Polémica por "una carta" en Japón

Los japoneses jamás dejarán de sorprenderme.

Diría que son lo más parecidos a extraterrestres que creo que jamás veré. Yo que he estado en Tokyo y Kyoto más de medio año lo puedo asegurar.
Os informo para que veáis hasta que punto son ellos tan distintos a nosotros:

Parece ser que estos días se ha montado un pollo importante porque el viernes pasado 1/Noviembre/2013 con Taro Yamamoto, un miembro de la cámara alta del gobierno japonés, que entregó una carta manuscrita al Emperador de Japón.

Esta carta no es precisamente de amor. En ella explica su preocupación por lo que está ocurriendo en la Central Nuclear de Fukushima y las complicaciones que están teniendo para desmantelar sus reactores.

A raíz de esto ha habido un debate importante en televisión, prensa e internet, pero no sobre el contenido de la carta en sí... si no porque un político ha intentado mezclar al Emperador con política.
Hasta tal punto que se pide la dimisión de este político. Y por supuesto pedir perdón públicamente.

Ojo... repito que el pollo no se ha montado por el tema tan peligroso y delicado que está resultando el tema de Fukushima... el pollo es por haberle entregado una carta al Emperador. Al Emperador no se le molesta con gilipolleces, coño!

Ocurrió en una fiesta que organizó la Agencia Imperial en los jardines de Akasaka. Al llegar a la fiesta los invitados reciben una hoja con el protocolo oficial a tratar con el Emperador... ya sabéis una serie de normas. Un oficial de la Agencia Imperial ha declarado: “En las instrucciones de la fiesta no nos molestamos en escribir que no se pueden entregar objetos a la miembros de la familia porque nos pareció sentido común. Lo que ha hecho el señor Yamamoto nos ha causado un gran problema” (Fuente: Asahi Shinbun).

(momento en el que le es entregada la carta al Emperador)

Parece ser que Yamamoto desconocía el protocolo y tampoco era plenamente consciente de que al entregar la carta estaba mezclando al Emperador en temas políticos. Ha pedido perdón pero dice que no va a dimitir a no ser que alguien le eche.

Para los que no lo sepáis... el Emperador de Japón es para el pueblo lo máximo. Es sangre Real y como tal... aunque no tiene ningún poder político es algo sagrado.

De hecho casi nunca habla en público o para los japoneses. Quizás se puedan contar con los dedos de una mano las veces que se ha dirigido a su pueblo.

Para un japonés cuestionarse una orden o consejo del Emperador está fuera de toda duda.

Yo no puedo evitar evitar comparar el comportamiento que tenemos los españoles con nuestra monarquía con los japoneses. Es otro mundo.

8 comentarios :

  1. Para poder comprender el modo de pensar y actuar de otros países no sólo hay que tener la mente bastante abierta y receptiva, sino conocer también su historia y cultura.
    Para Japón el emperador sigue siendo divino. En España, la monarquía fue divina alguna vez, hoy sin duda para nada; tampoco parece que hagan todo lo que pueden por ir mejorando su imagen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso... este país es más especial que el resto. Ya que ellos han vivido aislado unos cuantos siglos... sobre todo siglos muy importantes de la revolución industrial... y ha hecho que sea una cultura muy especial.
      Yo los admiro profundamente.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Yo he ido una semana de placer a Japón y es cierto todo lo que dices. Tienen una mentalidad muy distinta a nosotros. Son educados y respetuosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te imaginas hasta que punto lo son.
      Una cosa es unas vacaciones... y otra cosa es conocerlos en mas profundidad... ahí sí que te das cuenta de lo respetuosos y educados que llegan a ser esta gente.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Me parece absurdo que en siglo XXI todavia se trate a personas como seres superiores o divinos, ya sea el emperador de japon el papa o Michel Jackson.
    La verdad que la cultura nipona tiene unos valores y principios muy sensatos y admirables (y mas si los comparamos con las culturas occidentales), pero esta manera de ver a la realeza me parece desfasada aunque muy respetable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... sinceramente no se yo que es peor... si tratar a una persona real como un ser superior o divino... como es el caso del Emperador... o como hacen 4000 millones de personas... que creen en ser divino o superior del que no tienen ninguna prueba real.... las religiones.

      La cultura nipona tiene defectos como todas las culturas... pero mucho menos que la mayoría de culturas que he conocido. Yo los respeto y los admiro profundamente.

      saludos Apaxe!

      Eliminar
  4. Yo también los veo un poco extraterrestes Adrián, no sólo en ésto, son raritos vistos desde nuestra cultura, supongo que nosotros también debemos parecerselo a ellos.
    Dicho ésto, seguir dándole a alguien un carácter divino o semidivino, no sólo es rarito sino estúpido y fuera de lugar, ellos sabrán...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se... no te ofendas pero yo creo que hablas sin saber. Yo no entiendo a los que creen en Dios pero no me parece estúpido. Simplemente no entiendo una fe que puedes tumbar absolutamente con la ciencia de hoy... y sin una prueba... y la gente se lo cree sin dudar.
      Pero no pienso que sean estúpidos... simplemente no lo entiendo. Eso si... respeto absoluto. Pues esto imagino que será igual.

      Lo estúpido de verdad es que se le de mas importancia a ese hecho... y no al contenido de la carta que yo diría que es bastante preocupante. Sobre todo viniendo de los japoneses... con lo meticulosos que son. Si este politico escribió esa carta para dárselo al Emperador... debe estar bastante desesperado el pobre.

      Saludos Gina.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...