Acceso a contenido porno antes y ahora

Si, por lo que se ve me estoy haciendo viejo. Me he dado cuenta que miro mucho hacia atrás en la vida, sobre todo en lo que respecta el morbo y el sexo.

Os explico: Yo tengo 35 años, tan viejo no soy, pero este mucho ha cambiado una barbaridad en 20 años.
Cuando tenía 12-14 años era dificilísimo encontrar porno, nos conformábamos con mucho menos. En mi caso empecé por ver las fotos de los catálogos de Venca que enviaban a casa. En especial me interesaba mucho la lencería. jeje. Se veían chicas en braguitas, que como mucho se le notaba que se veía algo negro detrás. Y con eso ya tenía para mis pajas.
Os juro que me hacía unos pajazos increíbles, viendo una y otra vez las mismas fotos.
Cuando ya tuve 15 años empecé a grabar a escondidas las pelis guarras del Canal+. Si, mis padres tenían el famoso "descodificador con la llave" y mi técnica era programar el vídeo para que grabara la peli y me despertaba a eso de las 5 de la mañana para sacar la cinta del vídeo VHS y esconderla, para verla tranquilamente cuando me quedara a solas.

Recuerdo también cuando compré mi primera revista erótica, fue Interviu. Ahora cualquier niño de 16 años lo ve de risa, puesto que es una revista de política y economía. Sólo trae 6-7 páginas guarrindongas. Normalmente trae 3-4 paginas de la chica de la portada que suele ser una famosa y no enseña mas que las tetas y braguitas semitransparentes o algo asi. Y luego ya otras 2-3 páginas de otra chica no tan conocida en la que ya se la ve todo.
El caso es que para la compra de mi primera revista elegí estratégicamente un kiosko que fuera lejos de la zona por donde yo vivía, no sea que me reconocieran. Fue todo un acontecimiento. Pensaba que no me la iban a vender.
El caso es que le eché valor y la compré. No obtuve ninguna pega. La guardé en mi carpeta del colegio y al llegar a casa me maté a pajas en el baño disfrutando de la revista.
Con el tiempo me aventuré a comprar otras revistas ya pornograficas totalmente: Playboy, Penthouse y Cherry.
El kioskero se portó genial, nunca me dijo nada salvo alguna vez que otra un simple "Disfurtala!" Incluso en una ocasión en la que mientras andaba comprando una revista llegó una señora de esas que se pegan al cristal y el kioskero me dijo "Toma aqui tienes la revista de videojuegos" y la metió en una bolsa enrollada para que la mujer no viera que era pornográfica.
Recuerdo que las veía y las volvía a ver luego ya cuando me cansaba se las regalaba a mis amigos del instituto.
En ocasiones también se daba mucho el tema de compartir, pero compartir de verdad y no como ahora que la idea de compartir es enviar una foto por whatsapp. jeje
Incluso en varias ocasiones con mis amigos llegamos a juntarnos 4-5 para ver una revista guarra o una peli. Y sinceramente era un morbazo porque los comentarios eran la caña.
En una ocasión decidí cambiar de kiosko y cuando le pedí el Playboy me dice la dependienta "¿Pero niño tú que edad tienes?" Joder que mal rollo me dió. Me fui de ahí sin decirle adiós.

El caso es que cada cosa que caía en mis manos para mí era todo un acontecimiento, lo disfrutaba y lo valoraba como se debía.
Hoy un niño de 16 años entra en Internet y tiene todo el porno del mundo, totalmente tematizado, vídeos  fotos, relatos... Estoy seguro que ellos no lo valoran. Y con 18 años ya están hartos de ver de todo. 
Me da cierta envidia pero también me da cierta lástima de ver el poco esfuerzo que a ellos le supone ver porno y por lo tanto lo poco valorado que lo tienen.
Además se puede decir que yo fui paso a paso... primero los catálogos de lencería, luego revistas, pelis y luego el comienzo de Internet.
Los chicos de hoy en día tienen todo a su disposición desde el primer momento.

Pero en fin es lo que hay, época tiene su historia.

Si tenéis tiempo y no os molesta podéis escribir en los comentarios como empezasteis vosotros y a que edad. 
Gracias por leerme.


9 comentarios :

  1. Aunque soy de una generación más temprana que la tuya, también lo pase fatal buscando porno, la primera vez que lo vi de verdad, fueron unos cds de mi hermano que los tenía escondidos, ademas la primera vez me conformaba con que se me pusiera palote y na mas, pero tras ver esas pelis lo probé y menudo descubrimiento. También recuerdo que me servían las fotos de la sección de contactos del abc,me las arreglaba para quedarme hasta las tantas y ver la zona caliente de las teles locales, pero todo eso se acabo cuando a los 16 o 17 contratamos nuestro primer adsl

    ResponderEliminar
  2. Que curioso. Los hermanos mayores siempre han ayudado mucho. jejeje. Tengo un amigo que le pillaba revistas xxx a su hermano.

    ResponderEliminar
  3. La primera mia fue Penthouse, recuerdo que cada dia al ir al insti habia una pequeña pepeleria con las revistas en la puerta. La de Penthouse me llamaba la atencion, una hermosa hembra con las piernas habiertas y tetas al aire... cada dia durante semanas la veia, me empalmaba, seguida de largo...

    Era una atraccion casi magica.

    Un dia por fin me atrevi a entrar, sin pestañear siquiera entre, le dije al kiosquero, "quiero esa". El resto del dia no pude pensar en nada mas que en llegar a casa y disfrutar de la revista... que experiencia religiosa...

    Siguieron muchas mas, claro. Y las metia debajo de mis comics.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay algo muy especial en esa época con las revistas. Como apenas veias tetas al aire... era muy especial. Los chicos de hoy en día no lo entenderian. Están demasiado acostumbrados a ver cuerpos desnudos.
      Que lastima.

      Eliminar
  4. Exactamente igual q tú... a escondidas. Mi primer amor de revista fue Blanca Marsillach (tengo una entrada de ella).

    Pero es verdad, con la hipocresía de las fotos de menores y son ellos los que a los 15 años son dueños del cibersexo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, yo empece con esto del porno y las pajas a la edad de trece años. Casi me ha pasado lo mismo que tú, desde el rescate de un catálogo de lencería que se iba a la basura, en el que había cada tía más buena enseñando poco pero luciendo bien la lencería, o tambien programar el VHS para grabar la señal en UHF de un canal que a la medianoche emitía chicas desnudas y algo de softporn, que para mis 14, 15 años era la hostia! El problema era que el grabador VHS hacía un ruido casi infernal para la quietud en que todos duermen a la medianoche. Recuerdo haber grabado apenas tres o cuatro veces secuencias de chicas desnudas.

    Lo realmente admirable fue cuando en el colegio un amigo me pidió que le cuidara un video porque hacían requisas y yo tenía fama de ser el ingenuo que no trae nada interesante. Por cuidarselo, le pedi que me dejara verlo de un día para otro, cosa que accedió. Esa vez recuerdo haberme pajeado 4 veces seguidas: era por fin el súmmun del porno entre mis manos: sexo intenso entre franceses, algo de casting con chicas que se iniciaban en la industria del porno, lo que yo anhelaba desde que tenía uso de razón pajeril. Como no se me ocurrio comprarle el video y ya no devolverselo, ya que nunca antes habia tenido tanto morbo viendo ese video que era una grabacion de un canal francés de porno.

    Si tuve esas aventurillas de ir a un kiosko lejano, yendo en bicicleta, para comprar una revista triple equis. A veces me daba temor o corte pedir la revista y pagarlo, con las propinas que juntaba o me ahorraba de los pasajes en bus, o de no comer nada en el refrigerio para tener algo más de money. Recuerdo haber comprado una revista llamada Edad Legal, la version española del Barely Legal de Hustler, en el cual encontraba chicas morbosas y desnudas a flor de piel, casi de mi edad, lo que me sentia a gusto porque matándome a pajas, era como si lo hiciera con cada una de las chicas.

    Por la época que era escolar, en algunos diarios para generar margen de ventas, publicaban "falsas" enciclopedias de educación sexual, con lo cual el pretexto eran las secuencias de fotos de sexo explícito y el blablablá barato que acompañaba cada fascículo "coleccionable". Esos textos estaban de más. Lo malo era la calidad del papel, ya que era el mismo del diario, pero estabamos hablando de fascículos baratos con fotos enormes y varias en blanco y negro y la portada y el centro a color. Como les decia, varios diarios sacaban en simultaneo esos fascículos, ya que otro que se llamaba Kamasutra, ponían fotos ilustrativas de cada posición. También había la de las historias inventadas que guardaban cierta coherencia y creatividad con una secuencia completa de fotos con los mismos actores desde que se desnudan hasta que sale el "agüita de coco" embardunando a la actriz que lo recibe todo. El problema era que no todos los días salían esas publicaciones.

    ResponderEliminar
  6. Por otro lado, la calidad del papel y el color lo veías en esas revistas escondidas en los kioskos, y que para el presupuesto de un escolar era caro, lo cual implicaba ahorrar para obtenerlo. Revistas como cheri, woman, high society, playboy, hustler, penthouse... Yo sabía (intuía mas bien) que las revistas como PLayboy y Penthouse no valían tanto la pena porque mas quería sexo explícito entre sus actores. Por eso las revistas guarras que venían de España como high society y woman sí tenían lo que buscaba para el placer pajeril. A todo esto, les escribo desde Perú, si es que se dan cuenta que les comento desde ultramar. No tuve, desde luego una gran coleccion de revistas.

    Luego, del internet, hay un paso. Acá se pusieron de moda "las cabinas" de internet, en el que por una hora o dos uno podia alquilar la computadora y entrar al mundo maravilloso del porno sin gastar nada más. Para ser un escolar, era toda una novedad encontrarlo todo ahi. Mis primeras pesquizas fue entrarle a la categoría de las milf (las tías maduras). Me bastaba encontrar un set de 16 o 12 fotos a todo color y era feliz. Al video no le entraba del todo. recuerdo que mas me gustaba ver fotos que video, porque el video sonaba y sus archivos eran pesados. las fotos eran livianas de pesos y se podian guardar en un diskette de 1,4 megas. :D

    Luego, en un tiempo en los kioskos aparecieron unas revistitas a todo color, en papel couché o brilloso, de sexo explícito y secuencias casi completas entre actores porno. Lo que ahora ves en un set de 12 o 16 fotos, para la epoca verlo asi impreso era todo un boom. Ya no eran esos fasciculos de la misma calidad del diario, sino un papel mas respetable y de mejor calidad. De esos recuerdo haber comprado varios, haciendome amigo del hijo del que atendia el kiosko cerca de mi casa, y que me alcanzaba con una sonrisa de oreja a oreja un nuevo numero de esas revistas con nombres faciles de olvidar.

    Pero ya cuando el internet se volvió 2.0, de tenerlo en casa, de ver videos online, de coleccionar sets de fotos completos que sobrepasan los 100 megas (fotos en buena resolución), videos en HD, revistas escaneadas o digitalizadas al alcance de un click, y todas las categorías del porno visitadas y revisitadas, como que ya cansa un poco de tener ahora embotamiento pornográfico, cuando antes arañábamos y rascábamos el poco acceso al porno que teníamos. Incluso hay una galería para comprar dvds piratas, y ahi se consiguen las calientitas del mundillo porno en buena calidad y muchas bajadas de internet. Mi plato fuerte siempre seran las teenagers legales, luego paso a las maduras, de ahi ya por otras categorías como asiaticas, interraciales, etc. Eso sí todo a escondidas. Y recuerden, guardad celosamente el secreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sorprendido que a pesar de tú hablar de Perú y yo de España... las revistas y todo es lo mismo. De hecho me sonaban todas. Recuerdo haber comprado High Society, Edad, Legal, Cherri... todas esas. jejeje
      Muchas gracias por comentarlo. Me ha hecho recordar viejos tiempos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...