Experiencias vergonzosas en el sexo

La vida se compone de experiencias. A veces mejores y a veces peores. Y a veces algunas muy muy vergonzosas.

Yo creo que todos en algun momento hemos tenido algún episodio de "tierra tragame". Yo he tenido unas cuantas... intento hacer memoria y os juro que he tenido algunas.... pero ahora mismo no me acuerdo.

Todo esto viene porque hace tiempo me contaron una historia. No es mia... ojalá hubiera sido mia. jajaja pero me resultó tan divertida que quiero compartirla.

Situaros: La típica oficina de seguros trabajan dos personas: Jorgito y su compañero. Por lo visto un día se pone malo uno... y Jorgito se queda sólo toda la tarde.
Jorgito es un pajero empedernido que como ve que se ha quedado solo... decide buscar porno en el ordenador y disfrutar de una tarde tranquila sin interrupciones, pero como su oficina tiene ventanas a otras oficinas no puede sacarse la polla para masturbarse.
Decide girar un poco la pantalla para que no vea la pantalla desde fuera y se pone una película porno... se dispone a tocarse discretamente por encima del pantalón... ya sabeis a sobarse la polla.
Bien... seguimos... le entran ganas de correrse pero claro... eso no lo puede hacer porque mancharia sus pantalones y quedaría marca.
No tiene klinex ni nada que lo ayude.


Al final Jorgito encuentra una bolsita de plástico del toner y se le ocurre que como es plástico... la puede poner dentro de sus pantalones entre su polla y aunque se corriera... no mancharia nada, ya que es plástico. Luego lo tira a la basura y listo. Gran idea! Manos a la obra!

Se lo pone... con mucho cuidado de que nadie lo vea... la bolsa con el frotamiento es ruidosa pero como
está él solo en la oficina, no pasa nada.
Se lia a frotarsela por fuera de la ropa mientras ve en la pantalla del ordenador como dos pibones se comen literalmente a un tio.
Empieza a emocionarse y a no se da cuenta que su jefe ha entrado por detrás.. el jefe que se da cuenta que su empleado se está haciendo una señora paja en horario laboral y se cabrea, pero hasta su propio jefe siente verguenza en ese momento y lo deja terminar... que aparentemente ya no iba a tardar mucho mas.
Parece ser que en ese mismo instante el chaval se corre como un animal.... soltando semen a chorros... pero como está la bolsa ni se mancha ni nada. A saber cuantos meses llevaba Jorgito sin mojar el churro.
El jefe que ya no aguanta más el cabreo coge la puerta que la había abierto sin hacer ruido y la cierra dando un portazo para que se entere el empleado que su jefe está dentro y le de tiempo a recomponerse.



En ese momento lo que ocurre es que Jorgito que no se esperaba un ruidazo así se pega el susto de su vida... porque con el tema de la corrida había perdido la noción de lo que ocurria a su alrededor. Así que del susto que se pega coge la bolsa (que sobresalía un poco del pantalón para facilitar luego su extracción) pero con mucha más fuerza de la que había pensado en momento... fruto del susto... y la bolsa sale del pantalón disparada... salpicando de semen a él mismo y a su jefe que estaba detrás.


Imaginaros el cuadro... Jorgito con las pulsaciones del corazón a 220... y semen en la cara... se da la vuelta y ve a su jefe (un señor gordo de 50 años) con toda la cara llena de manchas blancas líquidas... y con una cara de asqueado impresionante.

Bueno señores... esto ha ocurrido de verdad. De hecho se sabe porque el jefe denunció a Jorgito y tuvo que contar todo eso delante de un juez y sus abogados.

A mí la verdad cuando me contaban esto os juro que me descojonaba vivo.

¿Alguna vez vosotros habeis tenido un episodio de verguenza similar o habeis escuchado algo así?

12 comentarios :

  1. Resulta tan ridículo y absurdo, que probablemente sea cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso que muchas veces la realidad supera con creces a la ficción.

      Eliminar
  2. A Eva y a mi nos ocurrió una vez una situación de "Tierra Trágame", no es ni mucho menos tan espectacular como la que ha contado Adrian.

    El tema es que una tarde decidimos ir a hacer unas fotitos de Eva en el campo. Tras mucho analizar y ver alrededor decidimos que era un buen sitio para las fotos. En esto que Eva se viste para la ocasión. Se viste de colegiala (por cierto podéis ver alguna de esas fotos ahora en Exhibicionismo Artistico), y empezamos a hacer las fotos.

    Cada vez teníamos más fotos y Eva menos ropa y justo cuando ella se queda completamente sin nada, sólo con unos calcetines sexys y unos zapatos aparece casi sin darnos cuenta otra pareja en un quad. A Eva sólo le dio tiempo desde que escuchamos el ruido hasta que pasaron por nuestro lado de ponerse el tanga, asi es que se tuvo que esconder tras un árbol y yo claro, disimular jejeje. Ya ves lo que tapaba el árbol, asi es que la vieron entera.

    Conducía el chico y llevaba a su chica detrás, primero pasaron una vez, en esto, que a Eva le dio tiempo a vestirse practicamente por completo y después volvieron a pasar otra vez, él llevaba cara de pillin con una sonrida de medio lado pero ella tenía cara de cabreo, es decir cara de pensar "esta pedazo de guarr..... que estará haciendo" jejeje. Fue divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ver las fotos y son preciosas. Muy linda Eva. Y muy divertidas.

      Yo que estuve un año trabajando de fotógrafo erótico para scorts y siempre una de las sesiones era en exterior... siempre había mirones y curiosos. Yo la verdad es que pasaba de todo... lo cual les venía genial para ellos. Hasta he llegado a ver a un chico masturbandose a escondidas mientras disfrutaba de la sesión. Brutal.
      Quizás en el momento molesta un poco y tal... pero luego lo recuerdas y es divertido.

      Dejo por aquí el artículo de mis experiencias como fotógrafo por si a alguien le apetece leerlas: http://www.malagasensual.blogspot.com.es/2013/01/fotografo-erotico-amateur.html

      Saludos Adán!

      Eliminar
  3. Ajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Me ha dado vergüenza a mí, no quiero ni imaginarme el momento, que horror!!!!!!!!
    Yo tengo algún recuerdo vergonzoso pero no de ese tipo, de pilladas y tal, más bien de sentir que fue un error estúpido acostarme con determinada persona, algún que otro impresentable, y cuando lo recuerdo tengo que sacarlo rápido de la cabeza porque me averguenzo de mi misma y se me come la rabia de haber sido tan imbécil y haberlo aguantado y hasta darle de desayunar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... que tia! De esas hemos tenido todos! La culpa es del alcohol y de la noche... que como bien dijo un sabio: La noche me confunde.

      Pero mujer... no te lo tomes así. Son experiencias que luego hacen valorar cuando se dan esas noches perfectas.

      Saludos Sor Gina!

      Eliminar
  4. Como dicen por ahí, es tan ridícula que posiblemente sea verdad...
    A mi me contaron una historia parecida, un chico, solo en su casa, decide cascarsela viendo el canal X del Digital, se pone en bolas y empieza, a esto que escucha la puerta de casa, eran sus padres, corriendo para que no lo cojan intenta vestirse, medio recompuesto (aunque daba un cantazo que se le notaba de lejos que algo hacía) se da cuenta de que no ha quitado la tele, en el ultimo instante antes de que sus padres entren en el salon, cambia de canal, con tan mala suerte que le da a un canal más y lo que sale es el canal XY, en eso entran los padres... conclusión, no solo lo pillaron haciendose una paja en el salon, sino que encima pensaron que lo habian cogido cascandosela y viendo una peli homosexual... la cara del padre, según dicen, era para verla... Otra historia tan inverosimil que podría ser verdad...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja es buenísimo! Me lo creo sin dudarlo vamos... sobre todo porque yo en su momento tuve Digital+ pirateado y se veia ese canal y es cierto... estaba al lado de los pornos normales.

      Y es cierto... para un tio... peor aun que le pillen viendo porno... es que lo pillen viendo porno gay... sin ser gay. jajaja

      Saludos!

      Eliminar
  5. Tuve una experiencia bastante bochornosa, y cuando la recuerdo me digo: ¡tierra trágame! Por suerte pocas personas conocen el suceso y creo que ninguna los detalles.

    Conocí a un chaval, vía chat. Por aquel entonces andaba bastante cachondita, y con deseos de probar cosas nuevas, emociones nuevas y distintas.
    Quedamos, me preguntó que a donde quería ir, le dije que me sorprendiera. Bien, me llevó a Gibralfaro. Me dijo si quería salir a tomar algo, le dije que no. (que nos quedáramos en el coche). La conversación casi no daba más de sí, era poco fluída. Me tentó a dar el paso, nos salimos fuera y nos liamos. No contenta con un lío de lenguas, en menos de dos minutos le estaba magreando el culo, dos minutos más tarde, metiendo mi mano por dentro de su camiseta.. Agarrándolo como una gata en celo literal. Me propuso entrar a la parte trasera del coche, le dije que vale.

    Aunque no podáis creerlo, llegados a este punto, no actuaba por puro deseo, simplemente por pura necesidad fisiológica, pues hacía muuuucho que no pillaba a un maromo. y aún así no estaba excitada, era como si estuviera rodando una película porno y en cada momento actuara "como lo que toca". Prosigo pues..

    Dentro del coche comencé a subirme encima de él "cabalgarlo", me quitó la camiseta, me quedé en sujetador (a plena luz del día, la gente pasaba por allí, yo no tenía vergüenza ninguna), más tarde me quitó los pantalones... me restregaba contra su pollilla, (minúscula, no llegaría a 14 cm), simulaba un acto sexual sin penetración y con tanga y sujetador únicamente. Fue a coger un condón, le dije que no quería. Y seguimos besándonos, acariciándonos... Volvió a coger su cartera y sacar un condón... le dije que no quería.... (lo tenía desconcertado).

    Me senté a su lado en el asiento del coche, a pajearle, me dijo que así tardaría mucho... (se me pasó por la cabeza chupársela, por suerte no llegué a hacerlo). Me metió algunos dedos en mi vagina, con la mala suerte de que el chaval era guitarrista y tenía las uñas kilométricas haciéndome mucho daño, le dije que parara. Total que haciéndole la paja a una pene asqueroso que nunca se iba a correr.. le dije: no quiero seguir. Me dijo: Vale.
    Nos vestimos, y cuando íbamos de vuelta me preguntó que qué me había pasado. Le respondí que no me había excitado lo suficiente (pura verdad), aunque mis hechos demostraran lo contrario.

    El chico se quedó completamente desconcertado, no es para menos, y yo muy muy abochornada, además nos volvimos a ver, pero ya no pude ni mirarle a la cara.

    Chicos, cómo reaccionarían o actuarían si hubieran sido presa de mis artimañas?

    Por otra parte, el chaval era el típico chuleta vacilón, así que tampoco lo sentí tanto por él, más bien por mí, pura vergüenza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... ibas a lo que ibas... el 95% de la gente que va a Gibralfaro va a follar directamente o con intenciones de hacerlo. jejeje
      Lo sé porque yo he ido mucho por ahí. jejej

      Lo que hiciste tiene un nombre compuesto muy bonito. Si no te lo imaginas... dímelo y te instruyo. jejeje

      Saludos malagueña!

      Eliminar
  6. Anónima (sólo hoy)30 de octubre de 2013, 17:26

    Hace muy poquito, y esto es cierto, me han pillado en el trabajo con la página de este blog abierta en plenas tetas (o tetazas, como dice siempre Adri). La persona que vio eso no era de confianza, ni conveniente por diferentes razones. Alegué que era de un amigo al que le gustaba que le hiciera comentarios de la misma, lo que tampoco es mentira.
    Hoy prefiero no poner mi nombre, me ha dado por ahí.

    ResponderEliminar
  7. Dar un mal paso y el desbalanceo provocar que se duela tu orgullo y en ese momento deseas que te trague la tierra, pero cuando vengo a visitarte me doy cuenta que no es nada comparado con lo que aquí leo.

    Doblemente vergonzoso para Jorgito.

    Un abrazo Malagueño.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...