Manual de la buena amante

Algunos lo llaman "la otra", otros "la querida" y los más románticos "la amante".


Si amiguitos... vamos a hablar de esa tercera persona que se mete en una relación de pareja. 
Vamos a partir con que menos la esposa, los demás implicados (el esposo y la amante) conocen muy bien su situación real. Es decir:

El marido tendrá dos relaciones simultaneas con su mujer y su amante y le tocará lidiar con esa dificil situación.
Y la amante sabe perfectamente que su "amante" está casado (o en pareja).

Esas relaciones en las que el marido (bien pudiera ser al revés de una chica que juega a dos bandas, para el caso es igual) no le ha contado a su amante su situación real... yo sinceramente las desapruebo. Ya bastante es que el marido engañe a su mujer... como para que también a su vez engañe a su amante. Desde mi punto de vista eso es de muy poco ético... además de ser de gilipollas... porque los problemas se te pueden multiplicar fácilmente.


En fin... nos centramos en el caso en que el hombre conoce a una mujer fuera de su matrimonio e inevitablemente se enamoran. O surge algún tipo de atracción sexual difícil de olvidar.

Nos vamos a centrar en la amante. No todo el mundo sirve para ser "la amante". Yo creo que son esas situaciones en que bien llevado, lo puedes pasar increíblemente bien... o llevarlo muy mal. Todo está en como funcione su cerebro y gestione su situación.

Aquí van mis reglas:

- Nunca jamás estés en esa situación si no estás dispuesta a asumir que el hombre nunca dejará a su mujer. Porque si eres de las que tienen la esperanza que lo dejen todo por ti... a lo mejor te llevas una decepción... y pensarás que ha sido tiempo perdido. Además de sentirte engañada y mil cosas mas.

- Disfruta del momento y de la experiencia. Tómatelo como un romance secreto. Un juego morboso. Algo prohibido. El morbo puede multiplicarse por 10 si te tomas esa relación como es... como algo peligroso y  prohibido.



- Pienso que si estás enamorada del chico... querrás lo mejor para él. No quieres que sufra. No quieres que tenga problemas. Así que infórmate de cuando puedes contactar con él y que métodos tienes a tu disposición para ello... para no crear un conflicto en su casa.
Puedes putear mucho a un hombre si te da por llamarlo al móvil o a su casa cuando está su mujer.

- Nunca te compares con su mujer. Sencillamente no te puedes comparar con ella porque su
situación y la tuya son totalmente distintas. Y aunque a muchas personas les cueste entender esto: Un hombre (o mujer) puede amar momentamente a dos personas distintas a la vez... por diferentes motivos. No quieras competir.

- Coge ventaja de su mujer y aprovecha para hacer esas cosas que sabes que él no hace con su mujer. Dale ese dulce placer de practicar esas cosas que sabes que a él le encanta y que su mujer no quiere.
Cada persona es un mundo... puede ser desde posturas sexuales, juegos eróticos, sumisión/dominación, hasta tríos o salidas a clubs liberales o juegos exhibicionistas.



- Intenta no ir demasiado maquillada o al menos tener la precaución de quitarte el maquillaje antes del sexo. La idea es no dejar marcas. Ah! Y ya te estás olvidando de usar perfumes fuertes.

- Saca la putita que llevas dentro con él. Aprovecha para comportarte como lo que eres... la amante. Sácale regalos. Para eso es él que está en la mejor situación de los tres. Así que aprovéchate. Como un hijo mimado. Si te quiere... que pague. Hazte valer. Si te quiere llevar a un hotel a follarte... haz que sea un hotel bueno... juega con eso. Se caprichosa. Haz que te cuide, que te lleve a sitios bonitos. En definitiva: "que te ligue".

- Nunca hables de esta relación con nadie. Cuantas veces se ha pillado una infidelidad por haberle dado al pico más de lo necesario. Te repito que esto es un juego... un secreto. Y nadie debe saber nada.

- Disfruta del sexo y/o del amor en esa relación. Dar y recibir. Que no sea todo hacía un sentido. Haz que sea el mejor polvazo de su vida... pero a la vez haz que también lo sea para tí.

- Haz que confiese y que te cuente sus fantasías sexuales más ocultas y vergonzosas... y si a tí también te gustan... ponerlas en practica. En esa relación no hay ataduras... hacer lo que os apetezca... sin verguenza.

- Debes estar dispuesta a que la relación se acabe radicalmente en cualquier momento. Una relación de este tipo a menudo se corta de forma abrupta. Debes asumir las consecuencias. Si se acaba... se acaba. No hay mas. No intentes mas. E igualmente tú puedes acabar la relación de la misma forma cuando te apetezca. Existe un contrato no escrito y ambos lo sabéis. Si alguno no está contento con su situación... adiós y cada uno que siga su camino.



- Nunca jamás lo llames a las tantas de la mañana. Ni mensajes whatsapp y nada. Todos tenemos alguna noche de bajón que necesitamos oír la voz de la persona que más queremos... pero asume que ese hombre vive con su mujer y no puedes ni debes molestarlo.

Si no estás de acuerdo con estas reglas... mejor ni te plantees comenzar una relación de este tipo.

Se que soy muy duro con todas estas palabras... y seguro que alguna dirá que injusto. No se trata de ser justos en ese tipo de relaciones. En ninguna relación en la que se engañe a una persona (en este caso la mujer) se es justa... por lo tanto es mejor no entrar por ahí.

Simplemente que son cosas que se dan... y si tienes las ideas claras y estás dispuesta a asumirlas pues vale... y si no... pues nada. Nadie te obliga a comenzar una relación de ese tipo. 

Por último os repito que todas estas reglas sirven a la inversa... es decir que la infidelidad la haga una mujer y el amante sea un hombre.

Yo diría que el que más y el que menos... alguna vez ha estado en este tipo de tesituras... ¿algún consejo o alguna anécdota que merezca la pena destacar?

11 comentarios :

  1. Yo debo ser muy rara porque a mí me excita ser la putita como tú dices de un hombre casado.
    Al hombre que lo aguante su mujer en la vida diaria. A mí que me llame solo para follarme y hacerme cosas feas. Pero lamentablemente eso no ha ocurrido nunca. He tenido follamigos y novios pero nunca he sido la otra. Soy joven. Imagino que estas cosas vienen con la edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser que no eres tan rara.
      Ya conocí a una chica que me decía exactamente lo mismo... que le excitaba la idea de ser "la otra". Que eso le ponía burra.
      Yo reconozco que tiene su punto, pero... no se... lo veo algo asó como algo puntual. Para un tiempo muy determinado. Si se alarga mucho... termino aburriendome de la situación.
      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Voto para que te pongan un programa como el de la Berdún... Te imagino ahí dando consejos y la gente llamando como loca al Profe Adri... :P
    Buen manual sip... buenos consejos... hay cosas que no se pueden esperar cuando eres la otra, eso es de cajón... aunque a veces los sentimientos pueden hacer que pasen un mal trago...

    Muchos besinos y buen finde!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé! Siento que tengo mucho que ofrecer!
      Yo con un buena buena propuesta económica encima de la mesa... hago lo que haga falta! jejeje
      Saludos niña!

      Eliminar
  3. Pues a mi me ha parecido un poco injusto... Si le mola tener chati, (y que le haga lo que no le hace su señora) tendrá que joribiarse cuando le llegue un "was" a las 3 a.m. ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supuesto que es injusto.
      En una relación donde hay engaños de por medio... como es una relación de este tipo... no esperes justicia.

      Yo lo único que digo que si empredes una relación de este tipo... tienes que estar dispuesto a hacer ciertas concensiones. Esto es así... y si no lo ves claro... no te metas.

      Lo siento pero siendo 100% sincero... yo lo creo así.

      E igualmente si fuera al revés... y el amante fuera un tío.

      Saludos Sara!.

      Eliminar
  4. Me ha gustado todo lo que has dicho, y lo que más importante me parece, a mí, al menos, es eso de NO contarselo a nadie!!!! que razón tienes con que por irse de la lengua se desetapa el pastel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la regla de oro!!!! Si no puedes tener la boca cerrada... auguro muchos problemas!
      Saludos Lola!

      Eliminar
  5. a mi me pareció lo máximo, viví la experiencia y fue hermoso...el sexo mas maravilloso que he tenido. y sin regalos, sin nada material. le di el mejor sexo....uno se acostumbra a ser la putita mas atrevida y ellos se derriten ante los pies de alguien que los hace gemir de placer.... lo extraño pero se acabo...asi de forma abrpta sin explicaciones

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...