Donde hay pelo hay alegría


El centro de este relato son los coñitos peluditos. Me obsesionan y me encantan. Yo creo que la culpa de toda esta obsesión es por el hecho de no haber estado nunca con una chica con el coñito en condiciones con sus pelitos como la naturaleza nos lo prepara.

Creo que esta obsesión me viene porque de pequeño, con 12 o 13 años... había venido mi tia a visitar a mis padres y a pasar unos días. Mi tia en ese tiempo era la tipica mujerona andaluza morena, 30 años y con unas tetas bien puestas. Algunos la llamarian “jamona”... ya sabes... no gorda pero si prieta.

La cosa es que estando yo tan feliz en la cama una noche a eso de las 11 pensando en mis chorradas sin poder dormir (siempre me ha costado mucho conciliar el sueño, no se porqué), entró mi tia a la habitación sin encender las luces. Me llamó por mi nombre y yo para jugar me hice el dormido con los ojos cerrados y todo. Ella al creer que yo estaba dormido decidió cambiarse de ropa para salir... se quitó la camiseta, los pantalones. Yo de reojo miraba y no me podía creer lo que estaba apunto de ver. La habitación aun a oscuras se veía todo bastante bien porque la ventana estaba abierta y había una farola cerca en la calle. Vi perfectamente como se quedó en bragas... fue a la maleta y se agachó a coger su ropa de fiesta. Luego vi como se quitó las braguitas (tipicas blancas finas normales de los años 80) y se quedó con el coñito al aire. Tenía un coño recortadito por los lados pero muy muy peludito y tupido, de hecho ya se le podía intuir aun con las braguitas puestas.

Y la cosa es que se movió de un lado a otro de la habitación cogiendo sus pinturas así que pude admirar ese precioso coño de mujer durante un buen rato antes de que se pusiera la ropa y se fuera.

Señores y señoras... yo creo que esa imagen me marcó de por vida, os lo puedo asegurar.

Con el paso de los años he tenido bastantes experiencias sexuales con distintas mujeres... pensad que ahora tengo 32 años y aunque soy algo tímido... desde siempre me han encantado las mujeres. No las he contado pero creerme que han sido bastantes.

He estado con españolas, extranjeras, rubias, morenas, mulatas... pero por capricho del destino siempre ellas han tenido el pubis muy depiladito... dejando la tipica línea finita por encima del clítoris o incluso nada. Coñitos rubios, morenitos o pelirrojos pero siempre  muy muy recortados.

Y para colmo mi actual novia se hizo la depilación laser antes de conocernos... osea que no tiene ni un solo pelito ni le crecerá nunca.

Con el paso de los años reconozco que me he ido obsesionando un poco... por ejemplo a la hora de elegir ver porno me bajaba las peliculas xxx de los años 80 donde salian hembras de verdad con coñitos bien grondosos. Ya de pequeño me apasionaban las pelis tontas de esteso y pajares donde siempre salian mujeres asi.


Desde hace varios años visito con mi novia diferentes playas nudistas y he podido ver que esta norma de depilarselo lo hacen hoy por hoy el 99,99% de las mujeres menores de 30 años. Sólo en algunas mujeres maduritas he podido admirar ese manjar visual y francamente... hay muchisima diferencia para mí.

Os lo voy a intentar explicar tal desde mi punto de vista:

Cuando veo una mujer con el coñito depilado no me inspira sexo, me inspiar amor fraternal, como una niña pequeña.

En cambio veo un coñito bien peludito (siempre que esté arregladito un poco por los lados) lo que me inspira es puro sexo. Creo que son mujeres de verdad con todas sus letras. “Hembras”. Jejeje

Se que algunas mujeres dan la excusa de que es antihigienico y que huele pero yo creo que una mujer si manteniene una higiene normal no tiene porqué oler mal.

Distinto me parece en los tios, creo que resulta más estético tener la polla depilada. No digo que se quiten todos los pelitos pero si que se lo recorten para que aquello no parezca la jungla.

En fin... ya sabeis mas o menos lo que me da morbo.

Resulta que hace unos meses me dio por poner un anuncio en una web de contactos diciendo simplemente que me gustaria contactar con una chica con un pubis peludito. Sinceramente no me esmeré mucho en el anuncio porque nunca pensé que nadie normal respondiera.

La cosa es que respondieron varios tios diciendo que sus mujeres lo tienen asi o asá... pero no era lo que yo buscaba.

A los 3 días me respondió una mujer diciendo que ella era lo que yo buscaba y me dejó un teléfono para que me pusiera en contacto con ella, sin dar muchos detalles alegando que ella no se lleva bien con los ordenadores.

La llamé dos veces. La primera vez no contestó nadie.

La segunda vez me contestó una voz de mujer bien adulta. Al principio estaba algo cortado y le pregunté edad, que si creia que yo estaba loco por esa petición y digamos un resumen de lo que yo acabo de intentar explicaros.

La mujer vamos a llamarla Ana, decía tener 40 años. Soltera. Decia que tenia amigos especiales y que si queria que podriamos quedar en vernos.

Decidimos quedar en tomar un café al dia siguiente en una cafeteria cerca de la zona donde yo trabajo.

La verdad la cita me tenía bien inquieto, pensaba que vendría una mujer muy muy fea o algo así.

Yo llegué unos minutos tarde totalmente aposta (reconozco que prefiero llegar tarde y ser yo el esperado).

Había varias mesas ocupadas y una con una mujer sola.

Llevaba un vestido palabra de honor, blanco con dibujos raros, corto por las rodillas. La chica era morena, pelo rizado por los hombros, guapa de cara aunque desde luego no era ya ninguna niña. No gorda pero si con algún que otro kilito de más en el pandero jeje y estaba tomando un café.

Como no me fiaba que fuera ella decidí darle un toque al móvil y rapidamente noté que se echaba mano al bolso porque le sonaba su movil. Si... era ella.

La saludé, me presenté y pasado los primeros minutos de corte total la verdad es que era una mujer muy agradable y divertida. Me contó que nunca se había casado pero su vida sexual siempre ha sido muy movida, trabajaba de funcionaria pública (hacienda) y por lo que pude notarle... quizás se aburria un poco y por eso me contestó.

Resulta que coincidiamos en muchas cosas, gustos comunes.

Esa cita no tuvo nada de sexual, aunque si hablamos de sexo... pero más bien como hablan dos amigos de los de toda la vida.

Noté que yo le gusté y desde luego ella a mí me gustó bastante.

Nos despedimos y hablamos de quedar de nuevo pero sin concretar nada... total tenía su teléfono así que no quise forzarla.

A los 10 minutos de habernos despedido yo estaba en mi lugar de trabajo y recibí un sms en el movil que ponia “Me has gustado muchisimo. Me has dejado un poquito mojada. A ver cuando me llamas y te enseño lo que tanto deseas ver”

Yo le respondí seguido diciendole que ella también me gustó mucho y que por mí cuando quiera podemos vernos, pero que yo no tenía sitio.

Ella me respondió preguntandome cuando tenia tiempo.

Y le dije que al ser comercial por las tardes me era facil escaparme. Era mentira... realmente cuando tengo tiempo de verdad son las mañanas... pero ella misma en la cita se encargó de decirme que trabajaba de lunes a viernes hasta las 2... así que digamos se lo facilité.

Me respondió con una dirección y una hora.

No es que me fuera muy facil escaparme en ese horario, pero todos sabemos que si una persona de verdad quiere... sabe ingeniarselas para tener un par de horitas libres.

Total que a la hora señalada me presenté allí como buen chico obediente. La casa no es que fuera la cosa más ordenada del mundo, pero eso a mí me da un poco igual. Me hizo pasar al salón. Nos sentamos juntos en el sofá. Y me ofreció vino.

Tenía unos pantalones anchos y un top... le daba un aspecto muy juvenil la verdad.

Se notaba en el ambiente que algo iba a pasar. A pesar de que reconozco que soy algo tímido... sabía que tanto ella como yo queriamos... así que decidí acarciarle la pierna suavemente... ella me correspondió descalzandose y poniendome las piernas encima... como recostandose en el sofá conmigo.

Nos besamos.

La mujer besaba bien... se la veia con experiencia.

Olia recién duchada y perfumada.

De pronto me dijo... “Me sorprende que aun no me hayas desnudado”.

Yo me reí y decidí quitarle los pantalones.

Vi que llevaba unas braguitas blancas lisas, no eran transparentes pero se le notaba que justo en la zona que tapa el coñito tenia una montañita de pelitos... es decir se notaba a través de las braguitas que lo tenía peludito. Decidí tomarme mi tiempo... no queria correr... y la verdad es que queria que ella disfrutara también.... así que fui poco a poco.

Nos besamos... nos acariciamos... yo la recorrí entera con mis manos y la posé encima de sus braguitas. Palpé... era un gustazo para mí. De verdad que gozada... deseaba arrancarle las braguitas y disfrutar de ese manjar pero me tenía que contener.

Al acariciarle por encima de las braguitas se las descoloqué un poco y vi como se le salian los pelitos del coño por encima de las braguitas. Un gustazo visual para mí.

Noté como en esa zona la temperatura estaba alta... era la primera vez que tocaba a una mujer y que tuviera la zona del coñito muy muy caliente... demasiado con respecto a su cuerpo.

Seguí jugando más... y ella se dejaba como una gatita. Lo disfrutaba.

Se puso de pié y me dijo si yo queria quitarse las braguitas... así que yo puse mis manos a ambos lados de las braguitas y tiré de la cinta hacía abajo. Por primera vez vi ese coño de mujer en todo su explendor.

Era grande, peludito, generoso y con los labios algo prominentes.

Pensad que ella estaba de pié frente a mí y yo sentado en el sofá... acerqué mi cabeza a ese coñito y hundí mi nariz en su coño... dios olia genial! Un olor muy muy sexual y algo mojado.

Los pelitos eran rizaditos pasé mis dedos como para peinarlos con mi mano y realmente mis dedos se perdian ante tantos pelitos.

Mi diosa empezaba a gemir... se la notaba con ganas ya de querer correrse.

Me dijo de irnos a la cama.... y allí ella pidió guerra!

Palabras textuales “Comeme el conejito hasta que me corra” cosa que hice obedientemente.

Os tengo que decir que es completamente distinto comerselo a una chica sin pelitos que a una chica peludita. Da más juego.

A una chica sin pelitos te concentras más en el clitoris creo... con una chica con el coño peludito juegas con sus pelitos... incluso los chupas... es una gozada total.

Hice que se corriera más rápido de lo que yo pensaba... estaba muy muy mojada... lo vi sobre todo cuando tuvo las piernas abiertas.

Se quedó agusto una vez que se corrió... pero aun así pedia mas. Nos desnudamos totalmente los dos. Me devolvió el “favor” con una maestria increible y luego tuvimos sexo con condón... entraba dentro de su coñito con mucha facilidad.

Se lo dije y en respuesta me dijo que es que ella se masturbaba todos los dias con juguetes... no se si eso tiene algo que ver o no.

La verdad ambos lo pasamos muy bien... y yo cumplí mi deseo.

Lo malo es que una vez que he probado lo que tanto buscaba... ahora quiero mas. Jejeje

Con esta mujer solo quedé una vez... por cosas que no vienen al caso.

Os digo una cosa a las mujeres:

Por favor no os dejeis llevar por modas absurdas y hacer lo que querais... si quereis ir con el coñito depilado o si quereis con el coñito peludito... pero porque vosotras lo decidais... no por modas.

Y tener en cuenta que no a todos los tios les gusta depilado. Os aseguro que no soy el único tio que le gusta así. Esto va por gustos, como casi todo en esta vida.

4 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Esta moda de depilarse no me gusta nada, y tampoco me da especial morbo ver un coño depilado, parece el coño de una niña y no de una mujer.
    Yo a mi novia le digo que cuando se depile el coño lo hago solo por los lados y que siga con su coño bien negro.
    La verdad es que yo he tenido suerte porque mis novias siempre lo han tenido peludito, como a mi me gusta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder... ¿tú vives en España?

      Yo no he tenido esa suerte. Te puedo decir que más de la mitad de las chicas con las que yo he estado lo tenian sin pelitos.

      Y la que tenia... se dejaba una linea demasiado fina para mi gusto o cuatro pelos nada mas.

      Eliminar
  2. Yo estoy totalmente de acuerdo, me encantan los "coñitos peluditos"!

    Los primeros que vi en la tele siempre eran así, tanto en pelis de "Pajares y Esteso" como en las porno...

    De hecho, yo diría que es una de mis "perversiones" ya que a veces miro webs con fotos de "hairy bushes" y me pone mucho ver rubitas "de pote" con todo el pubis bien negrito y también me gustan mucho las pelirrojas, supongo que por "exóticas".

    Te felicito por la experiencia que narras aquí y por todo el blog, lo he descubierto hoy y me encanta!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa igual que a mí... me encantaba ver las pelis de Esteso y Pajares precisamente por las chicas... muy naturales... como debe ser.

      Yo ya lo he dicho alguna vez... visualmente prefiero 100 veces mas una chica peludita que una sin pelo... pero para "jugar" en persona... la balanza se equilibra.

      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...