Sexo telefonico

Desabróchate los pantalones, sácate la polla y llama a tu pareja por teléfono y a masturbarte. No no no... el sexo telefónico es mucho más que eso.


Yo no se vosotros, pero para mí el sexo telefónico no me va demasiado. A ver que si... que alguna vez me he hecho una paja hablando con una chica y gimiendo.... es una gozada. Pero os voy a comentar una cosa... a mí me ocurre que con con mi chica con la que llevo varios años... no me pone la idea de una paja por teléfono. Me pone más con una desconocida o alguien con la que no pueda acceder normalmente.

No se si me explico: El morbo del sexo por teléfono es dejar volar la imaginación... pensar que se podría
hacer... y con mi chica todo lo que yo pueda hablarle por teléfono ya lo ha hecho en persona. Pues para eso... mejor en persona, ¿no?

Sin embargo con una chica desconocida... el morbo de escucharla... como se comportará por teléfono... que guarradas dirá... todo eso me pone a mil. Ya incluso antes de empezar.

Además, estaréis conmigo en que por teléfono se desinhibe mas la gente. Y ya no te digo nada si es alguien que no conoces y te da igual lo que llegue a opinar de tí.

Bueno... aclarado ¿no?. Vamos a otra cuestión... sexo telefónico no es sólo una mano en la polla y otra en el teléfono. Creo que a pesar de todo lo que os he comentado antes, con vuestra pareja se puede disfrutar mucho en la distancia.



Venga vamos a pensar un poco... se me ocurre algunas posibilidades. Poneros en el caso de que sabes que a tu chico le da morbo alguna situación de exhibicionismo por tu parte. Vamos que le pone que te exhibas. Se me ocurre que puedes aprovechar un día en el que tú estés en la playa... y él en otro sitio y llamarlo para calentarlo un poco, o provocarlo... como queráis.
Le puedes decir que te has puesto ese bikini tan pequeño que pone alerta a los tios y que tienes a media playa pendiente de tí. Y que te vas a quitar la parte de arriba del bikini y dejar tus tetazas al aire.

Algo así como una retransmisión directo de todo lo que se te ocurre... siempre que sepas a ciencia cierta que a él le va a molar todo eso. Además tú antes tantealo un poco para ver si está con ganas o no.

O por ejemplo... si sabes que tu novio es un apasionado de las tetas simplemente dile por teléfono que tienes delante tuya una chica con unas tetazas perfectas... que te gustaría que estuviera ahí contigo para que tú también las disfrutes.

Yo creo que daría mucho juego, ¿no?. En fin... lo que me refiero a que el sexo telefónico no hay que reducirlo a una paja gimiendo y ya. Pensar que cosas le ponen a vuestro chico y hablarles de eso. Que se caliente... que sufra... y que por vuestra culpa no tenga más remedio que ir al baño a cascarsela.



¿Vosotros habéis hecho sexo telefónico? ¿con vuestra pareja o desconocidos/as? Contad un poco si os apetece si os gusta, que cosas hacéis... dadme ideas.

13 comentarios :

  1. Yo soy una adicta al sexo telefonico. Me gusta mucho que un hombre maduro pueda oirme como jadeo por teléfono mientras me masturbo.
    La masurbación es mucho mejor si se que un hombre me escucha como gimo al otro lado del telefono.
    Me conecto a chats y dejo mi teléfono para que me llame. Probarlo es excitante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaría nada mal que dijeras dónde se te puede encontrar...jajaja....lo mismo hasta hemos compartido sesión...

      Eliminar
    2. Eso es verdad. Ya que te pones... suelta todos los datos! jeje

      Eliminar
  2. Se te ha olvidado decir malagueño que el teléfono da mucha privacidad.
    Yo estuve casi un año entero llamando al amigo de mi padre con un numero oculto y hablando con él en susurros para que no sepa quien soy.
    Me gustaba excitarlo diciéndole que tipo de braguitas llevaba y que me gustaría que me hiciera.
    Él nunca supo que soy la hija de su amigo.
    Ni te imaginas los orgasmos que tenía al tlf.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj joder que retorcidas sois las tias! ¿Te ponen los maduros? ¿que edades teniais los dos? por curiosidad.
      Me parece muy hábil para "tontear" con alguien conocido sin darse a conocer.

      Eliminar
  3. Ahora con el guasap también mejora mucho. Teniendo cuidado de que no se vean las caras, por si no lo sabéis la compañía es propietaria de todo lo que pasa por sus servidores, se pueden hacer maravillas.
    Hace diez minutos, y no es coña, le he mandado un video a mi mujer haciéndome una paja recordando el momento de sexo que hemos tenido esta mañana. Y ella me ha correspondido con fotos masturbándose. Al final la he llamado y ha acabado el trabajito. De vez en cuando nos mandamos fotos en sitios comprometidos y con mensajes calientes, lo que nos mantiene cachondos todo el día. Al llegar a casa, al más mínimo descuido, nos estamos follando como salvajes.
    La verdad que a mí me gusta muchísimo el sexo telefónico y sus variantes.
    Un saludo Adrian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El whatsapp da mucho juego pero distinto. Yo pienso que la voz hace mucho... sobre todo en las mujeres. Algunas cuando están calentonas se les pone una entonación muy morbosa.

      Veo que os lo pasáis genial. Me alegro.

      Eliminar
  4. Para ser sincera, hasta hace 3 meses ni había probado el sexo telefónico ni tenía la más mínima intención de hacerlo.
    Pero como en esta vida muchas cosas no salen como nosotros queremos, llega el día en el que trasladan a tu pareja a 700 km de casa y por vuestros trabajos, sólo puedes verte en persona un fin de semana cada quince días, y ahí es cuando el ingenio sale a relucir y pruebas el sexo telefónico, las conversaciones subidas de tono por whatsapp, y hasta por webcam!!!
    Y si, estoy contigo en que la gente se desinhibe más por teléfono, yo soy un claro ejemplo. En persona, soy muy tímida, pero cuando estoy de cachondeo con mi chico por teléfono me vuelvo más "descarada y gamberra" como dice él, y eso a él le mola y mucho.

    Ale, para ser el primer comentario que te dejo ya está bien, voy a seguir con leyendo y a ver si me da tiempo a comentar algo más.
    Sigue así, que mola mucho el blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces por caprichos del destino terminamos haciendo cosas que jamás habriamos pensado hacer. Y eso es lo bueno... unas veces descubrimos que son muy morbosas y otras veces no.
      El caso es experimentar.

      Muchas gracias por comentar y verte por aquí también. Se buena.

      Eliminar
  5. Había oído de ello y una vez una chica "amiga" llamó a una casa de esas, ella quería saber del trabajo, no sé si solamente era por molestar. Cuando una chica le daba la información, me dijo que escuchara. La voz muy suave. Así que quedé con las ganas y anoté el número. En la noche mientras mi esposo ya dormía (Me tomó tiempo esperar que ya dormía), me levanté y sólo me puse una bata abierta (DESNUDA TOTALMENTE en la oscuridad) y con los zapatos altos en mano. Suspiraba todo el tiempo mientras bajaba las escaleras, por el temor de ser sorprendida por él, mis senos me temblaban, la piel de gallina, la respiración entrecortada. Tan pronto como llegué al primer piso, me puse los zapatos y me senté a llamar en medio de la oscuridad. Marqué y suspiraba aún más, me contestaron, una chica, pregunté sobre el trabajo y cuando me decía que era para trabajar en un puticlub, andar casi desnuda o desnuda, presentarme, dar información y tener sexo....todo eso en voz de esa chica, me hizo tener un orgasmo, mi coño terminó completamente viscoso, encharcado...pues imaginaba estar en ese ambiente....Quedé con la intriga de serlo, vivir ese ambiente al menos por curiosidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he tenido amigas trabajando en puticlubs y cuando terminan de trabajar a las cuatro, antes de irse a la cama nos llamábamos para contarme cómo las había ido la tarde, era algo así:
      - Has trabajado mucho ??
      - No, esta tarde casi no ha venido gente, me he hecho cuatro pases: uno de cien, lo demás muy normalito.
      - Y que quería el de cien??
      - Primero lo normal: mamada y follar fue un polvo rápido, lo llevaba en la punta.
      - Y luego descansó un poco, se la mamé y quiso ponerme redonda, pero no se le ponía dura.
      - Y que le hiciste??
      - Arreglarle con la próstata, que nunca falla.
      - A ti te hubiera gustado eso eh!!
      - Ya sabes que sí, me estas poniendo cachondo...
      Y así terminábamos los dos con una paja y tras corrernos nos dábamos las buenas noches.

      Eliminar
    2. Joder, vaya amiguitas tienes tú! jejejee

      saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...