Sorpresitas a tu pareja (Tercera y última parte)

Bueno, pues ya que nos hemos animado con los masajes sensuales en casa. Después de unos 15 masajes en pareja, alternando quién lo recibe, con diferentes estilos de música, probando marcas de aceites de masaje, olores diversos... quizás queramos ir más allá.

Más allá... hay siempre tanto por probar. Pero quedémonos en los masajes. No os habéis lanzado a hacer tríos, pero os seduce esa idea. Tú estás frito por un trío, pero tu pareja no se arranca, no, siempre hay alguna excusa. De pronto, sentís cómo la cabeza os hierve, sentís el humo salir por las orejas, y se os ocurre un paso intermedio, antes de tener sexo con otra persona ajena a la pareja.

Un masaje sensual, incluyendo a alguien más.


Eso es. Y voy allanando el camino hacia el trio, jeje.

Bueno, miro anuncios de casas especializadas en masajes eróticos, tántricos, tailandeses, japoneses, etc. Es todo un mundo. Ves que lo dan con bata blanca, con lencería, tipo BDSM, con uniforme de colegiala, con tanga, sin tanga... la elección es clara, sin tanga, de eso no hay duda.

Ves también que según el tipo de masaje no se puede interactuar, ni tocar, o se puede tocar algo, o
también la zona genital.... Pues tampoco hay duda, desde luego la bata blanca no. No voy por una contractura en la espalda.

Los precios varían según demandamos más. Menos ropa, más tocar, con final feliz... pues más precio. Aunque desde luego, la ocasión lo merece. Estás abriendo una puerta a nuevas experiencias.

Lo bueno de esto es prepararlo junto con tu pareja, y disfrutar de todo con antelación. Elegís los dos el masaje que vais a querer, decís cada uno las opiniones sobre lo que vais a hacer. Ves que hay varios tipos de masajes. Suele ofrecerse siempre uno específico de parejas, aunque si os gusta más otro de los que se dan individualmente, pues se dice a la hora de reservar con el centro elegido.

Veis también a las masajistas (casi siempre hay más chicas) o los masajistas, pues también hay que ponerse de acuerdo en quién va a dar el masaje. Está la opción "cuatro manos", en la que son dos masajistas (dos chicas, o chico y chica, normalmente) los que los dan. Aunque para principiantes, empezar con una masajista ya está bien.

Los precios para masajes a parejas suelen oscilar con una masajista desde 120 hasta 200 o más euros. Si es a cuatro manos, sube a casi el doble. Eso depende mucho del tipo de centro, y la duración (una hora, u hora y media es lo normal). A veces también hacen ofertas para horas o días con menos público.

En Marbella tengo un centro de masajes muy cerquita llamado Masajes Samadhi: www.samadhimasajes.com/marbella
(Me han comentado que os aclare que en sus centros no realizan ningún tipo de práctica sexual)

Bueno, pues ya está todo. Día y hora, y a llamar por teléfono, Whatsapp o email. Lo que prefiráis. Suelen ser muy cariñosas incluso antes de conoceros. Indicar en este momento cualquier sugerencia, pregunta o necesidad que podáis tener ese día.

Bien..... Decidido..... Por fin.


Llega el día. Os arregláis, os ducháis a fondo. Os vestís sexy, claro. Y os plantáis allí. La chica con la ya habéis quedado os espera, normalmente irá vestida de forma sensual, y será muy cariñosa al recibiros. En este tipo de centros la discreción es absoluta, las masajistas cuidan mucho de que los clientes no coincidan en los pasillos ni en los aseos. Por eso, podéis estar tranquilos hasta que lleguéis a vuestro cuarto.

Cuando entráis, veis que todo está decorado de forma erótica, invitando al momento. Os indica donde está el baño para que os deis una ducha, os dan un kit de aseo, y un albornoz o una toalla. Os prepara la bebida que habéis elegido, la música... Y cuando ya estáis los tres juntos, concretáis el masaje elegido, comentáis con la masajista lo que sea... Se suele pagar por adelantado, para los que no sepan qué hacer con ese tema.

Por si sois muy quisquillosos con los ascos, que sepáis que según el sitio, ponen sábanas desechables del tamaño de la cama o futón.


Se desnuda todo el mundo, y a partir de ahí, lo mejor es dejarse llevar por lo que diga la masajista. Se suele empezar masajeando ella y alguno de la pareja al otro. Si es apañada la chica, irá explicando y enseñando a cada uno lo que hacer, y el que está tumbado, pues a disfrutar del morbo del momento: dos personas que no se conocen te dan un masaje, desnudos.

La masajista suele empezar con las manos, y luego seguir con su cuerpo, costados, pechos, culete... poniendo aceite tanto en ella misma como en los demás. Utiliza todo su cuerpo con cada uno de la pareja. Si la masajista es simpática, se habla de lo que surja durante todo el tiempo. Es importante que haya complicidad entre todos, tanto para hablar como para masajear.


Poco a poco la masajista frota las zonas erógenas, intensificando cada vez más. Para los chicos, lo normal es que se exciten antes o después. Pero todo eso ya está previsto, y lo más probable es que tengáis masaje lingam (al genital masculino) y masaje yoni (al genital femenino). Este masaje tántrico, es más conocido como "final feliz", porque termina con un orgasmo.

No os olvidéis de acariciar a la masajista donde queráis, si está incluido. Si no, no seáis brutos, pues ella os quitará la mano amablemente o no se sentirá bien. Hay masajistas que se implican más que otras, que ponen buena cara, que se quejan o van controlando el tiempo... Eso es una lotería, por eso debéis hacer como el Tripadvisor: enterarse muy bien de quien os da el masaje, de la categoría del centro al que vais, de por qué se paga más o menos en un sitio que en otro. Porque a veces dices "¡Este es más barato! Aquí vamos", y descubres que nunca se quitarán el tanga, ni puedes tocar nada, y que casi es un masaje terapéutico.

Recuerda que vas a ver a tu pareja tocada, o tocado, y probablemente masturbado por otra persona.

No es momento entonces de celos gilipollas ni de numeritos. Se va a lo que se va, y una vez allí, a dejarse llevar, perder la cabeza, y vivir una experiencia increible. Será un día de coños húmedos, de clítoris hinchados, de pollas levantadas, de cuerpos brillantes que se restriegan entre sí, de ver a tu pareja tocar la zona genital de otra persona, de correrse...

Cuando el chico quiera correrse, que siga las instrucciones de la masajista, igual le dice que eyacule allí mismo. Cuando ambos se han corrido, lo normal es que la masajista deje sola a la pareja, durante un rato, para que rematen la faena los dos solos.

Entonces te vuelves a duchar y ya te vas. Le das un par de besos a la chica. Y si te enrollas, y ella lo merece, le dejas una propina.

En los anuncios de masajes sensuales se advierte de que "No hay sexo" o no se practica, es decir, no hay penetración. Bueno, que se sepa, al menos eso dicen en la publicidad, aunque algunos amigos han contado que sí han tenido sexo alguna vez (en esas ocasiones iban solos). De todas formas, la carga erótica es tan grande que te deja cao, si lo hacen bien.

Para concluir, plantear este tipo de "masaje para parejas", no sólo con vuestro chico o chica. ¿Por qué no recibirlo yendo con una amiga, o con un amigo? Un masaje así es un placer que vale la pena compartir con otra persona, y si se le dice a la masajista que no se trata de tu pareja, puede convertirse en una experiencia muy atractiva. Si previamente acuerdas el juego y los límites a los que quieres llegar, el masaje con una persona por la que sientes afecto puede ser una experiencia diferente, que aumente la complicidad aún más.

Este post ha sido escrito a medias entre @Lady_34r54345R y yo.
(Agregadla a twitter si os apetece. Es una gatita de mucho cuidado).

8 comentarios :

  1. Llevo un año pensando en llevar a mi mujer a un centro de masajes para que reciba un masaje con un masajista y conmigo, pero me da corte proponérselo. Se que es una mujer cerrada a las cosas nuevas y se que de primeras no le va a gustar.
    Lástima somos de Tarragona, sino habría elegido centro que tú me propones.
    Aquí hay varios pero no los veo muy elegantes.
    Un blog muy interesante. Te leo casi todos los días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no lo habéis hecho, empieza por organizar todo el masaje el casa, como se sugiere en los posts anteriores.
      Nunca te cortes de hablar las cosas. La cuestión es cómo se plantea, Díselo de forma que le agrade, al mismo tiempo que eres franco con ella.
      Podéis ver alguna película porno de masajes. También mirar por internet webs diversas sobre el tema, o de centros...
      No te extrañes si te llevas una sorpresa, y es ella la que no se atreve a contarte sus fantasías, y entre las tuyas y las de ella os aclaráis y empezáis a hacer de todo un poco.
      ¡Besos y suerte!

      Eliminar
  2. ¿Ya has estado en Samadhimasajes? Antes habia una chica castaña que aparte de dar muy buenos masajes estaba buenisima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo la web de Samadhi, aparece una chica castaña, Chloe. Puede que sea ella...
      De todas formas, lo mejor que puedes hacer es volverte a pasar y comprobarlo por ti mismo. Puede que esté la chica de la otra vez, o habrá otra tan estupenda como aquélla, que seguro te hará pasar un rato delicioso.
      ¡Besos y hasta pronto!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola, llevo mucho tiempo queriendo ir con mi marido, pero no conozco ningún sitio de confianza en Madrid y quiero que sea algo espectacular y no un chasco. Conoces un sitio bueno en Madrid? Gracias

    ResponderEliminar
  5. Los dos primeros estaban muy bien, pero este se me ha hecho aburrido y largo hasta decir basta.... No he podido ni acabarlo...zzzzzzz

    ResponderEliminar
  6. Me apunto la idea en mi lista de pendientes. Aunque primero tendré que convencer a mi pareja, jeje.

    Absolutamente genial esta colaboración.

    Besos a los dos.

    M.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...