además de ser una sorpresa negativa... es de cabrones.
    Si una mujer le da placer a un hombre... lo mínimo es devolverle "el favor", sin excepción.

    Saludos Daphne.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...