Las 17 zonas erógenas de los hombres

Una especialista en sexo descubre las partes del cuerpo masculino que más placer generan. Da consejos para recorrerlas, mimarlas, besarlas... Y dejar a cualquier hombre sediento de placer.

A lo mejor crees que los hombres solo tienen una zona erógena: la polla. Pero si quieres convertirte en una amante verdaderamente sensacional tienes que ser un poco más creativa. Explora cada centímetro de su cuerpo, y no solo pensará que eres fantástica en la cama, sino que se sentirá más inclinado a devolver el favor, lo cual tiene que ser bueno. Tu lengua es un arma increíble, te lo aseguro.


Cuero cabelludo

Hay muchísima tensión acumulada en el cuero cabelludo, y un buen masaje en la cabeza hará que casi todos los hombres se derritan mientras los liberás de su estrés.

Orejas

Muérdelas suavemente, chupa y sopla en y alrededor de ellas. No le metas la lengua si no estás segura de
que le gusta. Prueba y espera su reacción... no a todo el mundo le gusta.

Labios

Excitalo pasando sensualmente la lengua sobre su labio inferior. Prueba a morderle con suavidad uno de sus labios o succionarlo al interior de tu boca. Plantale besitos. Experimenta con diferentes estilos de besar.

Cuello

Los besos suaves y arrastrados por el cuello hacen que a casi todos los hombres se les aflojen las rodillas. Ni se te ocurra darle un bocado que deje marca.... eso son sólo cosas de quinceañeros.

Hombros

Frotale los hombros mientras lo llevas a la cama y sé creativa con ellos durante el sexo. Cuando tú estés arriba y en pleno acto, deja que tu pelo los roce.


Codos

Lamele o frotale con suavidad el pliegue del codo. O sigue hacia arriba la vena del brazo hasta el codo, mirándolo con frecuencia para darle a entender que estás pensando en besarle otro sitio…

Dedos

El viejo truco de chupar los dedos es un clásico, pero a los hombres les encanta porque les hace pensar en mamadas. La cara que pones cuando chupas un dedo nos dice mucho.

Pecho

Prueba a lamerselo y besarle todo el cuerpo mientras te encaminas hacia su polla. O pellizcaselo suavemente con una mano. Varia la presión para ver qué le gusta. A algunos les gusta pellizcos fuertes y otros muy muy suaves.


Espalda

Amasa, acaricia y desliza las manos por su espalda. Usar lubricantes o polvos de talco facilitara las cosas.

Culo


A muchísimos hombres que nos estrujes, nos acaricien y nos pasen la mano por el culo. Otros aman que les pases las uñas por ellas durante el acto sexual.

Polla

El glande (la cabeza) es por lo general la parte más sensible de su pene. Presta especial atención a la corona (la cresta que va alrededor del glande) y al frenillo, que es esa especie de cordelito que hay bajo el glande. Pero la polla no es sólo la punta... nosotros sentimos placer en toda la polla completa... desde la punta hasta la base.


Escroto y testículos

El escroto es el “saco” que contiene los testículos. Algunos hombres lo tienen demasiado sensible para tocarlo, pero a otros les encanta que se lo acaricien. Manejalos siempre con mucho cuidado, porque son delicados.

Perineo

Es la zona comprendida entre el pene y el ano, ideal para añadir sensaciones sin tener que ir más allá. Pasar la lengua por toda esa zona no es nada malo... y las sensaciones para nosotros son increíbles. ¿Cuantas terminaciones nerviosas habrá ahí?

Ano y próstata

Conviene preguntar antes: algunos hombres son reacios a que se los estimulen. Si te atreves a entrar por donde no brilla el sol, puedes llegar hasta la próstata, que a veces se describe como el “punto G masculino”.
Yo reconozco no soy de esos, pero si estoy recién duchadito si me pone mucho que una lengua traviesa de una chica me lo deje todo mojado. Soy un poco cerdete si, pero me gusta.


Muslos

Anda subiendo desde los pies hasta los muslos, mientras los mordisqueas. Pero ten cuidado: puede ser que tenga cosquillas.

Rodillas

Es otra de las zonas que nos olvidamos, pero están llenas de terminaciones nerviosas. Bésale y acaríciale la parte de atrás, por donde se doblan, y verás cómo le gusta. Es raro y extraño, pero mola.

Pies y dedos de los pies

Dale a tu chico un masaje de pies. Los reflexólogos aseguran que la planta está conectada a todas las partes del cuerpo. Y si te atreves... pásale la lengua por todos los deditos... y pásate su pie por tus tetas o por tu coño... ni te imaginas como llegan a excitarnos estas cosas.


Un consejo...

No te sientas obligada a hacer ninguna de estas cosas. Además cada hombre es distinto. Aquí no queda otra que usar el sistema de "ensayo y error". Si pruebas algo y no siente nada... pues a otra cosa y listo.
Os aseguro que hay sorpresas. Tengo un amigo que le excita teriblemente sentir la lengua en su mano, en sus dedos... y luego están los que les gusta que les chupen los pies... para mí no se un fetichismo, pero como juego sexual desde luego que tampoco lo rechazo.

A vosotros los tíos ¿es partes (aparte de la obvia) es la que más os pone? Y chicas... ¿cual habéis visto según vuestra experiencia que nos gusta mucho a nosotros?

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:

Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

12 comentarios :

  1. Pues una zona que yo tengo hipersensible y que no aparece en el post es la ingle.
    A mí me pasas la mano o la lengua por la zona situada entre los testículos y el muslo y me pongo perraco en un segundo. ¿A nadie más le pasa, o qué?

    Un abrazo, Adrián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es cierto!!!! A mí también me resulta de los más morboso que me pasen la lengua por las ingles... lo que pasa que es un placer y sufrimiento al mismo tiempo. Porque si me lo hacen, acabo cogiéndole la cabeza y llevándola al centro... a donde debe ir. jejeje

      Saludos gayalguienahi!

      Eliminar
  2. Como se llama la zona en los chicos que para nosotras sería el monte venus? Dar un masaje o caricias ahí, para chicos y chicas, es muy guay.

    Rose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no tiene nombre por algo será. Porque nos da igual. En cambio... la polla si tiene nombre. Además tiene muchos nombres. ¿Entiendes ahora? jejeje

      Saludos Rose.

      Eliminar
    2. a mí esa zona de los hombres también me encanta!!! Y aunque se trata de qué partes les excitan a ellos... Te entiendo, Rose! es muy sexy y excita a ambos!

      Eliminar
  3. Pues yo he hecho masajes ahí que no han dado igual jajajajaja.

    Rose

    ResponderEliminar
  4. Pues yo he hecho masajes ahí que no han dado igual jajajajaja.

    Rose

    ResponderEliminar
  5. A ver, me voy a explicar mejor y con detalle. La técnica sería más o menos esta y tanto para mi como para quien la recibe es genial: Empiezas dando besitos por el cuello y orejas. Luego ya vas alternado besitos o masaje por el pecho y tripita. Cuando llegas a ese zona vas masajeandola acercandote mucho a la polla y sintiendo como el chico en cuestión piensa que ya vas a llegar a la polla pero NO. Le dejas con la antipación y luego masajeas los muslos. Haces como si estuvieses dedicada a los muslos y como "sin querer" algunas caricias se escapan a rozar un poco la polla. Si lo estás haciendo bien el chico debería suspirar o dar algún gemidito y la polla dar como respingones cuando la rozas "sin querer". Si el chico está depilado haces lo mismo con la lengua. Depende de lo buena o mala chica que quieras ser aguantas mucho calentando ahí y ya vas al centro a centrarte con la boca en la polla.

    No creo que lo haya descrito bien del todo, pero puedo asegurar que está muy bien al menos con los chicos con los que lo he hecho. Pero claro, cada persona es un mundo.

    Rose

    ResponderEliminar
  6. Todas las zonas que se nombran son muy erógenas siempre y cuando se estimulen con distinta intendidad, desde el más leve roce, hasta pellicar suavemente, mosdisquear un poquito y lamer. Una de las cosas que más caliente ponen a un tío es decirle que cierre los ojos y no se mueva (le puedes vendar los ojos) y empiezas por besarle y lamerle orejas, boca, cuello, los bíceps, el pecho, chupar los dedos de las manos... y vas bajando y bajando hasta los muslos y dedos de los pies. Pero ahora de lo que se trata es que cada vez toques, beses, lamas y chupes una zona distinta sin que él pueda adivinarlo. Debes sorprenderle y mantenerle en excitación y suspense por no saber qué vas a hacer. Eso sí, después de cada zona suya que estimules aleatoriamente debes regresar a la polla y darle unos buenos lametazos desde la punta hasta los huevos. Cuando veas que el tío está que no puede más, tiene una erección potente y del capullo empieza a gotearle líquido preseminal te abalanzas a hacerle desesperadamente la mejor de las mamadas,que él sienta que te la tragas entera.

    ResponderEliminar
  7. Te ha faltado los pezones jejeje, para mi son de las zonas más erógenas de mi cuerpo, me pone muy duro que mi chica me los lama y me los muerda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero fíjate que a mí los pezones... nada de nada. Como si me chuparan el codo. jeje

      Saludos.

      Eliminar
  8. Yo creo que este artículo que expresa muy bien como es en realidad el cuerpo masculino, debería ser bien leído por las mujeres que piensan que sólo el pene es lo que excita a un hombre. Así que, a por ellos!
    Carla Mila
    http://www.carlamila.es

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...