Cabinas xxx

Todos lo sabemos. ¡Existen!

Aunque me da a mí que esto tarde o temprano se dejará en el olvido. Cualquiera puede ver porno de cualquier temática si se conecta a Internet... así que las cabinas de vídeos de los Sexshops están condenadas a desaparecer... como en su día la cadena de videoclubs Blockbuster.


Y vosotras chicas también lo sabéis... no os hagáis las tontas. Que la que más y la que menos, alguna vez ha entrado a un sexhsop con la idea de comprar chorradas para un cumple de una amiga o una despedida de soltera.

Yo desde luego las conozco desde adolescente. La primera vez que entré en un sexshop tenía 19 años. Entré con el corazón a mil... nerviosito perdido... a ver que cosas "malas" me iba a encontrar por ahí. Y me las encontré... vaya si me las encontré.

Volví a entrar unos meses más tarde y ahí me decidí a entrar en una cabina de esas. Yo nunca jamás había sabido nada de ellas... pero en cuanto las ví, entendí su función: Hacerse pajas mientras veías porno.

Así que con mucha vergüenza... entré... y me encontré un sillón más o menos cómodo, un rollo de
papel higiénico colgado de la pared y una tele con un cajón con ranura donde ponía "monedas".
Pues nada... vamos a ello.
Había 8 canales a elegir donde había porno hetero, porno gay y algo más raro. Me hice mi paja en menos de 3 minutos y salí de allí con más vergüenza que había entrado y con doscientas pelas menos.

Después en Madrid, recuerdo otra vez que me sobraba dos horas para que saliera mi tren y decidí entrar en uno. Esto era otra cosa. En la fachada rezaba "64 canales XXX" ¡¡Hostia puta!! ¿¿64 canales?? Pero si en mi tele sólo hay 6 canales!!!

Y efectivamente la publicidad no engañaba esta vez... 64 canales pornos. Cada uno con su película. El paraíso del pajillero, vamos.


Y por último... recuerdo otra vez que entré en uno... con la sana intención de "desestresarme" y vi algo que me dejó sorprendido: Una puertecita a cada lado de mi cabina, en las paredes. ¿Sería la puerta de David El Ghono?
Así que con mucho cuidado decidí abrirla... quitando el pestillo... y al abrirlo y mirar vi a un cincuentón con gafas haciéndose una paja rapidísima. En plan maratón!

Joder, pensé. Cierro y decido probar la otra puerta. Me sentí un poco como un concursante de la tele.... a ver si detrás está el coche o el apartamento.

Pues no! Nada más abrir vi como el hombre se acercó y acabamos ojo con ojo, a menos de 10 cm. Recuerdo que era un ojo azul... pero sinceramente no sabría deciros ni la edad ni nada. Me dio verguenza que me pudiera reconocer y decidí cerrar.
Esos agujeros estaban ahí con una clara razón... compartir tu polla con tus amiguitos pajilleros de cabinas. O que compartan la suya contigo.

¿Alguna vez fui acompañado? Pues si. Una vez entré en un sexshop con una amiga extranjera a un sexshop por reírnos un poco y dar algo de morbo al día... y ella vio el pasillo de las cabinas. Se sentía curiosa. Y yo le ofrecí entrar en una cabina. No me costó demasiado convencerla y al haber sólo un asiento... primero me senté yo y encima mio lo hizo ella... como una niña sentada en el regazo de Papá Noel pidiendo regalos.
Ella empezó a cambiar los canales hasta que encontró uno que la sorprendió: Una chica follándose a un perro o al revés.
Se dedicó a visualizar las películas más bizarras. Yo que ya estaba muy ducho en esos temas intenté disuadirla... la idea era echar un polvo... no ver cosas tan raras.
Así que consensuamos ver una peli porno lésbica y allí que nos apañamos.
Salimos de allí más felices que una pareja por la puerta de un banco al cual acaban de aceptarle el crédito.
Hasta que el dueño nos dijo: "Esas cabinas no son para dos personas! Cada persona en una cabina!" Y mi compañera se puso roja como un tomate. Literal.

Pero sí que me he dado cuenta que las chicas tienen cierta curiosidad por ese tipo de cabinas.
También entré una vez en un sexshop donde tenían esas cabinas... pero veías porno en vivo. Aunque yo decidí no probarlas... porque iba muy justo de pelas: La insolvencia estudiantil.


Por cierto... esto en España es bastante cutre y vergonzoso. Por lo que he visto hay mucho maduro carca en estas cabinas, pero en Japón esto de las cabinas es algo aceptado por la sociedad como algo normal.
Las cabinas son más grandes, tienen unas comodidades increíbles, con pantallas enormes y puedes estar ahí horas. Son muy baratas. Y hay muchos sitios.
Para ellos es un sitio donde desestresarse nada mas. No es que lo vayan publicando en plan: "Oye que me voy a hacerme pajas a las cabinas"... pero digamos que si te enteras... no debes sorprenderte para nada, ni ellos se ofenden. Japón es un país muy especial para las cosas del sexo. Creedme, no os deja indiferente.


¿Que experiencia tenéis vosotros y vosotras en este tipo e cabinas? ¿Habéis entrado? ¿Tenéis curiosidad? ¿Os han contado algo?


La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

7 comentarios :

  1. Yo entré una vez con dos amigas mas, pero salimos muy rápido porque haciamos ruido y dos señores maduros pensaban que iban a conseguir algo con nosotras. Me parece un poco patético ir a un sitio asi a masturbarse.

    Saludos malagueño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si si si... patético pero probasteis... os pudo la curiosidad. Pues eso nos paso a todos.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Aqui en madrid hay algunos un pocco cutres, pero creovqbya estan cerrdos todos, hay uno grande en atocha, q tiene una pasarela para la lenceria, y luego la tienda de sexshop, no ve q sea un sexshop cn cabinas, aunq tm los hay.
    Y a uno q entre, vi al cajero mas macizo de mi vida, cajero d un sexshop y jovencito, pero estaba...pa meterse con el en una cabina y no salir!! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Atocha lo conozco. Se llama Atocha 68 o algo asi, creo.
      Ese antes (no se si ahora también) tenía cabinas con chicas reales).
      El sexshop es muy grande, pero tienes razón... poco a poco todos estos antros del diablo están desapareciendo.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Aquí en Madrid suelo ir a unos que tienen un glory hole y encantada de la vida. Suelo estar primero por la zona de las pelis y juguetes, dejándome ver. No veo vestida muy explícitamente, pero sí que llevo unos vaqueros recortados, bajitos de cadera y camiseta normal, con lecnería por debajo. Y ya cuando me tienen fichada, me meto a la cabina a chupar...Me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj que pasote! Menudo peligro tienes.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Lo que te contaba en otra entrada, esos momentos en los que una "desconecta" y ya no razona, dejando sitio libre a la excitación más profunda.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...