Vagina Entrenada

Hace poco, hablando con una amiga por email... ¿se dice hablar?... me propone que escriba sobre las "Cangrejeras".


¿Que cojones es eso?

Juro por Dios y por la sonrisa de Bárcenas que lo primero que hice fue buscar en google. Vale... me salen unas zapatillas de plásticos horrorosas no... lo siguiente... y encima que las recuerdo cuando yo era chico como las zapatillas de la vergüenza... que nos compraba nuestras madres.
Os hablo de esa feliz época en la que uno se meaba en la piscina de la urbanización con una cara de orgullo y satisfacción que ni Juan Carlos I, vamos.


En fin... le vuelvo a preguntar a mi amiga, que por cierto no la conozco en persona pero doy fe que tiene un coco interesante. Yo imaginaba que los tiros iban por otro lado... error por mi parte.

Y ya me explica: "En lo que yo sé, ser una cangrejera consiste en ejercitar los músculos interiores de la vagina, para apretar el pene cuando está dentro, como si se tratara de una paja pero con la vagina. No sé de ninguna de mi entorno que lo sea, es decir que lo admita en público. Lo más parecido a eso es toser cuando el pene está dentro, o reírse muy fuerte, o contraer de alguna forma. La cangrejera
creo que también se estila en la prostitución de alto nivel, y cuando se hace consiste en un ejercicio continuado, no tan irregular como un estornudo. Quizás las bolas chinas sirvan de algo... Puede que en el foro tengas sorpresas, y más de una forera se declare cangrejera."

¿No me digáis que la chica no es un crack?

Me ha matado lo de estornudar.... ¿pero quién no ha sentido alguna vez como le estrangulaban la polla mientras estaba follando y la chica estornudó de repente?
Es la pura verdad... si estornudas... contraes la vagina. Yo no soy tia y os juro que lo he experimentado unas cuantas veces.

Pues bien... no se como llevareis vosotras las chicas este tema. He tenido varias follamigas que lo hacían a voluntad e incluso me decían "¿lo sientes?". Si... la verdad es que se siente... y hasta tiene su punto... pero tampoco es nada del otro mundo.


Ya me ha entrado el gusanillo... y cuando a mí me entra el gusanillo... si o si lo tengo que experimentar. Me gustaría probar a que me lo hicieran durante un rato mientras estoy follando y se forma regular. A ver que tal es.
Porque sentirlo lo he sentido... pero no más allá de unas cuantas veces o cuando se corren.

O quizás es que no tenían la suficiente fuerza. A ver... yo lo he notado... pero tampoco es que produzca un placer brutal. Quizás con mas fuerza.... yo que se.

Por si alguna feligresa se quiere poner a ello, aquí dejo un link sobre 10 ejercicios para fortalecer los músculos interiores de la vagina.

Aunque yo sospecho que si te masturbas con regularidad... los músculos seguro que están al menos ejercitados. Y ya no digamos si follas a menudo. Bueno y también tengo entendido que de cierta forma se ejercita con el mismo grupo de músculos que las piernas... así que si haces spinning o haces algún tipo de deporte que te ponga las piernas duras... ya sabes que no es lo único duro que tienes. jeje

Aunque si lo que queréis es ejercitar específicamente esa zona nada mejor que experimentar de forma regular con unas bolas chicas. Se compran en cualquier sexshop o tienda erótica.


Os dejo un video de youtube de mi amiga Nayara sobre este tema: http://www.youtube.com/watch?v=-5YrwoRIrYE

Siento curiosidad... ¿que experiencia tenéis vosotros sobre este tema?

Y si alguien se pone manos a la obra... que vaya contando sus progresos. Más adelante volveremos con este tema a ver que tal.

22 comentarios :

  1. Qué interesante el post de hoy. Parece que se trata de masajear con la vagina todo el pene, durante un rato, con lo que si se hace bien, la presión sería alrededor de todo, y no sólo parcial como se consigue con la mano o la boca. Parece imposible, pero el Malgueño nos invita a practicar y ver qué conseguimos en un tiempo. Chicas ¿por qué no?
    Y se me ocurre algo: ¿Se puede hacer lo mismo con el ano? Sería interesante aquí la opinión de algún chico homo, o quizás de alguna chica que lo tenga trabajado.
    Y más perverso aún: sólo en chicas, doblemente cangrejera, vaginal y anal. Una mujer así no tendría precio, aunque parece de cómic erótico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animando a las chicas a que se lien a tocarse y a jugar con su coñito... tú vas a ir al infierno del tirón, lo sabes ¿verdad?
      Lo tuyo no tiene arreglo.

      Eliminar
  2. Todas las mujeres podemos ser "cangrejeras", básicamente por el hecho de que todas tenemos los mismos músculos vaginales, la diferencia está en cómo los entrenemos.
    La mayoría de mujeres no dedican ni un minuto de sus vidas a su suelo pélvico (aunque se pasen horas en el gimnasio, por cierto, ningún ejercicio para piernas lo fortalece, solo los específicos para esta zona) cuando unos mínimos ejercicios reportarían grandes beneficios a ambos miembros de la pareja.
    Los ejercicios de kegel y las bolas chinas fortalecen los músculos vaginales para poder controlarlos mejor (hacer la cangrejera) y para muchas otras cosas más que aquí os dejo explicadas en uno de mis primeros videos: http://www.youtube.com/watch?v=-5YrwoRIrYE
    En cuanto al ano, no cuento con demasiada información, pero diría que los músculos no funcionan de la misma manera. Aun así, habrá que preguntarle a un fisio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no es eso lo que tenía entendido. Tengo entendido (hablado con un amigo fisio) que cuando una mujer tensa las piernas... también se tensan los músculos internos... aunque imagino que no de la misma manera que con los ejercicios kegel de esos.

      En fin... mala información. Gracias por corregirme.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Ufff había oido hablar de estos ejercicios pero nunca lo he sentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si los he sentido, pero tampoco es para tanto.
      Las mujeres creen que eso es como unos dedos pajeadores y no se yo... igual una alguna que lo tenga super-ejecitado puede...

      A ver si alguien que haya experimentado fuerte eso nos lo explica. Gracias por comentar tio!

      Eliminar
  4. Cangrejeros, no son los que en semana santa, van caminando de espaldas mirando a la virgen?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... no exactamente. Te has desviado un poquiiito del tema.
      Esto no tiene demasiado que ver con la Semana Santa.

      Pero da igual... tú sigue. Saludos. jejeje

      Eliminar
  5. Os cuento mi caso personal: Hace años por culpa de un aborto me hicieron un legrado muy agresivo y las paredes de mi útero se han debilitado mucho hasta el punto de no tener fuerza para aguantar el feto en caso de embarazo. Después de eso, la ginecóloga me recomendó usar bolas chinas para fortalecer la musculación. Llevo como 2 años usando las bolas y haciendo ejercicios y os aseguro que mi pareja si que nota la presión. Según sus palabras es como si el agujero se estrechara y la presión sobre el pene es mayor cada vez que entra y sale y es muy placentero.
    Como ha dicho Nayara, todas las mujeres somos capaces de hacerlo a base de práctica al igual que todas podemos fortalecer un músculo.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro!
      Oye y una curiosidad... Y hacer esos ejercicios con las bolas chinas... ¿que se siente? ¿te pone algo cachonda hacer esos ejercicios o...?

      Eliminar
    2. Llevar las bolas y hacer algo de ejercicio para mi ya es algo excitante y si a eso le unes los ejercicios de contraccion la verdad es que es bastante divertido.

      Eliminar
  6. Interesante, yo a veces lo intento, pero creo que la única que lo noto soy yo, un desastre vaya...Ésto de fortalecer esos músculos es buenísimo, no solamente para el sexo, sino como ya sabréis, es muy importante para evitar o paliar la incontinencia urinaria que con la edad o por tener muchos hijos, deja esos musculos demasiado débiles, en realidad sería recomendable que todas tratáramos de fortalecer esa zona.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si.
      Tengo entendido que ejercitar esos músculos viene muy bien también para cuando se llegan a ciertas edades. Y esto nada tiene que ver con el sexo.

      Saludos Sor Gina!

      Eliminar
  7. He experimentado esa sensación, pero no más allá de unos segundos, por un estornudo o risa.
    Es cierto que había oído hablar de la función de las bolas chinas, pero ninguna de mis parejas las ha utilizado.

    1 saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tardas en regalarle unas bolas chicas a tu pareja actual. jeje

      Saludos.

      Eliminar
  8. Yo creo que son muy beneficiosos tanto en términos de salud como de placer sexual para la pareja. También hay ejercicios de kegel para hombres http://www.ejercicioskegel.com/. Respecto a las contracciones anales, digo yo que no necesitaremos a un chico para que nos lo cuente, muchas señoritas deberían poder contárnoslo igual. El músculo que se fortalece con ellos potencia igualmente la capacidad de realizar contracciones anales que vaginales. En el caso del hombre, potencia el control y la erección. Una buena técnica sexual es imprescindible si queremos hacer gozar a nuestros partenaires. Debido a Mis evidentes inclinaciones, diría que los ejercicios de Kegel son una parte imprescindible del adiestramiento sexual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mola "Adiestramiento sexual"... tengo pendiente hacer un artículo sobre esos temas.


      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  9. Recuerdo que una vez, hace siglos, vi un reportaje sobre esos ejercicios y, aunque era relativamente joven, me obsesioné....y estaba contínuamente contrayendo la vagina y relajándola.
    Mira, ahora mismo también lo hago delante del ordenador jajaja.
    El problema (o no) es que a mí estos ejercicios, este movimiento, me excita mucho...claro, es algo incómodo en la oficina.
    Así es que no quiero ni pensar qué me pasaría con las bolas chinas, pero las probaré.

    ResponderEliminar
  10. Hola.

    Me llamo Tobonio, será un poco (muy) largo mi comentario, pero realmente es algo que merece ser contado: quería comentar que al igual que las mujeres tienen una musculatura asociada a su vagina y al control de la orina (el suelo pélvico), los hombres disponemos de otro músculo análogo, llamando "pubocogígeo". Ejercitar este músculo (fortalecerlo y aprender a usarlo a voluntad) tiene efectos muy beneficiosos sobre el control de la eyaculación (pero en cambio me temo que no ayuda de forma física contra la impotencia).

    Lo complicado de ejercitar ese músculo es que muchos hombres no son capaces de identificarlo. Para descubrir cual es, y reconocer la sensación que se tiene al contraerlo y así poder ejercitarlo, recomiendo tomar una pequeña toalla de esas de mano, nos ponemos de pie y colgamos la toalla en la punta del pene en erección (como suena). Una vez así, hacemos el intento de "apretar" intermitentemente para subir la toalla. Ya tenemos el músculo pubococígeo localizado, ahora hay que saber como entrenarlo.

    Hay un libro que habla del tema, aunque es difícil de encontrar. Se llama "El Método Faszufu" (Faszufu es el autor). Yo lo conseguí en pdf por ahí y os digo que aplicando los primeros capítulos, es decir, solo con localizar el musculo, ejercitarlo con contracción/relajación unos 20 minutos durante una semana o así, y aprender a relajarlo en determinados momentos del acto sexual, los resultados en mí fueron sorprendentes. Ni yo me lo creía. De los típicos 5-10 minutos y con pausas, he pasado a horas literalmente sin parar y controlando la eyaculación.

    Pensadlo: Los beneficios de controlar cuando te corres no son solo mecánicos, lo de "durar más" y tal... Es que cuando caes en la cuenta de lo que aguantas, resulta que coges confianza e intentas cosas que antes no hacías. Cambiar muchas veces de postura, darle a tu pareja diferentes ritmos en función de como va la cosa, las pequeñas inseguridades que a veces causan impotencias desaparecen...

    Lo recomiendo 100%, y lo siento por el tocho.

    ResponderEliminar
  11. Hola.

    Me llamo Tobonio, será un poco (muy) largo mi comentario, pero realmente es algo que merece ser contado: quería comentar que al igual que las mujeres tienen una musculatura asociada a su vagina y al control de la orina (el suelo pélvico), los hombres disponemos de otro músculo análogo, llamando "pubocogígeo". Ejercitar este músculo (fortalecerlo y aprender a usarlo a voluntad) tiene efectos muy beneficiosos sobre el control de la eyaculación (pero en cambio me temo que no ayuda de forma física contra la impotencia).

    Lo complicado de ejercitar ese músculo es que muchos hombres no son capaces de identificarlo. Para descubrir cual es, y reconocer la sensación que se tiene al contraerlo y así poder ejercitarlo, recomiendo tomar una pequeña toalla de esas de mano, nos ponemos de pie y colgamos la toalla en la punta del pene en erección (como suena). Una vez así, hacemos el intento de "apretar" intermitentemente para subir la toalla. Ya tenemos el músculo pubococígeo localizado, ahora hay que saber como entrenarlo.

    Hay un libro que habla del tema, aunque es difícil de encontrar. Se llama "El Método Faszufu" (Faszufu es el autor). Yo lo conseguí en pdf por ahí y os digo que aplicando los primeros capítulos, es decir, solo con localizar el musculo, ejercitarlo con contracción/relajación unos 20 minutos durante una semana o así, y aprender a relajarlo en determinados momentos del acto sexual, los resultados en mí fueron sorprendentes. Ni yo me lo creía. De los típicos 5-10 minutos y con pausas, he pasado a horas literalmente sin parar y controlando la eyaculación.

    Pensadlo: Los beneficios de controlar cuando te corres no son solo mecánicos, lo de "durar más" y tal... Es que cuando caes en la cuenta de lo que aguantas, resulta que coges confianza e intentas cosas que antes no hacías. Cambiar muchas veces de postura, darle a tu pareja diferentes ritmos en función de como va la cosa, las pequeñas inseguridades que a veces causan impotencias desaparecen...

    Lo recomiendo 100%, y lo siento por el tocho.

    ResponderEliminar
  12. Resulta que mi mujer es una cangrejera, término que he aprendio aquí. A medida que fue haciendo pilates en el gimnasio se le fue apretando la vagina hasta un punto en que el sexo con ella es como si te la tratara de arrancar. Es una intensidad y placer indescriptible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj... dile que se controle que cualquier día te le dejas dentro.
      Saludos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...