Morbo en albergues

Empezaré diciendo que uno no siempre ha tenido dinero en el bolsillo. No me avergüenza decir que a veces no es que haya pasado hambre, pero si que he vivido con los justo. Vamos, lo que se dice "un tieso".

Andaba yo por los ventipico años y me quería comer el mundo.  Pensaba que un tío listo como yo (eso es lo que me creía) fuera de Málaga iba a triunfar. Pensaba que Málaga se me quedaría pequeña para mis megalómanos planes.


Esta decisión iba totalmente en contra de la idea que mis padres tenían sobre mí. Ellos me querían cerquita. Para educarme y moldearme a imagen y semejanza de ellos.

Pero yo no quería eso para mí. Yo era un rebelde con causa. Quería demostrar lo que valía! Así que nada... pillé mis ahorros y me largué a Madrid... a la aventura.

La primera semana me instalé un hotel de precio económico, a la vez que céntrico. Viendo que no
prosperaba y que el dinero a ese ritmo se me iba a agotar rapidito, decidí buscar una habitación libre en una casa de estudiantes. 

Bien... por si no lo sabéis: Los estudiantes españoles son los tíos más sucios del planeta. Ríete tú de "La Guarra Marota". 
Además, al principio iba de buen tío y se aprovechaban... se comían mi comida. Se bebían mi bebida y me decían que ya lo repondrían. Eso jamás ocurría. Así que me puse en modo "Hijo de la gran puta!" y ya ahí no me tocaba ni Dios. Mi comida y bebida se convirtió en algo sagrado digno de admirar, pero nunca de tocar.

Ya sabéis... yo de buen rollo lo que queráis... pero a hijo de puta a mí no me gana nadie.


De Madrid pasé a Valencia. Al principio me fue bien, pero pasaron los primeros meses y la empresa a la que servía dejó de pagarme. El problema se extrapoló a mi casero, que tampoco le podía pagar.

El hombre era un buenazo, pero a mí se me caía la cara de verguenza. Así que no tuve más remedio que irme y dejarlo libre. Y decidí probar los Albergues.

Yo no se si sabéis bien en qué consiste un Albergue.
A grandes rasgos un Albergue es una especie de hostal (a veces semipublicos y otras privados) donde por 10/25 euros tienes derecho a dormir en una litera con un pequeño armario con llave. Obviamente es una habitación compartida con otra cama, o dos camas o incluso 4 camas. 

Se hace necesario un mínimo de civismo e interactuar con los demás compañeros de habitación.

¿Con que clase de gente puedes toparte en un albergue? Pues básicamente con...

-Parejita de novios semi-perroflautas que se han medio escapado de casa o han decidido recorrer mundo sin un rumbo definido. Se alimentan básicamente de amor y de lo que les das... como dos perrillos felices.

-Persona mayor obligada por la crisis a dormir en estos sitios. Personalidad totalmente derrotada y amargada por su propia situación. Hablar con él es sumirte en su amargura y depresión. Altamente contagioso.

-Puto guiri que han decidido viajar sin un puto duro a costa de los demás. Peligro con estos tíos cuando se quitan los calcetines... porque puedes morir ahogado en un rango de 20 metros a la redonda. Posiblemente el ser vivo más guarro del planeta. No mueve un dedo por nada, en cambio se las sabe todas en cuanto a ayudas del gobierno se refiere.

-Señora rara. Suelen ser mujeres cuarentonas que o bien se han quedado flipadas por los porros o bien es que son raras. A menudo con la mirada perdida típica de los momentos previos a la actuación de una asesina en serie.

Yo he usado albergues en Valencia, Alicante, Barcelona, Nimes, Frankfurt y Helsinki. En total unas 30 o 40 noches.

Para mí era cómodo cuando iba a viajar e intentaba gastar lo mínimo imprescindible. Porque nunca se
sabe.

En plan de morbo... en estos sitios... he visto a parejitas follando, pasando del personal que pudiéramos estar allí mirando. Ya sabéis... haciendo edredoning. Nada que no hayáis visto ya en el programa infumable de Pepe5: Gran Fulano.

Otras veces he visto al típico guiri guarro pajeandose como un mono con revistas guarras alumbrada por una cutre linterna.

Quizás en otro momento esa escena pudiera parecerme divertida, o incluso morbosa. Pero es que ver sus calcetines sucios colgados en la baranda de la cama a 10 cm de su cara... que asco coño!!!!

Afortunadamente, un par de veces di con alguna extranjera que sin cortarse un pelo se cambiaba de ropa delante tuya alegando que le da miedo ir a los baños. Se quedaba en bragas y sujetador delante como si tal cosa y yo intentaba aparentar que eso era normal. Pero cuando una mujer de 20/25 años buenorra se te pone semidesnuda delante tuya... sabes que no es normal. Tu mente lo sabe y tu polla también.
Lo más morboso de todo es la naturalidad con la que se tomaban la vida y el sexo esas dos. Pero no... no me llegué a follar a ninguna de las dos. Mis ganas! Simplemente pillaba calentones altamente peligrosos y luego a apañarmelas yo solo como podía.

Y por último algún que otro gay despelotándose y mostrándose descaradamente buscando "rollito".

Afortunadamente volví a Madrid y di con gente alucinante, laboralmente hablando. Que me permitieron crecer como persona y también a mi bolsillo. Mi vida cambió radicalmente. Seguí viviendo en pisos de estudiantes, pero más por comodidad y por no sentirme solo que por necesidad.
Los estudiantes son cojonudos para relacionarte con chicas. jeje

De verdad, no hay nada como visitar otras ciudades o países para darte cuenta de verdad de lo que tienes en tu casa. Hablo tanto para lo bueno como para lo malo.

¿Alguna vez habéis visitado vosotros los albergues o sitios cutres donde dormir? ¿Tenéis alguna experiencia?

Os recuerdo la forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

8 comentarios :

  1. Yo una vez me quedé en un albergue porque me robaron. Y en la cama de arriba durmieron una pareja de guiris muy jovenes.
    Pues por los movimientos de la litera juraria que estaban follando. Me pusieron calentón perdido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es lo que tiene dormir con mas gente. Que si les apetece follar... pues es lo que hay. jejeje
      Espero que no movieran mucho la litera. jeje

      Saludos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ésto no me ha dejado comentar sino hasta ahora y no sé si es culpa de mi computadora o de la página.
      oye, me has hecho googlear en imágenes la palabra 'guiri' y aún no me queda muy claro.
      y pues no, nunca he estado en un albergue, lo más parecido que he usado ha sido una casa de huéspedes, pero eso fué cuando era una niñita de unos 5 años. así que lo siento, pero hoy o tengo ninguna aportación al tema

      Eliminar
    2. Guiri es extranjero... generalmente nos referimos a los ingleses, alemanes, franceses, sueco... y todo el norte de Europa.


      Saludos Ceci.

      Eliminar
  3. Yo hoy estoy como la hermosa Ceci... nunca he estado en un albergue, ni he compartido pisos... no puedo opinar hoy... Lo único que puedo decir es que haber sido un tieso y a día de hoy estar bien económicamente es mucho mejor que haber tenido pasta siempre, doy fe!

    Nesti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en la vida se aprende cuando ocurren cosas.
      Si siempre vives igual y sin experimentar... no evolucionas.

      Se puede decir que yo he pasado por casi todos los estados... de tener mucho dinero, luego no tener nada, luego tener muchísimo... con los típicos excesos típicos de considerarte rico... y ahora digamos que a mitad de la tabla. Pero ahora mismo muy feliz! Porque he aprendido a disfrutar mucho de la vida con lo que tengo.

      Y aunque claro que diría si a la llegada de más dinero... no me importaría quedarme como estoy, para siempre.

      Las experiencias de la vida ayudan mucho a valorar las cosas que tienes y necesitas.

      Saludos Nesti.

      Eliminar
  4. Mis experiencias en Hospedajes de estudiantes han sido fatales pero la más que me gustó fue cuando fui a Chile y pues imaginate un chico todas las noches tocando guitarra de manera romántica. También di con gente extranjera que se follaban lo netamente chileno jejejeej (en mi caso ni pizca de atracción) y si en PR tuve la desgracia de compartir el cuarto con un tipo que de momento tuvo novia se la follaba mientras trabajaba y se comía mi comida. Lo triste es que me tuve que ir pues lamentablemente el tipo metió bien al fondo la corrida y quedó embarazada al final la tipa tuvo un aborto natural pues sus niveles de diabetes estaba descontrolada. Luego de dos años me echaron la culpa de su aborto que cojones.

    LP

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...