La acosadora

(Voy a perder amigas... lo sé, pero quiero contarlo tal y como pasó).

Antes de nada quiero que os situéis... yo tenía 27/28 años. Estaba en mi máximo apogeo puteril. Mi vida era  el gimnasio, broncearme, cuidarme con la comida, playa y salir de marcha de miércoles a domingo.
Tan sólo trabajaba 2 veces en semana y muy pocas horas, así que tenía cantidad de tiempo libre.

Físicamente estaba exactamente como yo quería. Y al salir tanto... conocía a muchas chicas. Ligaba mucho. Más de lo que podía dar. Estaba hecho un gilipollas pero de los gordos.
Es lo que pasa cuando te ves perfecto y ves que gustas mucho.... que te vuelves megacreido y muy gilipollas. Además pasas a no valorar bien a la gente.
Ya os he hablado antes de esa época.
Ahora se llamaría síndrome de Cristiano Ronaldo. jeje

Como ya dije antes, viéndolo ahora con perspectiva... no me siento nada orgulloso de lo que hice en ese momento. Traté a mucha gente mal y sólo miraba el físico...  y si estaba a mi altura.
Pero bueno... el pasado es pasado.


Bueno... estáis más o menos situados ¿no?

El caso es que estando una noche de marcha unos amigos, unas amigas y yo, quería follarme a una que por cierto era más tonta que ni mandarla a hacer... pero sinceramente estaba muy buena.
Estaba haciéndose la durilla y decidí darle celos, así que me puse a echarle miraditas a una chica a la que ya le tenía echado el ojo hace tiempo. Aunque sinceramente muy normalita.

La chica que ya me conocía de vista (como para no conocerme si estaba casi todos los días allí) me sigue el juego. Me acerco a ella y le digo una tonteria en plan de que hace tiempo que me llevo fijando en ella pero no me atrevía a hablarle. jajajaj El rollo tímido siempre me ha funcionado bien.

Ella me dice que no se lo cree... que me ha visto con muchas chicas... que tengo mucho cuento y bla bla.
Total que nos presentamos y todo bien. La buenorra tonta estaba con mis amigos pero no me quitaba ojo.
Al final cojo a (vamos a llamarla) María y le digo que voy a volver con el grupo. Porque sino se van a enfadar. Antes de despedirnos ella misma me pide el teléfono y decido dárselo.
(Máximo habría hablado 5 minutos).

Vuelvo con mi grupo y la buenorra tonta que ya estaba más suave que un guante.
Veo que María está con una amiga pero en "modo vigilancia".

No había pasado ni media hora y recibo un mensaje sms de María. Ponía algo así que el rato que había hablado conmigo (que ya os digo que fue 5 min.) se había puesto mojadísima.

Lo sigo intentando con la buenorra tonta, pero otra vez se puso con que "esta noche no va a pasar nada". Y de puro cabreo le digo: "Pues no pasará nada contigo... pero con otra sí que va a pasar. Bye bye". Y me vuelvo con María. Joder si se puso contenta María. Como si le hubiera tocado algo en las quinielas. jeje
Se veía que era trabajo hecho, así que ni me lo curré.
Le dije que nos íbamos a mi casa. "Claro" me responde. Pues ale... a casita.

Echamos un polvazo apenas sin juegos previos ni nada. ¡Fuimos al turrón! Luego me duché con intención de dormir, pero empezó a tocarme y tuvimos otro asalto. jejee
Después me quedé dormido, mientras ella desnuda a mi lado me acariciaba todo el cuerpo y me decía un montón de cosas... que si me conocía de hacía tiempo... que siempre que iba por el pub se fijaba en mí y que me había visto en otros sitios.

A las 8/9 de la mañana nos despertamos y le dije que se tenía que ir. Que yo tenía que trabajar. Mentira porque ese día lo tenía de descanso... pero a veces lo hacía porque corres el riesgo de que se te pegue todo el puto día. Las tias es lo que tienen cuando andan por los 20 años... que muchas no tienen nada que hacer.

Hasta aquí todo bien. Una mas de muchas que tuve así.... rollos de una noche y al día siguiente tratarla como una conocida. Pero con esta no fue así.

Ese primer día recibí unos 15 mensajes de sms diciéndome lo bien que lo había pasado. Agradeciéndomelo... y que me quería volver a ver... preguntándome cuando quería yo y todo eso.
Estando con mis amigos por la tarde hubo cierto cachondeo con ese asunto.
De hecho los muy cabrones la bautizaron como "Mi mujer", porque en varios sms me preguntaba que que estaba haciendo en ese momento yo.

Por educación le devolví uno diciéndole que había tenido un día muy duro (de no hacer nada vamos. jajaja) y que deseaba descansar. Además que no había dormido mucho la noche anterior.

Me respondió otra seríe de sms con textos encadenados diciéndome que ella no ha dormido más de una hora pero que estaba muy contenta y bla bla. Y que si quería, que se iba a mi casa a darme un masaje. jajaj
Ni le respondí.

A la mañana siguiente ya tenía tres mensajes más empezando con "Hola amor..."
Ah bueno... y llamadas... pero llamadas no contesté a ni una.

A los dos días volví a verla en el mismo pub al que fui. Estaba estratégicamente cerca de la puerta del pub para ver toda la zona. Era en Puerto Marina.

Nada más verla me puso mala cara, porque me había escrito. Decía que me había estado llamando y preguntando si iba a salir. Y que yo no contesté. Me hizo gracia la verdad tanta atención y le solté que no tenía saldo y tal. De pronto le volvió a cambiar la cara a encantadora y sumisa.

Después del saludo la dejé para estar con mis amigos y nada... al ligoteo, pero en 5 minutos ella vino donde estaba yo con intención de quedarse conmigo. Le digo que es que he venido con mis amigos.
Y me dice "Vale... pero luego nos vamos juntos como el otro día, ¿no?" Le digo... que ya veremos. Se va medio conforme.

El caso es que como yo no estaba cómodo ahí con la pesada le digo a mis amigos de irnos. Toca Misión Escaqueo. Al final la despistamos.
Pasamos una noche divertida y todo. Un poquito pasados de alcohol pero bien.
Me largo a mi casa.

Empiezo a recibir mensajes de la plasta: "Te has ido muy temprano, ¿te encuentras bien?" Le digo que estoy en casa. Y me dice... ¿quieres que vaya y te cuide?.
Le pregunto como me va a cuidar y me dice: Te hago una mamada, un besito de buenas noches y te dejo dormir.
Joder... yo con el colocón que llevaba y que uno no es de piedra... le dije que vale.
No tardó ni 3 minutos cuando me llama al portero automático. Yo flipando... no puede ser.

Le abro y le pregunto como ha llegado tan pronto y me dice que es que casualmente pasó por mi calle para ver si yo estaba en casa.
Yo dejaba la moto en la puerta de casa y era fácil saber si estaba o no estaba en casa. Además era una moto bastante llamativa.

Bueno vale... yo pensé como las chonis "No me rayess la choooorla tiaaaa!"... y al lío.
Se portó de puta madre y cumplió su promesa, menos en lo de irse.
Le digo... ¿no te vas?
Me dice: Prefiero quedarme contigo. Era sábado y sabía que al día siguiente yo no tenía que trabajar.
Le conté un rollo de que al día siguiente tenía que echar una mano a mi familia o no se qué y que era mejor que se fuera, pero nada. Incluso me prometió que se ponía una alarma en su móvil a las 7 de la mañana para irse ella sólita sin molestarme a mí.

Nos levantamos a las 9 al final y allí seguía. Tuve que simular que me iba con la moto (y ella mirándome en la calle) para corroborar que tenía que irme. Ya eso no me hizo ni puta gracia. De hecho le dije que odio las tías acosadoras... y que contra mas acoso... mas me alejo yo.
Dí dos vueltas y volví a casa.

Cuando se lo contaba a mis amigos se descojonaban vivos los cabrones. Ellos que me conocían bien y sabían que a mí eso me da yuyu.
Pero aún todos nos lo tomábamos con cierto cachondeo, yo mismo incluido.

Ese día no recibí 15 mensajes... recibí más del doble... pero esta vez eran del tipo: ¿he hecho algo mal? ¿no me quieres? te juro que no quería molestarte. No quiero que seas mi novio... solo quiero un amigo.
Y llamadas ni os cuento.

Al día siguiente fue peor. Parece que el silencio a esta chica le atraía muchísimo. Cuanto más callado estaba yo... más me escribía y me llamaba. Llegué hasta apagar el móvil algunos ratos.

El miércoles creo recordar que me vio por la zona paseando con otra tía. Y pasó delante mía mirándome fijamente con cara de asesina en serie, pero sin decirme ni pio. Os juro que pensaba que se iba a ir a por mí. jejeje

De lo conté a mi acompañante y se lo tomó a broma.

Total me la llevé a casa y apagué el móvil, porque empezó otra vez la feria de mensajes y llamadas... y ya sabía quién era.
A la mañana siguiente me encuentro mi moto con las dos ruedas pinchadas. Imaginaos. Cojo el móvil y la llamo. Me dice que no ha sido ella. Le digo... bueno... imaginaos. De todo menos bonita.
(al final sólo las había deshinchado).

Para que os hagáis una idea... el móvil de aquel tiempo tenía una memoria limitada de 35 mensajes. Pues por más que los borraba... siempre tenía el buzón lleno.

Tuve que empezar a evitar la zona de marcha en la que salía antes... porque la jodía siempre estaba allí... con su bolso... en la puerta del pub... en modo segurata.

Cuando llegaba a mi casa por las noches... solo o acompañado... ella me escribía diciéndome cosas. Yo no se como lo sabía... pero sabía a que hora llegaba y si iba solo o no. De hecho empecé a dejar la moto en la calle de al lado (muy a mi pesar) para que no me viera.

No es que pasara miedo... pero las molestias fueron muchas.

La cosa es que cuando hablábamos para explicarle lo que hacía... ella se excusaba en que lo hacía porque me quería mucho. Comprendía que lo que hacía era una burrada... pero aun así volvía a la carga.


Al final decidí cortar absolutamente toda comunicación para que se aburriera. Tardé dos largas semanas.

Os recomiendo que si alguna vez dais con una persona que intuis que es así... ni en broma le deis esperanzas como yo hice en su momento. Esas cosas nunca acaban bien.

12 comentarios :

  1. A veces me paseo destrangis por los blogs, en silencio y no hace mucho leí esta entrada... Jajajajaja... me tuve que reír en aquel momento y me estoy riendo ahora, jo Adri es que te pasa cada cosa... eres un imán para las chicas raras. Y esta vez te toco una un pelín obsesa... ufff, menos mal que le diste esquinazo, yo te imaginé con un seguidor atado al tobillo... :p
    Me gusta cuando cuentas lo que te pasa a modo de relato, lo haces genial y enganchas con esa frescura... chapó!!

    Muchos besinpos y feliz noche!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que yo tenga imán... les pasa a todos... algunas salen "especiales". jejeje

      Saludos y gracias niña!

      Eliminar
  2. jajaja oops, que no has visto las series esas de crimenes en las que alguien se obsesiona tanto con alguien mas que hasta llega a cometer varios asesinatos? (ok no, tal vez exagere un poquito) pero ya ves, [con tono de madre regañandote]eso te pasa por llevar a personas ajenas a tu casa.
    y no creas que se me ha pasado, el comentario de arriba me confirma que esto ya lo habias escrito ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es que ya no tengo tiempo como antes... voy intercalando artículos nuevos con algunos muy antiguos.

      Creeme que en ese tiempo estaba muy sensibilizado con las locas... porque di con unas cuantas. Reconozco que me lo merecía... pero vaya grupito de locas me tocó lidiar.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Al final lo bueno ha sido que solo fueron momentos incómodos y claro, falta de aire en las llantas de tu moto, aunque sí es de cuidado alguien así, no se sabe bien hasta donde pueden llegar cuando se obsesionan, a mí me sucedió que en cualquier lugar que me encontraba recibía llamadas algo fuertes, luego supe que era el novio de mi hermana en aquel tiempo, por lo mismo siempre sabía donde me encontraba.
    Un abrazo Malagueño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder! El novio de tu hermana! Tiene cojones! ¿Y como te diste cuenta de algo así? ¿Y que dijo tu hermana? ¿Es que se enamoró de tí o que?

      Saludos!

      Eliminar
    2. Hasta para hacer el mal se debe tener un poco de inteligencia, dejó registrado su número (el de su casa) en uno de esos tantos acosos. La respuesta de mi hermana fue casarse con él, y la mía poner una línea divisoria, cuando ya la vio "atada" le dijo sus intenciones, quería un dos por uno con la hermana pequeña. No sé si se enamoró, pero si estuvo obsesionado por varios años.

      Eliminar
    3. Pues vaya tela. Pues... una de dos: O eres guapísima y fácilmente obsesionarse contigo o el tio es tonto del todo. jejej

      Eliminar
  4. Muy bueno Adri,yo me la imagino petando a tu puerta y diciendo...redrum,redrum!jajajajajja.Por cierto me ha dicho mi hija que ha hablado contigo del mail que te envié,es una aferrime seguidora,no me la perviertas mas de la cuenta!Saludos desde Tarragona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso es que nunca vino a mi casa sin avisar, pero la jodía lo sabía todo. Sabía cuando entraba yo y cuando salía. Y si iba acompañado o solo.
      Me da que esa hizo guardia en la puerta de mi casa unas cuantas noches.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...