Meter a una puta en casa

Imaginémonos que tenemos una relación de pareja consolidada... tú y yo. Venga... cosas más raras te has imaginado, no me seas!


Somos una pareja divertida, alegre... juguetones... ya llevamos 10 años juntos y conocemos muy bien nuestros defectos y nuestras virtudes. Sobre todo las mías... que tengo muchísimas virtudes.

El sexo... sigue siendo genial. A veces cenamos ligeramente... nos tomamos unas copitas para entonarnos y follamos salvajemente como dos adolescentes.

Pero... reconozcamoslo... en la cama ya no hay sorpresas.
En la cama hay pasión, cariño, sexo desenfrenado... pero no hay adrenalina. No hay ese punto de nerviosismo de lo desconocido.... ese nerviosismo de no saber que va a pasar... eso es "Adrenalina".

Es en este punto, cuando a uno de los dos se le suele ocurrir la extraña idea de explorar nuevos mundos, por ejemplo:  Los trios.
Al principio sólo son fantasías o comentarios más o menos de broma cuando vemos escenas en pelis normales o pelis pornos, pero con el tiempo la idea cala y al menos yo... reconozco antes que tú, que deseo probarlo.

Llega cierto día en la que la conversación sobre ello toma un tono real... planteándonos con quien lo haríamos y como.

Con quién: Difícil elección.
Porque de las personas de nuestro entorno es mejor no proponer nada, porque nunca se sabe que puede ocurrir y si se pueden ir de la lengua. Mejor un desconocido.

¿Ponemos un anuncio en alguna web de contactos exigiendo un perfil definido? Peligroso... a saber quien puede contestar esos mensajes... cualquier tío raro. Y esta reflexión es difícil de entender... porque si ponemos un anuncio... ¿somos nosotros los raros?

¿Vamos a un club liberal? A mí me gustaría, pero tú dices que no quieres ir a esos sitios. Además, nos
arriesgamos a que alguien nos reconozca y hablen. Mejor no.

Hay una tercera opción... buscar una profesional. Mira por donde, es posible que esta sea la opción más rápida, cómoda y menos problemática. Porque... ¿y si contratamos los servicios de una prostituta una noche para jugar los tres en la cama?

Puede que así de primeras suene raro... pero siendo francos... es muy cómodo. Es de suponer que una prostituta tenga un buen físico... estará buena y será guapa. Pagas, pero al ser tú el que pones el dinero puedes decirle que cosas te gustaría probar y que cosas no queréis hacer. Y a ella le tocará cumplir con lo pactado.
Y además... se supone que debe ser totalmente discreto. Las prostitutas serán muchas cosas... pero por la cuenta que les trae, deben ser discretas.

Además, se me acaba de ocurrir... podemos elegir a la chica que más nos de curiosidad... ¿elegimos a una chica asiática para la experiencia? ¿Una mulata? ¿O lo que te apetece es un mulatito? ¿Y una rusa? Incluso para los más atrevidos... están las transexuales. Algunas transex son muy guapas. Aprovechemos ya que nosotros pagamos... nosotros elegimos.

Además si tenemos miedo a que sepan donde vivimos... siempre podemos realizarlo algún día cuando estemos de escapada unos días en un hotel. Ahí si que la discreción será total y absoluta. Nadie va a saber nunca nada de todo esto. Será nuestro secreto.

Nos lo tomamos con calma. Nada de ir a saco. Las prisas siempre son malas. Quedamos a una hora, nos conocemos en el bar que hay al lado del hotel. Tomamos antes unas copas y hablamos... así se nos pasa el nerviosismo... y si hay buen ambiente y todo es correcto... entonces vamos a la habitación.

Es cierto que en la parte negativa está el hecho de que haya que haber dinero por medio y eso a algunas personas les baja mucho el morbo... pero estoy convencido que una vez metidos en harina... morbo va a haber.


Al menos para probar una primera vez y ver que tal es. Y oye... si mola... pues poco a poco nos metemos en otros mundos donde los tríos estén aceptados, como es el mundo liberal, ¿no?
Pero así al menos ya sabemos que sensaciones hay y nos hemos soltado un poco. Sería como una especie de prueba para saber si realmente nos gusta o no.

Y si por el contrario no es lo que esperábamos... pues nada... una experiencia más para guardar en el cajón de la vida.


¿Como lo veis vosotros? ¿Os parecería mal que una pareja contratara una prostituta o gigoló para probar una noche la experiencia de un trío?

Por si os apetece leer más sobre tríos, os dejo los links de otros post sobre ello:

Ojos vendados

Doble penetración

Besos blancos y besos negros

Vida antes de tener pareja

La forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

5 comentarios :

  1. Me da mucha verguenza reconocer esto pero yo llamé para traer a un prostituto a casa para que le diera un masaje erótico a mi mujer.
    Ha sido una experiencia alucilante.! Que flipada! Mi mujer aunque muy nerviosa lo disfrutó, yo también y el prostituto seguro que tambien.
    Mi mujer hoy está más abierta de mente que antes de esa experiencia.
    No creo que haya sido nada denigrante ni humillante. Al contrario. Una experiencia muy dificil de vivir, con mucho riesgo pero muy morbosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas son morbosas por el añadido de toda la adrenalina por hacer algo que casi roza lo prohibido.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Planteado como lo haces, es una buena opción. No creo que sea una mala idea si los dos lo queréis. Un profesional siempre va a dar lo mejor de sí y respetar lo que uno quiere o no (pienso). Así es una primera experiencia controlada y sin lenguas que vayan contando lo que no es de su incumbencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Eso es lo que pagas... profesionalidad y discrección.

      Saludos Rode!

      Eliminar
  3. P.D.: Tus títulos tan acertados, directos y graciosos como siempre. Jajaja. Qué crak ;) un besito.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...