Glory Holes o... Pasillo Francés

Esto siempre me han causado mucha curiosidad. Es algo misterioso y curioso al mismo tiempo. Se habla mucho pero poca gente reconoce haber jugado con ellos.

Los Glory Holes son agujeros que hay en ciertos lugares con un grosor cómodo como para meter una polla en erección. La metes en un sitio y el misterio está en que no sabes muy bien que hay al otro lado. Y menos aun... quien. Y que te va a hacer... es toda una experiencia.


Suelen estar en dos lugares principalmente... en las cabinas de vídeos de algunos sexhops. Parece ser que no es suficiente entretenimiento sentarte en un sillón a ver porno tú solito en un sitio de esos con la intención de desahogarte. Algunos tienen unas puertecitas pequeñas (que tú puedes dejar abiertas o cerradas, a tu elección) para que tu vecino de cabina meta la polla... y allá tú lo que quieras hacer. Además esto es un "toma y daca" nunca mejor dicho. Puedes probar a meterla tú... y a ver que se le ocurre hacer a tu vecino. O vecina... aunque en las cabinas de sexshops no suele estar frecuentado por féminas.
Alguna que otra traviesilla seguro que ha habido, nadie que yo haya conocido.
Si acaso alguna pareja donde el chico entra con su mujer o novia para darle algo de morbillo al asunto.

En el otro sitio donde lo he visto es en clubs de ambiente liberal.
Para el que no esté muy familiarizado con el tema, os diré que la mayoría de los clubs de esta temática tiene dos zonas delimitadas. Una para hombres solos y otra para parejas.
Uno de los puntos de unión de las dos zonas suele ser los glory holes. Uno o varios cuartos siempre muy oscuros donde están los famosos agujeros.

Yo creo que el morbo está en los dos lados. Tanto el chico que pone el pene a merced de lo que quiera que pase el otro lado... como en el lado donde ves una polla y con tu pareja decidís jugar.
Además como no ves a la persona... puede ser un buen punto de partida para parejas vergonzosas y tímidas.

Yo la verdad he estado en ambos lados. Por una vez estuve en el lado de los chicos solos... triste... ya os contaré algún día... jeje... pero poner la polla a ver que pasa es excitante. Notas un roce... alguien hay... notas que te cogen la polla... obviamente sin tener ni puta idea de quién es... hasta podría ser el marido ¿quién sabe? Pero tú te la juegas... y mira que es una apuesta fuerte... porque la polla es un miembro muy valorado por nosotros, eso está claro. Pero el morbo nos puede.
Es algo así como el juego de la Gallinita Ciega... pero poniendo la polla. jajaa


Y en el otro lado he estado con mi novia... jugando... aunque no conseguí nada más allá de que se la tocara un poco. Ni siquiera llegó a masturbarlo como es debido.

La cosa es que a raiz de esa experiencia con mi chica si he tenido alguna que otra fantasía sobre esa habitación. Fantasía que intentaré realizar la próxima vez que vayamos a uno, os lo prometo.

Yo creo que muchas chicas serían más atrevidas en hacer algo así... si supieran que no iban a tener repercusiones... y desde luego por el morbo de no saber quién está detrás... ¿os atreveríais incluso a chuparsela a un desconocido en ese momento?
Supongo que también dependerá del miembro... no será lo mismo que una pollita pequeña y peluda que un buen pollón morenito y orgulloso ¿verdad? jeje

¿Habeis tenido vosotros alguna experiencia sobre este peculiar juego?

12 comentarios :

  1. jaja, ya la vez pasada que o publicaste ya te dije de la modalidad que le damos unos amigos y yo jaja pero chuparsela a alguien que ni puta idea de quien no se, me lo pensaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... ahí está el morbo... en el riesgo de no saber quien hay al otro lado.
      Es una polla y nada mas. El resto no existe. Al más puro estilo de un vibrador. jeje
      Saludos Ceci.

      Eliminar
  2. Yo estuve con mi novio una vez en un local de intercambio en BCN y vimos un pasillo de esos.
    Pensándolo en friamente puede resultar algo asqueroso, pero cuando estaba allí y vi varios penes asomando por los agujeros me puse cachonda perdida. En concreto había un pene que era enorme. Estaba deseando acariciarlo y el morbo de no saber quien había detrás aumentaba mi líbido.
    Pero mi novio no se sentía muy cómodo allí, así que no hicimos nada y me quedé con unas ganas increibles.
    Espero poder volver algún día ya sea con mi novio o con otra persona.

    Saludos boquerón. Menudo peligro tienes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder.. que lástima que no pudieras "experimentar" en ese sitio. Si te quedaste con las ganas... tarde o temprano debes hacerlo. Si no puede ser con tu novio delante... pues una escapadita de esas que no tienen mayores consecuencias.
      Saludos Marta!

      Eliminar
  3. Yo estuve una vez nada más. No fue un gloryhole puro ya que mi pareja sí sabía quien estaba al otro lado, y los que estaban al otro lado sabían quién era yo. De todas formas, yo no sabía nada, así que el morbo fue mucho mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Pero eso es trampa niñaa!!! jejej Así no vale!
      El morbo está en no saber quién hay al otro lado. Bueno... imagino que después te lo dirían, no?

      Saludos niña!

      Eliminar
    2. Bueno, yo no lo sabía, así que yo no hacía trampa, y no, no me lo dijeron, eso añade morbo, puedo cruzarme con ellos por la calle y ellos sabrían lo que les hice pero yo no sabría ni quienes son

      Eliminar
    3. Ah vale. Ahora lo comprendo mejor.
      Y por curiosidad... ¿Porqué esa idea de que tú no sepas quienes son? ¿Por timidez o verguenza tuya? ¿O es que formaba parte del morbo?

      Eso que tú has hecho... era muy similar a una escena de una peli que se llama Las Edades de Lulú.
      (Al final el que se la folla -sin que ella lo supiera- era el propio hermano de ella).
      No sé si la has visto.

      Eliminar
    4. Parte del morbo.
      Esa película intenté verla en una ocasión y llegué al minuto diez o algo así, qué cosa tan mala, así que no puedo decirte.

      Eliminar
    5. Yo reconozco que tengo sentimientos encontrados sobre esta película. Como todas las de Bigas Luna... tiene cosas buenas y cosas malísimas.
      Muacks!

      Eliminar
  4. Yo he ido con un ex novio a un sexshop con cabinas. Nos ofrecieron gloryhole, porque claro, había como 5 hombres y un travesti ademas de mi novio y yo única mujer en el lugar, pero fuimos solos a una cabina. Empesamos a follar y un par me hablaban barbaridades a mi desde afuera, jajaja. Un horror. Nos pusimos nerviosos y ni pudimos seguir. Esperamos un rato y nos fuimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo malo... que una chica en un sitio de esos llama muchísimo la atención y no os dejan que os sintáis cómodos.

      Deberían ser un poco más inteligente ellos y dejaros tranquilos... para que así hicierais cositas y ellos disfrutarlo, pero no.
      Lástima.

      Saludso!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...