El chico que me intentó ligar en la playa nudista

Es curioso las cosas que le pasan a uno a veces.
Esto me pasó hace unos 4/5 años o así, en la playa nudista de Costa Natura en Estepona (Málaga).

(esta es una imagen de esa playa)

Resulta que allá por marzo estaba yo trabajando de comercial. Había acabado mi ruta temprano sobre las 11.30 de la mañana y no tenía nada que hacer. Hacía un día increíblemente bueno para ser marzo. La temperatura no era muy alta pero suficiente para poder tomar el Sol en la playa sin que te mueras de frío.
Y como tenía la toalla del gimnasio en el coche, decidí irme a la playa nudista y echar una hora y media o así.

Así que me dirigí hacía la playa. Cogí mi toalla y nada más, puesto que es una playa nudista y no necesitas nada mas.
Extendí mi toalla, me quité toda la ropa dejando la polla al aire, mis gafas de Sol y mis auriculares para escuchar música y relajarme mirando al mar.
En la playa no había absolutamente nadie.

Me encanta ese momento, cuando la playa está vacía pero pillas un día suelto entre semana, el mar en calma, la playa solitaria, es un placer. Sólo una persona mayor, pero lejos a unos 60 mts.

Pasada una media hora aparece un chico de unos 35 años pero bien cuidado, calvo rapado. Con una mountain bike paseando y con ropa de ciclista.
Pasea de punta a punta por la playa con su bicicleta y se para cerca mía, a admirar el mar.
Se da la vuelta y me mira, me da los buenos días. Yo también le doy los buenos días, que para eso mi madre me educó bien.
Me dice que hace un día precioso. Le digo que la verdad que si.
Me pregunta: ¿vienes mucho por aquí?
Le digo que no, que hoy es especial. Que en verano suelo venir más pero voy cambiando de playas.
Me dice que es la primera vez que me ve. Se ve que él si venía mucho.
Me sigue hablando de lo mucho que le gusta esa playa, de lo bien y libre que se está.
Yo un poco sorprendido de lo parlanchín que estaba el chico, pero bueno.
Me pregunta si soy de aquí, le digo que no, de Madrid.
Y me dice: Se te nota en la forma de hablar que tienes.
Me pregunta si se puede poner al lado mía a tomar el Sol.
La verdad me sorprende bastante, así sin conocerme de nada y tal, pero bueno estaba aburrido pues vale.

El chico no se le notaba gay para nada, ni en su forma de hablar ni por los gestos, pero al ser tan dicharachero me imaginé que igual buscaba tema pero pensé... no coño! son cosas mias! que yo siempre estoy pensando en plan guarro! el chico es simpático y nada mas.

El caso es que el chico se saca de la mochila la toalla, la extiende, se despelota totalmente y se pone al lado de mí. Es curioso hablar con alguien y estar ambos totalmente desnudos. Quieras o no echas, una miradita a ver como tiene la polla, no se si por comparar o qué pero el caso es que siempre lo hacemos.
Yo ya noté varias miraditas a mi polla.
En playas nudistas esto es muy habitual, tampoco hay que alarmarse.
Empezó a contarme cosas de su vida. Que trabaja de dependiente en una tienda en horario de tarde. Que le encanta el deporte, en concreto la natación y la bicicleta y cosas así.
Me preguntó si me bañaba en el mar. Le dije que hacía un poco de frío.
Me dice... vente anda y probamos el agua. Nos levantamos y fuimos al agua. Yo solo llegué a meterme hasta media cintura pero él se metió entero.
Cuando sale me dice: "Joder se me ha puesto la polla chiquitisima del frio" y se la tocaba.
Yo ya ahí veía que algo iba buscando, pero no se veía mal tío. Y por charlar un poco no pasaba nada.
Otra vez ya en la toalla el chico empezó a hacerme un pequeño cuestionario.
Me preguntó si era soltero.
Yo le conté que tenía novia, pero que en estos momentos ella vivía fuera y que estaba solo. Me preguntó acerca de mi trabajo y le conté algo.
Cuando ya llevábamos un rato me dice: ¿Sabes? Viniendo para acá me he encontrado una revista pornográfica tirada en el suelo y la he cogido ¿quieres que la veamos?
Me hizo gracia. Le dije que si, que porqué no.
El chico coge la mochila y saca efectivamente una revista pornográfica con textos en inglés. La revista era de temática hetero, solo salían chicas. Ni un sólo chico. La hojeamos un poco en general y me dice ¿la ponemos en medio de las toalla y así la vamos viendo los dos? Pues vale.

Y mi cabeza ya pensando... verás... verás... a ver como acaba esto. jeje

Imaginaros el cuadro: Dos tios totalmente desnudos en la playa solos, con las pollas al aire desde luego y hojeando una revista porno en medio de las dos toallas.

Me pregunta... ¿a tí te gusta el porno? Le dije la verdad: "A mí me encanta, yo cuando era pequeño compraba muchas revistas guarras". Me dice que a él le prestaban revistas.

Total que se pone a hojearla desde la primera página, una por una. Se ocupaba de pasar las páginas. Me dice: ¿te gustan las tias así como esta? Y señala a una mulata con todo el coño abierto. jejeje
Le digo que las mulatas si, las negras no.
Él: Las negras huelen mal tio, y ese tacto de la piel no me gusta.
Pasa la siguiente página y me dice: "Ufff, pues a esta no le decía yo que no, está buena!"
Si que lo está.
Yo empecé a ponerme cachondo. Lo notaba porque la polla me empezó a crecer y la notaba aprisionada entre mi cuerpo y la toalla.
El chico por su parte empezaba a tocarse un poco la polla metiendo la mano por el lateral y luego la sacaba para pasar la página.
Pasa la siguiente pagina y aparece una pelirroja con unas tetitas pequeñas. Y me dice "Mira hace poco me he follado a una tia que se parece mucho a esta. Como follaba!"
Noto que el tio empieza a doblarse un poco como enseñándome un poco la polla.
Yo no quería ni mirar porque estaba viendo que el tema se estaba poniendo fuerte y la verdad me estaba poniendo bastante nervioso.
Se suelta la polla y pasa otra pagina. Otro comentario. Y otra vez su mano vuelve a su polla, pero ya no solo se tocaba... ya casi se estaba masturbando.
Estaba a menos de 30 cm. de mí y el tio se estaba haciendo una paja en toda regla.


Pasa otra página y me dice... estoy que voy a reventar ¿como estás tú? Y me enseña su polla que estaba en su máximo espendor y con una mancha en la toalla ya de humedad.
Me doblo un poco para enseñarsela y obviamente la tenía durisima.
Me dice el chico: Pues masturbate tio, no te cortes... y él mientras estaba ya dándole a la zambomba pero bien.
Le digo que paso, que no quiero hacerlo.
Se corta un poquito pero sigue hojeando la revista y diciendo cosas.
Pero ya notaba yo que estaba más pendiente de mí que de la revista.
Me pregunta: ¿de verdad que no te quieres hacer una "gayola"? Le digo que no estoy acostumbrado a eso.
¿A qué? me dice.
Y le digo... pues a masturbarme delante de alguien.
Y dice: pero si no tiene nada de malo.
Yo ya viendo que se estaba poniendo un poco pesado le digo: tio mejor lo dejamos. No me apetece seguir con esto.
Y me dice: Si quieres te hago yo la "gayola".
Le digo que no, que me voy a ir.
Y me dice... no pasa nada hombre, me voy yo si quieres.  Total que se pone el típico momento incómodo cuando se corta todo el rollo radical y le digo... no tranquilo. Además yo ya me tengo que ir.
Me pidió el teléfono para coincidir otro día en la playa pero le dije que mejor lo dejáramos. Que no busco eso.
Se que no se lo tomó muy bien el rechazo pero bueno.
Así que me vestí y me fui.
En la playa nadie vió lo que ocurrió porque no había nadie.

Creo que con el tiempo me he vuelto más abierto de mente. Porque aunque sigo teniendo mi novia y adoro a las tias profundamente, si os soy sincero os diré que ahora me arrepiento que no haber hecho nada mas en ese momento. Creo que una paja mutua o algo así habría sigo muy morboso y excitante. El chico en todo momento fué muy educado y correcto, sólo al final cuando lo rechacé se mosqueó un poco.
Y el momento era idóneo para algo así, ya que ambos estábamos calentones perdidos y con ganas de corrernos viendo la revista porno.
Pero no puedo volver atrás en el tiempo.

En fin son cosas que pasan.

He vuelto a playas nudistas solo infinidad de veces y nunca más me ha pasado algo así tan descarado. Si muchas miraditas tocándose el rabo y cosas así, pero que me entren así en toda regla de buen rollo y tal no.
Yo si por morbo he entablado conversación con chicos, chicas y parejas nudistas con la excusa de pedir tabaco y/o fuego, pero esa es otra historia.

Ahora no se que me pasa pero solo el hecho de estar en una playa nudista con la polla al aire ya me excita. Aunque esté solo. No digo que se me ponga dura pero si que se pone en estado de semierección. ¿No os pasa a vosotros? jeje

Os recuerdo la forma de contactar conmigo, por si os apetece:
Por email: malagasensual@hotmail.es
Por twitter: @malaga_sensual
Por instagram: malagasensual

¡¡Gracias por leerme!!

14 comentarios :

  1. jaja debió de haber sido todo un cuadro. imaginate que vuelves a encontrar con el chico este, y él te reconoce y te va a hablar y todo ¿qué harías entonces? pregunto, por curiosidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente no lo sé... tendría que ocurrir para ver como actuaría.
      Yo soy muy veleta y hay veces que me apetecen cosas y otras que no. Soy así de puñetero. jejeje

      Saludos Ceci.

      Eliminar
  2. Madre mía, vaya estampa!! La verdad es que si en una playa nudista un tio se pone a darte palique, se te sienta al lado y te insiste en bañarte... yo creo que sus intenciones estaban claras no??

    Saludos
    Nesti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se ve que yo soy muy tonto... porque al principio fue una conversación tan suave que creí que esa simple simpatía. Hay gente es que muy dicharachera.
      Ya cuando me dijo si se podía poner a mi lado... ahí ya empecé a notar sus intenciones, claro.

      Saludos Nesti.

      Eliminar
  3. Desde luego que lo que no te pase a ti malagueño... Es una situación incomoda... incomoda de narices y más si tú das a entender que no, si dejas caer que no te apetece, que no te gusta y aún así insisten... al final toca o ponerse serio o hacer la espantada...
    Me gusta la pregunta que te ha planteado Ceci...
    Esta claro que quien va a una playa nudista es porque le gusta no solo no tener marcas en la piel sino también el morbo que supone ir desnuda y saber que miras y te miran, porque mirar se mira...
    Hace tiempo que no me dejo caer por ninguna nudista, bastante tiempo de hecho... pero lo que más horror me daba era ir y que estuvieran los típicos fisgones de turno que van en bañador y que solo se dedican a mirar...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú. Yo creo que al menos el 80% de las personas que van a playas nudistas, además de que mola estar en bolas en la playa y bañarse... hay cierto componente de exhibicionismo y voyeur.
      Desde luego a mí me pasa... un 50% porque me encanta estar en bolas y nadar desnudo en el mar... y otro 50% por morbillo.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Te pasa cada cosa. ... yo creo que me cortaria mucho. Pero mucho.
    A veces he ido a playas nudistas pero siempre cuando hay gente y me he sentido cómoda.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será porque eres pudorosa.
      En cambio a mí me da exactamente lo mismo... tanto si hay gente como si no.
      Cada momento tiene su encanto:
      Si estás solo... es el placer puro de la naturaleza con la playa y el mar y la tranquilidad.
      Y si hay gente... el morbillo de poder observar a la gente y ser observado.

      Saludos Tatu.

      Eliminar
  5. Una pena joder tío que no aprovechaste la oportunidad porque así te diría aca entre nos que te ligaba. Me encanta ver dos hombres pajeandose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer me conoces un poco soy LP...

      Eliminar
  6. Uff...yo no sé qué habría hecho. Yo como tú, soy bastante abierto de mente, aunque cuando alguien se me acerca para hablar, siempre tiendo a pensar mal. Que me quieren timar, que me quieren embaucar, sacar pasta o cualquier movida chunga, sabes?

    A mí las playas nudistas me encanta, me encanta esa libertad, de poder ir como quieras. Más que nudistas, suelo ir a playas libres, aunque yendo más hacia la zona nudista.

    En tu caso, pues no sé...alguna mirada fijo que se me habría escapado y si tuviese buena polla, más aún, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, que desconfiada eres.
      En mi caso te juro que jamás he tenido esa sensación ni me he sentido intimidado. Si alguien no me gusta el plan que lleva bye bye y listo. Y como no se aleje, lleva las de perder, te lo aseguro.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Un poco desconfiada, sí. Pero justo porque no tengo el recurso de como das a entender, de que el otro tenga las de perder. Aunque siempre he pensado que una buena defensa, es un buen ataque, jejje.

      Pero sí, por otra parte tengo la característica innata de que me importe bien poco si la otra persona se ofende por mi negativa ante cierta situación. El tacto y la sutileza no son mis virtudes, jajaja.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...